jueves, 23 de enero de 2020

Entre el cielo y el suelo

Suelo levantado en parque de la Parroquia

Pues no era esta la entrada que tenía en mente que fuese la primera para arrancar el año, pero como me suele pasar con una cierta frecuencia, el pasear por nuestro querido pueblo sirve de inspiración y te propone nuevas temáticas, por desgracia muchas de ellas de tipo denuncia.

En las últimas dos semanas he visto un par de noticias relacionadas con la tala de árboles en nuestro municipio que me han llamado la atención. Por un lado, en una de ellas se denunciaba la tala de un ejemplar de platanero en el barrio de Pradillo Herrero. Se trataba de un ejemplar joven, pues recordemos que esos árboles se plantaron durante la reforma integral del barrio y que recibió un golpe al aparcar algún coche al poco de ser plantado, lo que le hizo crecer siempre de forma casi paralela al suelo. La pérdida no es muy grande, pero debería ser repuesto pese a que a algún vecino o vecina les molestase su presencia para aparcar.

En el segundo caso, el árbol era un ciprés y estaba plantado justo en la esquina que formaba un bloque de una urbanización (creo que Las Suertes). Era un ejemplar bastante más adulto y de mayores dimensiones que fue plantado donde no debía en su momento. En mi opinión, su tala es una perdida, pero sin duda alguna es posiblemente un mal menor. Ese árbol ocasiona muchas molestias a sus vecinos que se sienten inseguros ante la posibilidad de que alguien asalte sus viviendas desde el árbol, así como por la privación de luz, suciedad y las molestias de unos pájaros que al parecer han anidado en sus ramas y alteran el necesario descanso. Además, su proximidad al edificio hace que se pueda incluso temer por el estado de los cimientos del edificio en un futuro próximo. Esperemos que el expediente de tala lleve asociado la plantación de más ejemplares en lugares más propicios para los arboles y para el beneficio de todos.

Y es que a muchos se les olvida que los árboles son seres vivos y que evolucionan y van aumentando sus necesidades según crecen. Parece que aquellos que decidieron replantar la Dehesa hace unos años son de ese pensamiento y así ha sido el resultado.

Espero que los que están al frente de la obra de La Plaza de los Belgas no sean de esa misma cuerda y lo estén teniendo en cuenta, pues ese era el gran problema que tenía la plaza, el estado del firme en varias partes, principalmente en las cercanas al Gran Pino central.

Acera destrozada en la zona de los juzgados
Y ante esta situación y tras mi paso esta mañana por la zona, me pregunto si en la actuación de la obra se contempla el arreglo de la acera de los juzgados, literalmente reventada por las raíces de los árboles. Porque de no ser así, la “cagada” de Los Belgas alcanzaría dimensiones antológicas. Algunas fuentes me han indicado que eso posiblemente se aborde cuando se haga la ampliación de los juzgados, pero me resulta un tanto extraño pues creo que esa actuación no afecta a esa parte.

Ojalá me equivoque, pero estos son capaces de dejar sin arreglar ese lugar pese a gastarse un dineral y dejarse entre unos y otros la casa sin barrer. Y lo más triste, es que no se trata de un problema puntual, sino que se repite por muchos lugares de nuestro municipio.

En estos días de fuertes vientos como los recientes, ya hemos visto los riesgos de que un árbol ceda y ver a muchos de nuestros queridos arboles del casco urbano queriéndose abrir camino hacia la vida a través del granito y el asfalto, no hace más que añadir inquietud. Recordemos que ya hemos visto arboles más altos caer.

Fíjense bien en las dimensiones de la raíz en superficie de este árbol de la Calle San Fernando y juzguen ustedes mismos.





viernes, 10 de enero de 2020

Cabalgata y senda...


Para arrancar el año, permítanme que eche la vista atrás hacia las recién pasadas Navidades. Unas fechas que independientemente de las creencias de cada uno, marcan y mucho el día a día de todos y cada uno de los vecinos de nuestro municipio y de nuestro país pues, aunque vivamos en un país aconfesional y laico, la historia, por mucho que algunos quieran, no se puede reescribir y más cuando los intereses sobrepasan la religión.

Navidades Mágicas Torrejón de Ardoz
Recuerdo que cuando era niño, la Navidad tenía como pistoletazo de salida el famoso y celebre sorteo de la lotería. No sé si me traiciona la memoria, pero juraría haber ido al colegio y tener el soniquete de fondo de las 100.000 pesetas. Vamos, que las vacaciones escolares nos las daban bastante más tarde que ahora.

