martes, 9 de abril de 2019

¿Que le pasa al deporte villalbino?

Carlos Verona  (integrante Movistar Team)

Cuando cada semana uno observa los éxitos logrados por los distintos deportistas y equipos de la Sierra, uno se pregunta qué ha pasado con el deporte en nuestro pueblo. Sin duda alguna, es un reflejo más de la decadencia a la que está sometida nuestra villa y causas hay muchas y culpables también.

Corría el ecuador de la década de los ochenta cuando Collado Villalba llegó a tener, si mal no recuerdo, un equipo en Primera División B de baloncesto (la segunda máxima categoría), otro en división de honor de futbol sala y aquí me asalta la duda ¿uno de voleibol y otro de baloncesto femenino también en la máxima o segunda categoría nacional? Datos pasmosos para un pueblo que aún no contaba ni con 30000 habitantes y que no gozaba de soporte económico para mantener esa estructura deportiva.

Evidentemente, todo aquello se logró a base de talonario y contactos, el porcentaje vaya usted a saber, pero evidentemente hubo una conjunción de ambos factores para que ese deporte de primer nivel se asentase en la que en aquellos tiempos era la Capital Económica de la Sierra, pero que no dejaba de ser un pueblo durante 10 meses al año.

El deporte español comienza por aquel entonces, su despertar hacia el profesionalismo y es una auténtica utopía inviable el poder mantener tal nivel en nuestro pueblo ni en ninguna capital destacada que no tenga un nivel de población más elevado o grandes empresas afincadas en su área de influencia. Como es lógico, ese espejismo dura solo un año, salvo el caso del equipo masculino de baloncesto que dos años más tarde y con el patrocinio del Banco de Bilbao retorna a la máxima categoría, la ACB, donde militaría unas temporadas más, sorteando las dificultades económicas que se llevaron por delante a equipos míticos como el Cotonificio, Canoe, Granollers y a buena parte de los equipos de provincias como el Granada, León, Guadalajara, etc.

Alejandro Gonzalez (5º Campeonato de España M. Maratón)
Pero dejemos a un lado el sueño utópico del deporte profesional y de la más alta élite para pasar a un peldaño inferior. De igual modo que veo casi un imposible el tener el nivel de equipos y deportistas de aquellos años, me resulta frustrante el que en los últimos 20 años,  los deportistas de nivel que han salido desde las distintas escuelas y equipos villalbinos se cuenten con los dedos de una mano.

¿Es lógico que en futbol no tengamos un equipo asentado ni en la Preferente Madrileña? ¿Qué existan tres equipos y que salvo un par de jugadores (Reguilon aparte) no hayan salido ni media docena con opciones  para jugar en segunda o segunda B? ¿Que en baloncesto, deporte histórico de Villalba desde que jugaban los Carvajal, Roberto y los hermanos Villarejo antes de la ACB los equipos muten bajo distintas siglas y cambiando de cabezas directoras, pero siempre este la sensación de que nada es estable y que no salgan jugadores? ¿Que desapareciese el equipo de balonmano o la escuela de ciclismo? ¿Que la de atletismo esté en la UVI desde hace más de una década pese a tener unas muy buenas instalaciones?

En algunos casos puede existir una falta de infraestructuras, pero me temo que ese no es el factor más influyente, pues buena parte de los clubes que más claman por ese déficit, son los que tienen más fichas federadas y no logran que sus chavales den el gran salto. Que no me refiero a tener un equipo de futbol en Segunda B o uno de baloncesto en categoría nacional. Simplemente que de vez en cuando, aunque solo fuese por el volumen de chavales que manejan, alguno debería asomar la cabecita, aunque nada más fuese por los filiales de los grandes equipos.

Que Moralzarzal y San Lorenzo forman equipos para ir a los campeonatos de España de atletismo de categorías inferiores y el equipo villalbino ya no recordamos desde cuando no forma uno y lo que es más, solo cuela un par de chavales en las listas del equipo con el que colabora (Lince Parla).

Está claro pues, que ni el dinero ni las infraestructuras aseguran el éxito y que cuando hablamos de lo segundo, la mala gestión del mismo y las luchas internas por el poder dentro de los clubes, se convierte en un gran problema de difícil solución.  Atrás quedaron los días de vino y rosas donde el dinero llegaba sin problemas hicieses lo que hicieses, justificases lo que justificases. El entorno ha cambiado y la competitividad de los rivales es mayor, mientras aquí muchos se han dedicado a mirar a la Plaza de la Constitución buscando soluciones a sus problemas.



