sábado, 20 de mayo de 2017

Cerveza y más mondongo...

Un día más vuelve uno de “darse una vuelta virtual” por Collado Villalba a través de las redes sociales con la sensación de si no tendremos lo que verdaderamente nos merecemos. Si al final no somos todos los que tenemos muy poca altura de miras.

Resulta que durante este fin de semana se está llevando a cabo un festival de cervezas artesanas en la zona de la plaza del Ayuntamiento. Organizado por CYE Villalba (Asociación de Comerciantes y Empresarios) y con la colaboración del Ayuntamiento y un puñado de empresas del gremio cervecero y grupos musicales.

Como todo evento primerizo seguro que el proyecto es mejorable, pero desde el famoso grupo de “Vecinos” ya se han puesto los palos en las ruedas casi antes de que el evento comience su andadura y estamos en lo de siempre. Si no se hace nada, porque no se hace y si se hace, porque se hace.

En este caso el crimen y el delito alcanza la escandalosa cifra de 2€. Las horas de dedicación para llevar a buen puerto el asunto no importan, el espectáculo de las bandas de música, demás inversiones que haya tenido que hacer la organización no importan… Estamos siempre por encima del bien y del mal y el ataque de “ombliguismo” no nos deja ver más allá de este, pero para colmo no vemos que lo tenemos sucio.

Foto de Melchor Rodriguez en el grupo Vecinos
de Collado Villalba de Facebook
Para los que a estas alturas estén ajenos a la polémica les hago una breve introducción. Al parecer para poder disfrutar del festival lo primero que tienes que hacer es comprarte un vaso conmemorativo del evento que cuesta 2€ y que es el recipiente en el que te servirán las cervezas que vayas pagando después en los distintos stands, siendo convenientemente enjuagado entre servicio y servicio.

En un primer momento puede parecer un “sacacuartos”, pero luego lo piensas y no es tan mala idea, ya que fomenta el reciclaje y se eliminan un montón de desperdicios, pues al final de la jornada lo más lógico es que te lleves tu vaso. ¿Cómo amanecen cada fin de semana los sitios de botellón? ¿Cómo amanecerá la Plaza del Ayuntamiento dentro de un mes el domingo después del día grande de las Fiestas de San Antonio? Y esta idea al parecer no ha sido una genialidad local sino que se trata de una operativa habitual en este tipo de eventos.

Otras voces han clamado por el elevado precio del líquido elemento pasando por alto que se trata de cervezas artesanales, cuyo precio es bastante más elevado de la industrial. Tanto precio de costo como precio de venta en la distribución. Comparando el precio de estas cervezas artesanales que rondan los 1.90-2.15€ en las tiendas marcas como (Cibeles o La Virgen) con las típicas Cruzcampo, Mahou, etc… Y mezclando el canal hostelería con el canal distribución. Una comparación que no se soporta lo agarres por donde lo agarres.

Los que hacen esas comparativas argumentan la precariedad de su economía, pero permítanme que por ahí no pase. Si su economía es precaria la cerveza no puede ser tenida en cuenta como una prioridad y si aún pudiéndotelo permitir te parece caro, tienes la opción de irte al “bar de cabecera” y seguir fiel a tu grifo habitual, pero no pretendas que un evento como este subvencione un bien no prioritario o de necesidad.

A todos estos les recomiendo que un día se den un paseo hasta el polígono Europolis de Las Rozas y vean cómo funciona la fábrica de Cervezas La Virgen y prueben una de sus referencias. El primer problema que se van a encontrar es que el local va a estar lleno a rebosar, preparense para una buena espera sin van en hora punta y una lucha feroz por un trozo de mesa y una silla con colas que en ocasiones salen del local y eso cuando el precio del tercio si mal no recuerdo está por encima de los 3€, es decir casi un 50% más alto de al que lo encontraras en Carrefour, pero amigo estas en el canal hostelería, no distribución. Todo ello en un polígono, nada de "City Center", sniff...




Ahora me diréis que es que en Las Rozas hay mucho pijo o que si el nivel adquisitivo de ese municipio es más alto, lo cual es cierto, pero si aceptamos esta premisa como el gran dogma no estamos haciendo más que aceptar que somos un pueblo de tercera y que no podemos aspirar más que a tomar una birras del Lidl en la Dehesa y dejar esta hecha un estercolero cada semana. ¿Qué ganas va a poder tener alguien en montar un negocio como este o de perfil similar en nuestro pueblo cuando uno ve el nivel de sus ciudadanos?