Luego descubrí que, en términos económicos, la Navidad podría empezar en el puente de la Inmaculada. Un puente (para los que gocen de él) en el que se dispara el consumo en hostelería pues empiezan las quedadas para despedir el año, las cenas de empresa y otros muchos aprovechan para hacer la última escapada del año. Paralelamente, muchos empiezan a adelantar sus compras navideñas en esos días.

Pero con la irrupción del Black Friday, la línea de salida se sitúa un par de semanas antes. ¿Por qué hago esta introducción?

Collado Villalba, independientemente de que sea o no “La Capital de la Sierra”, está claro que es la capital comercial de Torrelodones hacia arriba. Y uno tiene la percepción de que incluso ese tren se nos está escapando poco a poco a pesar de la gran ventaja que sacaba nuestro municipio gracias a las infraestructuras de comunicación de las que carecen nuestros pueblos vecinos.

Mientras veíamos los piques entre Vigo y Madrid en esa extraña “Guerra del Watio”, mientras Torrejón de Ardoz nos bombardeaba con sus “Navidades Mágicas” que han sido todo un éxito y que amenazan con convertirse en el referente de la Navidad madrileña superando incluso a las luces de la capital y sus tradicionales mercadillos de la Plaza Mayor y los chocolates con churros de San Ginés o Valor, nuestro pueblo no tenía ni las luces puestas, mientras otros pueblos de la Sierra vestían ya sus mejores galas y los belenes adornaban sus calles.

Imagen de la Plaza de Navacerrada
Solo un par de días antes del puente se pusieron las luces. Un alumbrado polémico, pues este año el castigado entorno de Los Belgas se vio “olvidado” hasta casi el último momento y a poco si se quedan sin ningún tipo de adorno. Y no es que quiera que se enciendan millones de luces a todas horas, que esa es otra, que acabó la Navidad sin que el encendido de la zona del Zoco fuese como Dios manda. Pero tal vez se debería estudiar que se iluminase durante el horario comercial el fin de semana del Black Friday y los fines de semana anteriores al puente de la Inmaculada, pasando a hacerlo más extensivo conforme nos adentramos en las fechas clave.

Pero aparte del alumbrado, no sé si coincidirán conmigo, pero este año el programa de eventos ha sido más pobre que el del último año. No ha habido un evento como el circo que hubo en el Ágora de la Biblioteca y en cuanto a los recitales de villancicos, el listón de “Los Chicos del Coro” el año pasado era insuperable.

Del evento musical de la Malvaloca poco puedo decir, pues no conocía casi a los artistas, pero viendo las RRSS, creo que algunos responsables lo conocían peor incluso que yo.

Así que buena parte del éxito de la programación navideña reposaba sobre la San Silvestre (que experimentó un crecimiento de participación que rozó el 10%), lo cual no está nada mal y la Cabalgata de Reyes. Aunque antes déjenme que me congratule por la repetición de la iniciativa del Roscón Solidario, aunque este año por lo que me dicen la asistencia fue menor que en el año pasado (sábado y por la mañana unos cuantos somos los que curramos).

Pero para finalizar, recreémonos con el momento más mágico de estas fechas, el de la ilusión y las miradas que transmiten ingenuidad y candidez. Se había hablado mucho de que este año la cabalgata iba a ser distinta, pues se había cambiado la forma de trabajar en ella y al parecer, gente que llevaba mucho tiempo en ella habían tenido que ceder parte de su protagonismo en beneficio de otras asociaciones u organizadores.

Como a muchos, me asaltaron las dudas y temí lo peor dado la destreza o más bien la falta de la misma, que desde el Ayuntamiento se ha venido mostrando en tantas y tantas cosas. Pero no menos cierto es, que por otro lado entendía que un soplo de aire nuevo no le vendría nada mal a la cabalgata igual que a muchas otras cosas en nuestro pueblo. ¿Era incompatible que la gente que tenía más experiencia, pues llevan años y años organizando el evento, trabajasen codo con codo con otras entidades del pueblo? ¿no enriquecería mucho la cabalgata el que las peñas, comercios y otras entidades locales pusiesen un pequeño granito de arena en la misma?



