lunes, 17 de julio de 2017

Fiestas Santiago Apóstol 2017


Hoy se han presentado las fiestas patronales de Santiago Apóstol 2017, que como pueden imaginar no son un derroche de imaginación sino todo lo contrario, es la repetición del esquema de años atrás con cuatro toquecitos, por lo que mi opinión no va a diferir mucho de lo que escribí ya hace un año.

No quiero caer en el ejercicio de ventajismo que veo repetido hasta el infinito en las RRSS criticando todo lo que hace este equipo de gobierno sin aportar varios puntos de vista y compararlo con los días de vino y rosas de cuando se ataban los perros con longaniza y se gastaba en fiestas y festivales muy por encima de las posibilidades reales del pueblo. Por ello y como suelo hacer, no me pondré en la fila de los palmeros, como tampoco en la de aquellos que no hacen más que tirar piedras sin mirar a quien dan.

La realidad económica del pueblo es tan incuestionable como la inaptitud del equipo de gobierno. Está claro que Villalba no puede permitirse traer actuaciones de primerísimo nivel (porque son poquísimos los artistas que hay a ese nivel tanto en calidad como en poder de convocatoria), pero creo que el programa se podría haber hecho un poco más compensado e imaginativo.

Vamos a abordar el programa día a día.

Viernes 21.

Empiezan las fiestas con el típico pasacalles y el posterior pregón. Curiosidad tengo en saber quién recogerá este año la patata caliente después del marrón que le plantó Mariola a “Luis Botellín”. Porque está claro que este año tendrá que dar el pregón alguien representativo del pueblo tras lo afirmado por la alcaldesa el año pasado para quitarse de la diana. En buena lógica debería ser alguien de la Peña El Paraíso, así que si no han avisado a nadie, que se preparen por si las moscas, pues no creo que Mariola vaya a quemar el poco crédito público que le queda en algo tan simple como el pregón.

Después se producirá uno de los primeros y graves errores de la programación de estas fiestas, ya que se solapan las actuaciones de la Orquesta Pikante (Plaza de la Estación) y el concierto de Nuria Fergo y Natalia (Plaza de los Belgas). Y digo que en mi opinión es un error, pues tanto Fergo como Natalia no tienen el tirón de los dos años siguientes a OT1 y la plaza se les va a hacer muy grande, y más cuando tienen un público objetivo al que perfectamente se le satisfacía con la Orquesta Pikante. Al final lo más probable es que la plaza de la estación no se llene y la de los Belgas no llegue ni a mitad de aforo.



Sábado 22.

Encierro, Mercadillo de Productos de Madrid, castillos hinchables, novillada y…

La segunda gran cagada del programa de fiestas. Hay que tener en cuenta que las fiestas patronales en todos los pueblos son el gran escaparate para poner al pueblo en valor, atraer visitantes foráneos y beneficiar a la hostelería local. Está claro que el sábado es el gran día de las fiestas en todos los lugares, pues es cuando más facilidad tiene la gente de poder disfrutar de la programación festiva más allá de las 23:00, sin embargo aquí en Villalba han decidido que solo hay hueco para el heavy y para el público octogenario, por lo que volveremos a ver a toda la juventud local y la poca que se pueda ver atraída del exterior, arrojados al cobijo del botellón y a esa gran mayoría de público que no disfruta con el heavy, pero que aún no tiene a Tena Lady ni Corega en la lista de la compra nos tocaría buscarnos la vida fuera de nuestro municipio. En mi caso llevo años ya que ni planteo a mis amigos de fuera el venir a Villalba el sábado de las fiestas. ¿No habría sido más lógico ubicar aquí a la Orquesta Pikante en lugar de Los Tres Sudamericanos?, es que si se me apura, habría estado mejor hacer coincidir las tres actuaciones ese día y dejar a Fergo y Natalia para el viernes en solitario.
Granito Rock (Plaza de los Belgas) y Los Tres Sudamericanos (Plaza de la Estación).



Domingo 23.