Así que mientras esperamos la reacción por parte de todos los intervinientes en el futuro del deporte local, no queda otra que disfrutar de los éxitos de los vecinos de otros pueblos como los San Lorentinos y Cebolleros en atletismo (Lucia Rodríguez, Alex González, Hicham Serroukh, María González…  y lo que viene empujando fuerte desde más abajo), Los ciclistas de Galapagar sumándose a la realidad del gurriato Carlos Verona, la promesa olímpica de la Guadarrameña Victoria Cuadrillero en la gimnasia rítmica… y así una lista por la que deberían asomar más nombres de vecinos villalbinos o deportistas formados en las bases de clubes villalbinos.

Victoria Cuadrillero (componente equipo nacional  senior de gimnasia rítmica)

Ojala el tiempo cambie esta tendencia, pero ni el viento de cara ni los vicios adquiridos parecen invitar al optimismo.

domingo, 24 de marzo de 2019

Sinergias Tragamilleras

A lo largo de todos estos años he ido publicando numerosas entradas en el blog relativas a uno de los eventos de más interés y mayor poder de convocatoria de cuantos se celebran en nuestro pueblo, me refiero a la Tragamillas.

Sin embargo, permítanme que esta vez abandone el plano puramente deportivo para pararme por un momento en algo que ha tenido una gran repercusión y que ha permitido descubrir parte del talento oculto que se encuentra nuestro municipio.

Desde hace unos años, la organización trata de arropar a la carrera con otro tipo de eventos o actividades que aporten sinergias entre el organizador y el colaborador. En esta línea, han sido varios los años en los que la carrera ha contado con una canción oficial. Una canción promovida por algún cantante o músico relacionado con el pueblo o con alguna organización local. Así hemos tenido ya a lo largo de estos años un par de versiones rock ,otra rociera o incluso una sinfónica. Sin embargo la de este año ha sido sin duda la que más repercusión ha tenido y es que a la calidad musical ha habido que añadir el componente emocional y es que la canción ha tocado la fibra sensible de buena parte de la población local.

Un repaso breve de unos 5 minutos por la vida en nuestro pueblo de una generación claramente marcada por la época en la que Villalba gozaba de mayor esplendor. así Carlos Alevito nos ha ido repasando lugares que forman parte de nuestra memoria y ese personaje al que le “había dado por el running” ha sido como un espejo en el que nos hemos visto reflejados muchos de nosotros.





Y junto al talento de Carlos Alevito y la Eterna Promesa, también se nos ha destapado el talento de los chicos de ImproviSierra. Un grupo de jóvenes que realizan teatro de improvisación dentro de nuestro municipio. Se trata de una actividad a la que recomiendo asistir al menos una vez, porque seguro que se lo van a pasar realmente bien . Dejar los prejuicios en un cajón en casa y disfrutar por una vez del teatro de improvisación, que nada tiene que ver con con la idea que muchos teníamos de un teatro en el que se saca el espectador y se le somete a chanzas y burlas comprometiendole de cara al público sino que muy al contrario, son los intérpretes los que se ven sometidos a situaciones comprometidas forzadas por los guiones condicionados por los asistentes al teatro.



 Yo he asistido a una actuación profesional de este tipo en uno de los teatros de la Gran Vía llamado “Corta el Cable Rojo”. También había visto ya a este grupo, Improvisierra actuando en otro par de ocasiones y les aseguro que aunque un poco más modesto, bien merece la pena pasar por ahí al menos para ver algo diferente, algo que se agradece en un pueblo tan carente de ofertas de ocio y más cuando las alejas de la parte puramente gastronómica o de alterne y tratas de centrarlas en lo cultural, donde más allá del cine poco puede encontrarse.

El listón ha quedado muy alto este año. ¿Conseguirá Jose Castillo mejorar lo conseo este año?


 

martes, 19 de marzo de 2019

Loco por incordiar


No sé si se me habrá echado de menos durante esta larga ausencia en redes sociales y en el blog, pero a juzgar por el número de visitas parece que no demasiado.

No es que me apetezca demasiado escribir pero lo cierto es que tampoco quiero dejar de lado lo que en un momento ha sido una parte importante de mi ocio y tiempo libre.

Y por otro lado está el compromiso que de una forma u otra a través del blog he adquirido con el pueblo en el que he vivido toda mi vida. Y es que Villalba me duele como decía Unamuno.

Me duele ver cómo se degrada día a día, me duele ver que todo el mundo hace críticas y nadie aporta nada, me duele ver la pasividad de nuestros políticos y la clase dirigente. Me duele ver que ninguna de las opciones que se presentan a las próximas elecciones me provoca interés y muy al contrario me generan desconfianza en su mayoría. Me duele ver como poco a poco nos lo vamos cargando y me duele ver como el futuro cada dia presenta mas nubes en el horizonte.