Al final ni desastre ni revolución, la cabalgata salió desde el Parque Peñalba y recorrió el pueblo de norte a sur encandilando a los más pequeños y devolviéndonos la sonrisa a los que ya no somos tan pequeños. Una cabalgata que podría ser mejor, pero que este año llevaba tres carrozas imponentes para sus tres Reyes y donde no faltaron los caramelos. Sin duda, por una vez todos pusieron el sentido común al servicio del pueblo y eso se notó. No sé si los reproches surtieron efecto o se impuso el dialogo, pero ojalá tomen nota de cara al futuro para este y otros eventos.

Carroza de la Cabalgata de C. Villalba. (Imagen de la AFSM)

Y ahora a por el 2020…

domingo, 29 de diciembre de 2019

Resumen 2019 III


No es la primera vez que escribía al respecto, pero que quieren que les diga, no me importa resultar un poco pesado y si a cambio logro algo de visibilidad para una carencia en nuestro municipio como es la casi total ausencia de actividades lúdicas en el mes de agosto, un mes en el que muchos vecinos disfrutan de parte de sus vacaciones, que no es mi caso, o simplemente, un mes en el que el buen tiempo invita a salir de casa y poder socializarte y hacer algunas cosas que el frío y largo invierno te impiden.

Y es que resulta especialmente indignante este abandono cuando nos abanderamos como la Capital de la Sierra y sacamos pecho, para al final resultar el máximo exponente de aquello del dime de que presumes…

Mediado el mes de septiembre, la melancolía típica del tempranero otoño al que asistimos junto con una obra que a día de hoy sigue sin concluirse, me hizo desempolvar de mi frágil memoria, algunos de los pasajes de mi infancia. De aquellos maravillosos años en los que uno ansiaba ser mayor sin valorar lo feliz que se vive en la inocencia y disfrutando de juegos, aire libre y amigos.

Y cerraba el mes hablando de otra de las carencias de nuestro pueblo, la ausencia de un teatro en condiciones donde se puedan representar obra de un cierto empaque y donde podamos tener la opción de poder comprar una entrada para ellas. La Capital de la Sierra una vez más en franca desventaja con respecto a poblaciones limítrofes y prestando un servicio de tercera a sus vecinos.

En el mes de octubre no publique entrada alguna al blog, algo que no me he puesto a comprobar si he hecho en alguna otra ocasión, recobrando la actividad en el mes de noviembre con una entrada relativa al segundo traslado del mercadillo por culpa de las obras de La Plaza de los Belgas. 

Aproveché dicha entrada para recalcar la importancia que ha tenido a lo largo de su historia nuestro tradicional mercadillo de martes y viernes.



Y cerramos el año con el mes en el que suelo trufar el blog con los resúmenes de lo acontecido en el año, pero entre resumen y resumen, hubo tiempo para sacar a la palestra nuevamente el tema de la obra de La Plaza de los Belgas. ¿Parada, ralentizada…? Sea lo que sea que haya pasado o siga pasando aún en la dichosa obra, cada vez son mas fundadas las sensaciones de que la obra no concluirá en el plazo previsto y que como siga la cosa así, incluso nos meteríamos en las fechas de las fiestas, lo que supondría un desastre mayúsculo y un fracaso de la gestión municipal sin parangón desde los tiempos del famoso túnel de Honorio Lozano.

Y para concluir el año, una entrada relativa a la Navidad y a lo poco que se respira el ambiente de la misma en nuestro municipio más allá de la San Silvestre y por supuesto, de nuestra clásica Cabalgata de Reyes. Algo que vuelve a dejar a nuestro pueblo en el lugar que ahora mismo representa, lejos de los dorados 80’s y 90’s.

Esperemos que el año que comienza nos traiga un poco de aire renovado al pueblo y que aunque sea de forma lenta, podamos ir viendo cambios en aspectos básicos del día a día del mismo.

lunes, 23 de diciembre de 2019

Resumen 2019 II


Llegamos al mes de mayo, un mes que como sucede cada cuatro años, queda tremendamente marcado por todo el torbellino de las elecciones, así que como no podía ser de otra manera, casi todo lo acontecido en Villalba y lo escrito en este blog, iba relacionado con la cita electoral.