Hago desde aquí un llamamiento a todos esos “Vecinos” para que tengan un poco más de amplitud de miras y aceptemos cada uno nuestra parte de culpa en que nuestro pueblo haya pasado a ser un pueblo de tercera división condenado al efecto “Mondongo y Salchipapa” y no solo en el aspecto hostelería donde esto no es un hecho aislado como pudimos comprobar hace unos meses con el tema de los Food Trucks. Eventos que en otras localidades han sido imán y foco de atención y que aquí solo han servido de carnaza para los que siempre viven anclados en las polémicas.

lunes, 8 de mayo de 2017

Laxitud extrema

Hace unos días pude disfrutar de un pequeño viaje por uno de esos rincones de España al que le tenía ganas, espero que este haya sido un aperitivo de lo que pueda ser más adelante una incursión más en profundidad en una de esas comarcas de España que todos deberíamos conocer.

Y como suele suceder, el viajar además de ser un placer, te permite desconectar de tus tareas cotidianas y lo principal, enriquece a la persona culturalmente, socialmente… Y este viaje no iba a ser menos.

Cierto es que no todo es exportable ni comparable, no puedes comparar la iglesia de El Enebral con el Románico de la Abadía de San Isidoro, ni el paisaje de Peñalba de Santiago con el parque de nuestro municipio que recibe el mismo nombre.

Pero sí que es destacable el ver la limpieza de las calles de esos pueblos y ciudades del interior, donde el vecino ha nacido, crecido y respeta su patrimonio e historia. Y es que el otro día alguien lanzaba la pregunta al aire en el Facebook de si los vecinos de La Estación éramos más guarros que los del casco histórico por la diferencia en la calidad de la limpieza de uno y otro lugar.

Inmediatamente salió el argumento de que la población extranjera es mucho mayor en una zona que en otra y que eso influía. Y aunque el argumento es xenófobo, no está cargado de una cierta razón, aunque eso sí, muy limitada y que no justifica en absoluto el etiquetar a toda la comunidad extranjera del mal de la suciedad en el pueblo. Como tampoco se puede culpar a todos los dueños de los perros, pero negar la mayor va a ser que tampoco. Son varios los factores y todos suman.

Y es que retomando el argumento anterior, todos hemos visto a gente sacando basura de los contenedores y dejándola fuera en su afán por encontrar algo que poder revender como chatarra o lo que sea. Recuerdo que fue polémica la “puesta en marcha” de la ordenanza que prohibía hurgar en los contenedores, pues muchos pusieron el grito en el cielo de que bastante tenía la gente con no tener que comer. Bueno, pues no creo que nadie coma nada de un contenedor en Collado Villalba, ya que afortunadamente hay ONG’S que garantizan ese derecho básico, así como los servicios sociales municipales y por el contrario, no puede ser que en un trayecto de poco más de 10’ que es lo que tardo en ir de mi casa a la estación, me haya encontrado la basura de dos contenedores fuera de los mismos cuando estos estaban vacíos (igual que me encontré por la mañana en la dehesa una papelera a rebosar y un montón de basura al lado, mientras los contenedores de 20m más atrás estaban vacíos), mobiliario variado en dos puntos distintos y hasta 3 colchones. Habría estado bien haber podido sacar las fotos de estos decorados, pero las urgencias no me lo permitían y por desgracia es una estampa tan frecuente que todos pueden hacerse una idea de que hablo.


Imagen extraida del grupo de Facebook "Calles Limpias Collado Villalba"

Está claro que hay unos grupitos de gente (principalmente del Este de Europa) que se dedican a esto como forma de vida y como digo no quiero etiquetar a nadie, que guarros los hay y ha habido siempre y en todas partes, pero está claro que estos comportamientos se deben sancionar, como se debe abordar el extraño repunte de la mendicidad callejera que presenta nuestro pueblo antes de que se convierta en un santuario de las mafias que abusan de las miserias de los demás durante el próximo verano o el desmadre grafitero al que ya dedicaré otra entrada.



Así que si tenemos unas Ordenanzas Municipales para la convivencia, creo que va siendo hora de que se pongan a funcionar de verdad, que pasen a estar operativas en el pueblo y no se limiten a ser unas líneas en el BOCAM o donde quiera que se publiquen las Ordenanzas Municipales. Es algo que los Villalbinos (los de siempre, los que han llegado hace mucho o poco, los que vinieron de más allá de la Sierra del Guadarrama, del Cáucaso o del Atlántico) nos merecemos. Ya está bien de que no podamos levantar la vista del suelo por miedo al campo minado que es el pavimento de nuestras calles. Si de verdad queremos poder sentirnos orgullosos de nuestro pueblo, empecemos por respetarlo nosotros mismos con nuestras obligaciones como ciudadanos y exijamos a las autoridades la vigilancia en el cumplimiento de las mismas, basta ya de esta laxitud que esta acabando con nuestro pueblo.

lunes, 24 de abril de 2017

Falta de comunicación

La comunicación nunca ha sido el fuerte del equipo de gobierno de nuestro municipio. Y no será porque no tengan recursos, que los tienen. Pero lo cierto es que su gestión, calidad y contenidos son muy mejorables.

