viernes, 26 de noviembre de 2010

Tragamillas 2011. (I)

Algunos habréis visto en mi perfil de facebook que estoy trabajando para la Tragamillas 2011 y efectivamente es así. Por un lado en el plano deportivo tratando de volver a salir a correr, algo que he abandonado mucho este año y que dadas mis escasas capacidades atléticas debo trabajar mucho para poder finalizar la prueba y a ser posible sin secuelas de importancia mas allá de unas típicas agujetas.


La verdad es que me va a resultar difícil por cuanto llevo sin ponerme un dorsal casi un año y en mis previsiones solo figura disputar la tradicional San Silvestre Vallecana el día 31 de diciembre en lo que se ha convertido en una tradición para mí en estos últimos años. Disfrutar de un día corriendo por un Madrid de gala, sin pretensiones de marca. Para ello ya he quedado con amigos que no son corredores habituales y que ese día se suman a la fiesta.

Pero volviendo a la Tragamillas, lo más importante para mí es el tema organizativo. Ya que en esta prueba, por encima de corredor soy una parte responsable de que las cosas salgan como es debido. Me sume a este proyecto de forma casi involuntaria y sin darme cuenta, allá cuando hace ya cuatro años al darme de alta en el club se me invito a asistir a una reunión de la organización. No conocía a nadie de los allí presentes y mi experiencia como organizador de eventos era mas escasa aún que la que atesoraba como corredor. Así que deje hablar a aquellos que llevaban más tiempo en estas lides y preste toda la atención posible al asunto. No era experiencia lo que sobrase en el grupo precisamente, pero se derrochaban ganas por lograr tener una buena carrera en nuestro pueblo y eso fue lo que movía a todos y cada uno de los allí presentes.

En los días siguientes me fui involucrando un poco mas con ideas y cosas que había visto por internet, esa gran desconocida hasta entonces y que sería la clave para lograr hacer crecer la carrera en los años siguientes.

Así tras la celebración de la primera edición salvada con un notable éxito dada la inexperiencia que nos hizo pagar alguna novatada, nos metimos en el ajo de lleno en la segunda edición y así hasta el día de hoy en el que nos enfrentamos a una quinta, que estamos tratando de cuidar de la misma forma que hemos cuidado las otras cuatro anteriores. Con nuevos retos y desafíos a sumar a las dificultades que siempre entraña el desarrollar un evento de estas magnitudes.

Así pues, la preocupación por el recorrido ya no es la misma que en años anteriores por cuanto contamos con un circuito asentado y que está comprobado que gusta a los corredores, sin embargo, el año pasado nos mostro que no se puede bajar la guardia ni un solo momento, ya que las continuas lluvias anegaron parte del mismo y se hizo necesario el trabajar duro para achicar agua en algunos tramos o hacer pequeños desvíos para evitar barrizales. Y todo a sumar a cualquier obra de ultima hora que pudiera surgir.

Tampoco es la venta de dorsales la mayor preocupación de la organización en este momento, ya que el año pasado la demanda de los mismos superó la cantidad ofertada y el entorno de crisis no ha podido frenar el boom del atletismo popular, como demuestra que los dorsales de las carreras más importantes de cualquier región de España se agotan en pocos días.

Ahora bien, la carrera sigue teniendo muchos desafíos y alicientes para los que estamos en la organización.

Conseguir que aumente el nivel deportivo (algo complicado cuando no ofertas premios en metálico), lograr un mayor peso a nivel nacional (cosa que vamos consiguiendo poco a poco), sacar a la gente a la calle y que muestren su apoyo a todos los que venidos de fuera pasan unas horas en nuestro pueblo, etc.

Todos estos retos son alcanzables si entre todos ponemos nuestro granito de arena. Ojala algún día esta carrera signifique para Villalba lo que para Potes significa su subida al desfiladero de la Hermida, para Segovia su Media Maratón, etc. Y es que existe un mundo de iniciativas que podrían aportar sinergias a la carrera y esta a su vez a los negocios y habitantes de Collado Villalba.

Así pues, seguiremos trabajando con la vista puesta en tratar de lograr algo lo más parecido a la “excelencia” para nuestra carrera. Para ello, estoy dispuesto a ser los oídos que escuchen todo aquello que vosotros ojos ven.

A lo largo del próximo mes iré avanzando nuevas noticias conforme estas se vayan produciendo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Prueba

Anónimo dijo...

Hola, estimado LLama_82:
En relación con la Tragamillas, estate atento al túnel bajo la autovía(en la zona de Los Altos de Villalba).
Está peor que nunca: con un reguero de agua permanente en el acceso que llega hasta su boca, una escalerita de precario cememento (¿!) y piedras y barro en una parte del mismo.
Un Saludo. JOSE MARIA

llama_82 dijo...

Gracias por tu comentario Jose Maria. Siempre comprometido con lo que pasa en tu urbanización y ayudandonos con la Tragamillas.

La "escalerita" ya me la encontré el dia de navidad cuando salí a dar una vuelta corriendo, algo que fue fruto de una entrada en este blog. Tendremos que estar pendientes, porque al otro lado, se han vallado todos los alrededores de la boca del tunel, por lo que podemos tener novedades un dia tras otro, pero eso es algo que nos ha pasado todos los años.
Aunque no soy de los encargados del recorrido, se lo comunicaré a los que estan mas pendientes del tema, que ademas a partir de ahora empiezan a hacer "quedadas" para mostrar el recorrido los domingos por la mañana, con lo que lo verán.

Y hablando de recorrido,es casi segura una modificación en el paso por tu urbanización, ya que seguramente se la circunvale por la parte superior una vez se salga del tunel. De esta forma no dejariamos aislada la urbanización como paso el año pasado con un corte de trafico muy mal diseñado por parte de la policia. Eso si, nos vamos a acordar de ese tramo, pero como habrá que quitar metros en otro tramo, casi seguro que lo haremos en el barrizal de El Coto de las Suertes.