La primera de las entradas del mes de las flores, era la continuación de ese juego de hipótesis electorales en el que fui confeccionando mi particular quiniela de la representación que podía obtener cada partido en el Ayuntamiento. Un breve resumen de cómo veía las opciones de cada partido que fue completado con una encuesta en la que solicité la opinión de los lectores del blog. El resultado fue poco determinante, pues fue boicoteado el proceso de participación con los votos inflados de una candidatura que fueron claramente identificados. Aún así, ahí quedaron los resultados para los curiosos.

En la siguiente entrada, lleve a cabo un ejercicio de cómopodían ser los flujos de votos que se movilizasen de unos partidos hacia otros o cuales podían ser los principales caladeros de votantes de los que “pescarían” las distintas opciones políticas. Algo que entendí que era de especial interés dado el alto número de candidaturas nuevas que se iban a presentar.

Y llego el día de la cita electoral y como no podía ser de otro modo, el resultado era merecedor del pertinente análisis y comentario. Un resultado que se ajustó bastante a mi quiniela y que dejó satisfechos a muy pocos vecinos, pues muchos eran los que esperaban un resultado muy distinto  que implicase un cambio de rumbo en el Ayuntamiento.

Y cerramos el mes con un breve comentario en torno al duro desarrollo de la campaña electoral, marcado por un tono muy bronco y con numerosos insultos y descalificaciones de unas candidaturas a otras a través de las RRSS. A estas alturas de la película, parece que seguimos muy lejos de mi llamamiento al Fair Play político en pos del beneficio común del pueblo.

Arrancamos el mes de junio con una entrada que era un mix de los dos acontecimientos más importantes de esas fechas. Por un lado, las fiestas de San Antonio de Padua y por otro la formación del nuevo gobierno municipal. Dos noticias casi coincidentes en el tiempo.

Pero si el pleno de formación de gobierno no se salió del guion esperado, el pleno en el que se fijaron las retribuciones de los concejales y los distintos grupos municipales si lo hizo y no tanto por el resultado (pues al final siempre acaban con los sueldos más altos de la franja posible) sino por la forma. Ya que después de varias reuniones sin acuerdo, un pleno convocado de forma casi urgente sumado a la ausencia de una concejala propicio el acuerdo que nuevamente ha enfadado a buena parte de los vecinos, pues ven que se ha vuelto a “tirar a la basura” una oportunidad de reconciliarse con la política.

Y ya nos metimos en el mes de julio, el mes que viene marcado por las fiestas patronales y como no podía ser de otra forma, el blog se ve marcado por las mismas, empezando por un breve repaso y avance de lo más destacado del programa de fiestas. Esta entrada suele ser cada año, si no la que más, una de las entradas más exitosas del blog y este año no iba a ser menos. Tras este breve repaso, pasé a pedir la opinión de mis vecinos sobre el programa que el Ayuntamiento había preparado para el disfrute de esas fechas.

Y finalicé el mes con mi particular visión de lo que había vivido o lo que me habían transmitido las fiestas de este año tratando de sacar mis conclusiones más allá del ruido típico que siempre se genera en las RRSS, donde entre los que “arriman el ascua a su sardina política” y los que viven siempre en el “cualquier tiempo pasado fue mejor”, no sabe uno si el pueblo ha estado en fiestas o en un velatorio.



Y cerré el cuatrimestre con otro de los temas que más han ocupado y preocupado a los vecinos durante este año. La presencia de jabalíes en el casco urbano del pueblo, una presencia que llegó a alcanzar cotas altamente peligrosas durante los meses más secos, cuando los jabalíes bajan hasta el pueblo al no encontrar tanta comida o ante las facilidades de la “barra libre” de los jardines y contenedores. Este comportamiento se había venido observando desde hace tiempo, pero con el gran crecimiento de la población de jabalíes experimentado en los últimos años, se ha convertido en un fenómeno peligroso hasta el punto de cobrarse ya una víctima mortal más allá del típico accidente en las zonas cercanas a los montes de la zona. Había que tomar medidas y el Ayuntamiento contrato una empresa para ello no sin polémica por la cuantía del contrato y por los métodos que la empresa iba a utilizar. El resultado parece que va siendo satisfactorio, pues el avistamiento de los ejemplares ha disminuido de forma notable. Pero habrá que esperar a ver qué pasa cuando volvamos a acercarnos a la época estival o en función de lo que pase en otros pueblos, pues los animalitos no usan pasaporte ni entienden de fronteras. No son pocos los que piensan que la disminución de estos animales ha venido dada por la captura de los mismos para ser soltados en cotos de caza, pero lo cierto es que el peligro si no ha desaparecido, al menos parece ser menor.

domingo, 15 de diciembre de 2019

Resumen 2019 I

Imagen de una actividad navideña.