Lo de la página web municipal es un tema recurrente que cada cierto tiempo vuelve a surgir. Por poner un ejemplo, siendo hoy día 24 de abril, no hay ningún destacado de las fiestas de este fin de semana en el barrio de El Gorronal que se supone empezarán el día 28. Y si no hay destacado, póngase usted a buscar el programa o información adicional por ese “totum revolutum” que es la web de nuestro Ayuntamiento. Y esto no es un caso aislado, es lo común en la web, cuyo diseño ya ha quedado totalmente obsoleto, así como su funcionalidad. ¿Cuándo podremos comprar entradas para el teatro a través de internet como en otros pueblos?

En un mundo en el que la mayoría de la información llega a los ciudadanos vía internet y Redes Sociales, el tener estas activas y dando información de calidad es algo fundamental y ahí nuestro Ayuntamiento suspende y con mala nota. Y eso que atesora unos cuantos perfiles de twitter oficiales, pero su información es pobre y en muchos casos escasa y llegando a rebufo de otros perfiles (el caso de la cuenta de la concejalía de deportes es sangrante, pues hay semanas en las que no se publica ni un triste resultado o mención), lo que hace que sea cuestionable la necesidad de tener esa cuenta.

Claro, que tal vez en nuestro consistorio son más partidarios de métodos más clásicos, igualmente válidos y complementarios a los anteriores. En este caso, destacan las numerosas presencias de cargos del Ayuntamiento en los programas de radio, donde especialmente uno está haciéndose candidato serio al premio Ondas o a la Antena de Oro. Lástima que cada vez que aparece por la emisora su discurso sea tan encorsetado y preparado que recuerda más a los tiempos del NODO que a otra cosa. Y es que no se hace “Publicidad”sino “Propaganda”.



Es por ello que me gustaría conocer el grado de satisfacción de los vecinos de Collado Villalba con la comunicación que reciben por parte del Ayuntamiento a través de esta encuesta.


domingo, 16 de abril de 2017

Poniendo el acento

No era esta la entrada prevista para hoy, ni tan siquiera la había, pero lo sucedido este fin de semana ha dado pie a ello.

Resulta que el pasado viernes recibo un aviso de un conocido preguntándome si estoy yo detrás de un perfil de Facebook llamado “Crónicas Villalbinas” distinto del que yo uso y que es el que él conoce, pues le ha llegado una solicitud de amistad. Le digo que no e inmediatamente voy a la búsqueda del troll, usurpador o como quiera que se le llame al citado personaje (elijan el sustantivo que estimen oportuno). Ha cometido un primer error, pues cuando el primer “Cronicas Villalbinas” empezó su andadura como una página personal, no solicitó más que un puñado de amistades a gente a quien conocía de forma personal, no se dedicó a enviar masivamente solicitudes de amistad a desconocidos.

Me pongo en contacto con otro contacto en Facebook que también es seguidor de la cuenta de mi página y se sorprende, aunque no ha recibido la solicitud de amistad. No pude hacer muchas más comprobaciones, pues ya se sabe que la gente no está muy pendiente del ordenador y de estas cosas en fiesta y con buen tiempo.

Inmediatamente denuncio a Facebook dicho perfil por ser una cuenta falsa. No es que tenga la patente para hablar de Collado Villalba, pero sí que había motivos más que suficientes para denunciar dicho perfil. El primero de ellos y probablemente el que más pese para la compañía, es que no se trataba de un perfil personal, por lo que dicho perfil estaba fuera de las normas de Facebook. En segundo lugar, está claro que ha querido aprovecharse de mis contenidos sin contar conmigo o de crear confusión. Bastan dos detalles, el uso del nombre y segundo, el único enlace que puso en el día en que inició su andadura, fue una entrada de este blog.

¿Estaba tratando de monetizar su Facebook con mis contenidos? Pues no creo y de ser así, no le auguro más que miseria, pues no dan “ni pa pipas”.

Si lo que quieres es crear una cuenta en Facebook para hablar o poner imágenes de Collado Villalba adelante, como otros tantos han hecho estos años, algunos con gran éxito. Nadie te lo impide y todos disfrutaremos de un nuevo punto de vista de lo que ha sido y es nuestro pueblo.

Pero más bien pienso que has sido alguien que ha tratado de crear confusión entre mi perfil y el tuyo, para desprestigiarme o tratar de relegarme a un segundo plano. Esto lo corrobora el que tras una primera denuncia, siguieses adelante con dicho perfil pero cambiándole solamente una letra. Lo importante era crear confusión, que mis seguidores pudiesen pensar que tu mensaje era mío.