Es tal vez por ello por lo que no puedo quedarme cruzado de brazos a pesar de que sé que yo solo poco puedo aportar, pero al menos que tenga mi conciencia tranquila. Y no es que yo sea mejor que nadie ni que tenga la solución a los males de este pueblo, pero como digo, no puedo quedarme de brazos cruzados y aunque sea un pequeño granito de arena tengo que tratar de ponerle en el montón

Así que lo siento si incordio a algunos pero creo que aún me queda cuerda para rato y aquí seguiré tratando de hacer lo que llevo haciendo durante más de 10 años con más o menos éxito, con mejores o peores resultados, pero ante todo tratando de contribuir a que este pueblo no muera y tratando de recuperar la ilusión perdida en él.




domingo, 6 de enero de 2019

Navidades 2018




Se acabaron las navidades y nos metemos de lleno en el año 2019, un año muy importante para la política municipal, pues nos toca renovar corporación.

Pero antes, déjenme que me recree en las fechas recién pasadas y les deje unos apuntes de cosas que considero interesantes.

Desde hace mucho tiempo, llevo insistiendo en que Villalba tiene muchos problemas que nos impiden disfrutar incluso de lo que hacemos bien o de lo bueno que tenemos y estas navidades me han puesto a tiro un buen ramillete de ejemplos.

A Collado Villalba le falla la comunicación. De nada sirve que ciertos concejales estén día sí y día también en las emisoras de radio a soltar su mitin. La información hoy en día, nos llega a los vecinos por medio de varias fuentes y la radio es solamente una de ellas, pero me temo que no es la principal, si bien es cierto que tiene una gran importancia, pues posiblemente es la mecha que enciende la vela en más de una ocasión. Al final, esa falta de comunicación hace que no podamos ni enterarnos de buena parte de las actividades que se desarrollan en nuestro municipio.

Que Villalba perdió el paso hace tiempo es algo que creo que reconocemos todos los que aquí vivimos desde hace más de treinta años, pero decir que no se hace nada o que lo poco que se hace se hace mal, es algo falaz.

La navidad lleva asociada una serie de tópicos, uno de los cuales es las luces que engalanan las calles principales para atraer a la gente a sus comercios y embellecer el pueblo en general. Pues bien, muchas han sido las críticas por la “pobre” iluminación de ciertos lugares, algo que no comparto del todo. La iluminación en fiestas ha dejado de ser cosa de las bombillas Osram de 220V y ahora en todas partes se usan iluminaciones de bajo consumo y más sutiles. A mí personalmente me ha gustado como ha estado la Calle Real este año, aunque yo le habría añadido un árbol de los que se llevan ahora y que ya hubo en años anteriores o alguna decoración en el espacio de la famosa “fuente del dispendio” siempre que no impidiese la visibilidad en la misma.

Por el contrario, algunas rotondas han sido decoradas con motivos navideños, en especial algunas de entrada al centro del municipio. Así pues, en mi opinión la iluminación ha estado correcta. ¿Mejorable? Seguramente, pero no tan mal como la mayoría la han calificado.

Podemos continuar con el capítulo de lo que se hace en otras partes y aquí no. Bueno, pues resulta que muy cerca de nosotros, en los Negrales, se hace un belén viviente de lo más curioso. Ya saben la particularidad del barrio de Los Negrales, que en parte es Villalba y en parte es Alpedrete. No sé si la organización corre a cargo de los unos o de los otros o si por el contrario, es gente cuyo único nexo de unión es la Parroquia del Carmen.

Mi conocimiento del belén data de este verano, cuando al pasar frente a la iglesia, uno de mis compañeros de fatigas del running comentó su existencia. Así que este año, cuando lo vi anunciar en Aquí en la Sierra, me decidí a acercarme. Muy posiblemente las cifras que daba el periódico estuviesen un tanto hinchadas, pero sí que se veía que había mucho trabajo por parte de mucha gente y mucho cariño y cuidado detrás de la iniciativa. Es una actividad a la que recomiendo asistir a todos aquellos que tengan niños pequeños y a los que quieran reencontrarse con el que llevan dentro y al que no de dejan disfrutar el resto del año.

Foto de Asociación Fotográfica de la Sierra
Dentro de las actividades que programa el Ayuntamiento, este año ha habido hasta circo callejero en el ágora de la biblioteca, algo que muchos hemos sabido a toro pasado. O una gran exposición de un juguete clásico como el Exin Castillos en la Casa de la Cultura. El programa de actividades se presenta tarde y se difunde mal y así es difícil que se consiga el éxito que muchas propuestas merecen.