Pues toca empezar a resumir este año 2019 que empieza a abandonarnos. Se nos presentaba como un año muy interesante en algunas facetas, pues la agitación política en un año electoral levanta todo tipo de pasiones e ilusiones y más en una cita como la de este año con record de candidaturas.

Sin embargo, todo esto no se tradujo en un especial dinamismo en lo que a mi dinámica en cuanto a la hora de actualizar el blog y como viene siendo habitual en los últimos años, me costó mucho arrancar y no lo hice hasta el mes de marzo salvo una entrada recién pasada la navidad en la cual hice un breve repaso por varias de las actividades y eventos que tuvimos durante esas fechas que ya tenemos tan cercanas.

Y esa primera entrada a la que hacía referencia del mes de marzo, fue como una especie de ejercicio de reflexión interna y de búsqueda en mi interior de algo que me motivase para seguir con esta “vida paralela” en la que de vez en cuando me toca ir de Quijote o Don Pelayo.

Y no fue hasta casi acabado marzo cuando volví con las pilas cargadas a retomar la actividad del blog, aunque por las distintas RRSS siguiese activo. Y lo hice de la mano de una de las pocas cosas que a día de hoy me tocan la fibra para luchar por este pueblo y eso que cada equis tiempo sale alguien a tirarme chinitas a la cara o quererme enfrentar con mis compañeros de fatigas para estas lides (estas cosas son algo más que un síntoma de la enfermedad degenerativa que afecta a este pueblo).

Pero no voy a perder más tiempo en este tema, que si llegase el momento ya hablaríamos largo y tendido del asunto, porque lo realmente importante es la temática de aquella entrada. Y es que La Tragamillas ha servido este año para dar a conocer a varios artistas de los que tratan de hacerse un hueco en los escenarios y a los que casi ni conocemos en nuestro pueblo y en el cual viven. Siempre se ha dicho aquello de que es muy difícil ser profeta en tu tierra, pero en este caso, al menos se les ha dado un pequeño y modesto escaparate para poder dar a conocer su talento.




Así que tras hacer un pequeño repaso al trabajo que desinteresadamente realizaron para La Tragamillas tanto Carlos Alevito como la gente de Improvisierra, nos encontramos con el mes de abril y con la campaña electoral ya sobrevolando en todo tema candente de la vida del pueblo.

Victoria Cuadrillero. Posible olímpica guadarrameña
Aún así, empecé el mes con una entrada en la que hacía una crítica hacia el estado de salud del deporte local vistos los éxitos que cosechan los pueblos vecinos y la escasa cosecha que logran los nuestros en líneas generales. La relación entre habitantes, clubes y resultados ofrece un claro déficit en nuestra contra y en algunos casos no ofrece ni tan siquiera capacidad de réplica o debate. Algo lleva fallando muchos años en el deporte villalbino y se sigue sin medicina o alivio para los males que sufre. Todo ello agravado este año por el descenso del equipo de futbol por antonomasia del municipio (segundo en tres temporadas), que tras varios años de crisis institucional, no parece que logre hacer suelo desde el que rebotar. Un indicador muy significativo.

Ya en los últimos días de abril, tomaba protagonismo el programa de fiestas de San Jose Obrero, o de El Gorronal. Un programa de fiestas de cierto nivel para unas “fiestas chicas” como se las denominaría en otros pueblos, al no corresponderse con las del patrón del pueblo y ser por unas cosas u otras las terceras en importancia del municipio. Y como no podía ser de otra forma, la política empezaba a salpicar todo en esos días y el programa de fiestas no iba a ser una excepción y más después de la elección de un artista tan posicionado políticamente como Jose Manuel Soto como artista estrella.

Y cerré el mes con una primera parte de lo que era mi


Jose Manuel Soto. Artista de las pasadas fiestas de San Jose Obrero
quiniela de cara a los resultados que podíamos esperar en la cita electoral que teníamos ya a la vuelta de la esquina. Un ejercicio en el que trate de alejarme mucho de lo que se ve por las Redes Sociales y tratar de ser lo más objetivo y analítico posible. Creo que era imposible acertar, pero creo que tampoco estuve muy desencaminado.