Pero amigo usurpador, a estas alturas deberías saber que cuento para bien o para mal, con un historial de casi 600 entradas al blog a lo largo de diez años. Quién me sigue ya sabe un poco de que pie puedo cojear o por donde respiro en todos los aspectos.

Y está clarísimo que no me conoces lo suficiente para poder hacerte pasar por mí, pues en primer lugar, si lo que pretendías era anularme o pasarme a un segundo plano, igual has conseguido el efecto contrario. Esto me ha recordado a cuando José Pablo González me citó en alguna ocasión en un pleno municipal, ese día me dio mucho más protagonismo del que tenía e infinitamente más del que buscaba, ese día me hizo grande, cuando simplemente era un vecino crítico con algunas actuaciones.

Con lo hecho este fin de semana, has conseguido ponerme en alerta, tal vez has despertado a la parte que más te incomoda de mí. ¿Querer crear confusión entre mi perfil y uno que casi parecía el institucional del Ayuntamiento? ¿El slogan de “Villalba Capital de la Sierra” así, sin anestesia de salida? Basta con leer lo que opinaba al respecto de dicho tema antes de que saltara todo el tema “Púnica”.



Por cierto, curioso que este “ataque” haya llegado tras poner en Facebook un comentario hacia el concejal omnipresente en los medios y que controla todo el tema de las redes sociales del Ayuntamiento. ¿Casualidad? Sí, has puesto "Crónicas" con acento, como debería haber hecho yo en su momento, pero me parece que nuestras diferencias son mucho más acentuadas.


jueves, 30 de marzo de 2017

Adios entrenador

Salir del trabajo y conectar los datos del móvil mientras esperas la llegada del tren se ha convertido en una de mis rutinas habituales. Es el momento en el que te entran decenas de whassaps, alertas de Facebook, Twitter y en definitiva, es cuando te pones un poco al día de lo que ha pasado mientras has permanecido encerrado durante las horas de trabajo. Cierto es que no es la biblia informativa, pero que para según qué casos es el único modo de enterarte de ciertas cosas y la más rápida.

Y justo eso es lo que ha pasado en la tarde de este lunes. Empiezas a pasar rápido el dedo por el Facebook buscando algo de interés y ves que se repiten varias fotos en varios muros, alguno de los cuales es de forzada referencia para saber lo que pasa en este nuestro pueblo. Esto fuerza el primer alto, “algo ha tenido que pasar”. Entras a leer la noticia y descubres que ha muerto Pablo Casado.

Para muchos un nombre más, pero para otros un nombre ligado a la historia más o menos reciente de nuestro pueblo, todo depende del horizonte personal que cada uno plantee. Pablo fue el tercer entrenador que tuvo el Club Baloncesto Collado Villalba en su aventura en el baloncesto profesional. Recogió el equipo en la Primera División B después de que el año anterior fuera de transición desde la División de Honor (Ahora ACB) al proyecto más a largo plazo que se construyó gracias al patrocinio del Banco de Bilbao para lograr el ascenso.

Muy pocos jugadores repitieron de un año para otro y tal vez gracias a ello, Pablo empezó a forjar un proyecto más coherente con una plantilla más compensada entre los jugadores interiores y exteriores, los jóvenes y los veteranos. El empezó a darse cuenta de la importancia de tener un jugador alto lo suficientemente alto y fuerte para ayudar en el rebote, pero a su vez con buena muñeca y rápido para poder jugar por el perímetro. Aito García Reneses había logrado eso con Andrés Jiménez y el más o menos lo logró con Juan Carlos Barros.

No buscó grandes estrellas sino una plantilla donde hubiese dos jugadores por puesto para disputarse la titularidad y que fuesen más o menos complementarios (salvo la excepción de los extranjeros). Supo explotar al máximo las habilidades y virtudes de sus jugadores y cambió notablemente la forma de entrenar del equipo.

En la cancha no era hombre de grandes aspavientos y gestos desmedidos, más bien todo lo contrario. Y es que aunque tenía todo el crédito del público, no fueron pocas las veces que los aficionados no entendíamos su pasividad a la hora de pedir un tiempo muerto cuando los rivales se nos iban de 8 o 10 puntos o nos daban la vuelta a un partido que teníamos encarrilado. Pero está claro que él sabía cómo nadie como manejar a la plantilla y así lo demostró durante todos los años que estuvo al timón de la nave villalbina y es que sin duda, Pablo Casado es uno de los nombres clave del sueño que fue el Club Baloncesto Collado Villalba. El hombre tranquilo que siempre llevó al club un peldaño más arriba

D.E.P.


Acompaño esta entrada con el audio de la entrevista de Jaime Fresno con motivo del partido homenaje por el 30 aniversario del club que se disputó hace un par de años entre las leyendas del Villalba y las del Real Madrid.