Dentro de ese programa, hay un clásico como es el “Villalba canta a la Navidad”, donde este año han estado los chicos de la escuela de Saint Marc, los famosos “Chicos del Coro” de la famosa película francesa. Algo que de haber sabido no me habría perdido, pero nuevamente me entere a toro pasado. Quienes pudieron disfrutar del evento, dicen que estuvo muy bien.




Así que coincidirán conmigo en que actividades ha habido y algunas de gran calidad.

Y a estas actividades, este año ha habido que sumar la del “Roscón Solidario”, que en este caso ha sido a beneficio de Apascovi y que ha sido todo un éxito y que esperemos que se repita en sucesivos años, pues creo que puede ser muy atractiva para todo el pueblo además de tener un fin solidario.

Y por último queda hacer alusión a dos de los platos fuertes de las fiestas, La San Silvestre y La Cabalgata. La primera se ha visto envuelta en una triste guerra de politiqueos y reivindicaciones sindicalistas, pero pese a todo ha brillado con luz propia por sexto año y ha atraído al pueblo a varios centenares de foráneos que por motivos de trabajo o por lo que quiera que sea, han visto en nuestra carrera una gran alternativa a la carrera de Vallecas. Además todo el mundo coincide en que la animación de esta carrera la hace muy especial y eso es algo que hay que agradecer a todos los villalbinos que esa tarde deciden salir a animar.

Y por último, el evento de entre los eventos, La Cabalgata de Reyes, que congrega en las calles de nuestro pueblo a millares de personas y que vuelve a humedecer los ojos de grandes y pequeños. Sin duda el momento mágico de estas fiestas. Aunque no estaría mal que quien tenga la responsabilidad de la organización de la misma el próximo año intente darle un repaso, pues creo que este año ha sido un poquito más floja. O eso o es que yo echo en falta aquellos años en que cada peña sacaba su carroza a la calle. ¿Quién no recuerda la famosa carroza del pavo?

El caso es que espero que el espíritu navideño nos dure un poco más que de costumbre y entre todos hagamos un Villalba un poco mejor. Seguro que entre todos lo lograremos.

domingo, 30 de diciembre de 2018

Resumen 2018 IV (Octubre - Diciembre)


Llega el final de este 2018 y es el momento de ir poniendo el punto y final a lo que ha sido el blog con lo acontecido en el último trimestre. Un trimestre que siempre condiciono un poco a los acontecimientos deportivos que se avecinan y al que este año se han sumado otra serie de factores que han provocado que no se haya actualizado tanto como se hubiese deseado el contenido de este blog.

Pero aún así hubo tiempo para analizar cual fue el legado de los distintos alcaldes del periodo democrático y su influencia en lo que hoy podemos ver en nuestro pueblo. ¿Conseguirá Mariola dejar un legado que perdure por años? ¿Cuál pensáis que es el legado de Mariola? Yo a día de hoy sigo las pasarelas a la espera de lo que pase con la Plaza de los Belgas.

apostando fuerte por

Y después de esta entrada, llegó una que mantuve paralizada durante meses a la espera del momento más idóneo al que nunca veía llegar. Se trataba de hacer una recapitulación del mejor arte urbano de Collado Villalba. Al principio me lo plantee bajo la posibilidad de hacer una especie de ruta pero al final me limité a mostrar las imágenes, pues hablan por si solas.

Ya en octubre y tras más de un mes de plazo para poder votar, llegó el momento de analizar los resultados sobre la encuesta de las preocupaciones de los villalbinos y en que pensaban que se podía gastar mejor el dinero de nuestros impuestos. En cuanto a las preocupaciones, el resultado era bastante obvio, en cuanto a las preferencias… diametralmente opuestas de la dirección de nuestro consistorio.

Y nos metíamos en el mes de diciembre con el ambiente muy revuelto tras los resultados de las primarias en el PSOE y Podemos, algo que sin duda va a repercutir en los resultados de las próximas elecciones, donde despejar el resultado de la ecuación se vuelve cada día más complicado y más tras la irrupción de VOX después de lo visto en Andalucía. Ojalá me equivoque, pero todo pinta a una situación de ingobernabilidad que es casi lo peor que le podía pasar a nuestro pueblo después de los últimos años del mandato de José Pablo y las dos legislaturas del PP. El tiempo corre y las cosas no se aclaran, por el contrario, cada vez parecen más turbias. No va a haber colores suficientes para identificar a los representantes en el consistorio si siguen saliendo nuevos partidos y escisiones.

Y terminaba el año con un ranking de las entradas que más interés han despertado en el blog. ¿Han coincidido tus intereses con los resultados de audiencia, o como en televisión, eres de los que dicen ver La2?

Con esto no queda más que desearos un Feliz 2019