Típico pasacalles, encierro, juegos infantiles, concurso de recortes, magia infantil, sesión de Dj’s (Plaza de los Belgas) y nos encontramos con otra de las cagadas de este año, pues se lleva a la Orquesta La Huella a…  ¿Batalla de Bailén? Dudo mucho que los Dj’s tengan más poder de convocatoria que la orquesta que se ha conseguido consolidar como la actuación con más tirón en todas las fiestas de la localidad (otra cosa es su repetición en las tres fiestas año tras año), pero está claro que es un valor seguro y que es el evento más universal en cuanto a que es capaz de aglutinar a público de todos los espectros de edad y gustos musicales. ¿Hay que devolver favores a los hosteleros de la zona de Batalla de Bailén? ¿No es suficiente con que el 90% de los eventos que se celebran durante todo el año se realicen en esa zona? ¿Por qué cortar innecesariamente durante tantas horas una de las arterias claves para la circulación en nuestro pueblo? ¿Es un buen lugar para un espectáculo musical?


Lunes 24.

Encierro por la tarde y después en la Plaza de la Estación concierto infantil de Juan “D” y Beatriz. Si la Orquesta La Huella se ha hecho fija, estos ya están en la nómina del Ayuntamiento fijos. Estaría bien que alguien explicase el motivo de esta relación de amor ciego entre el grupo infantil y el consistorio, aunque a juzgar por las inserciones publicitarias en radio, me supongo que la relación va más allá de lo que sucede en las fiestas. En este punto, sorprende que haya una vecina de la localidad con un espectáculo similar al de este dúo, que aunque tal vez no tenga la misma calidad de puesta en escena, no haya tenido nunca la oportunidad de actuar en nuestro municipio, pero ya se sabe que es difícil ser profeta en tierra propia y encima si esta está llena de herejes y ateos…

El colofón del lunes lo pone Alejo Stivel (Plaza de los Belgas), que me imagino que tocará su repertorio de Tequila como punto álgido, pero estamos nuevamente ante un caso de artista más caducado que un Yoplait de vainilla.  Desde luego no es un espectáculo para un publico mayoritario.




Martes 25.

Encierro, misa y procesión, supongo que comida de los mayores aunque no viene en el programa, novillada, pobre de mí y fuegos artificiales.

En definitiva, un programa de fiestas bastante pobre, muy repetitivo con respecto al de otros años y con un fuerte componente “viejuno” incluso para los que ya hace más de 20 años que teníamos 20 años.


Por cierto, el año pasado se incorporó al programa de fiestas el “pasacalles de la cerveza”, del que no hay reseña alguna este año. ¿Se sabe el motivo de su “no celebración”?

martes, 20 de junio de 2017

Preocupaciones...

Es algo que no para de repetirse por las redes sociales y en el boca a boca del municipio, "Villalba ya no es lo que era..." Esto es algo objetivo y los motivos son muchos y variados y con múltiples orígenes, algo sobre lo que ya he ido tratando a lo largo de todo este tiempo.

Hoy sin embargo propongo una encuesta para saber que es lo que mas os preocupa o que es lo que pensáis que más contribuye al deterioro de la imagen de Collado Villalba. Una imagen que ha pasado de ser la envidia de la comarca y buena parte de la provincia, a algo de lo que nos avergonzamos.


martes, 13 de junio de 2017

Quo Vadis San Antonio

Escribo estas líneas a pocas horas de que los fuegos artificiales pongan punto y final a las Fiestas de San Antonio 2017. Unas fiestas que sobre el papel, han tenido el programa más pobre que uno recuerde en los últimos años. Y no seré yo el que defienda desde aquí que se incremente el gasto en festejos dada la situación económica del pueblo, pues desde este blog he criticado en varias ocasiones los excesivos gastos en eventos lúdicos de diversa índole en los que nuestros gobernantes han ido incurriendo.

Esta entrada va más sobre el rumbo que las Fiestas de San Antonio han ido tomando en los últimos años o sobre la falta de rumbo, pues no sabe uno muy bien que se adapta mejor a los acontecimientos.

Y es que tal vez sea una percepción mía, pero lo cierto es que las fiestas de San Antonio cada vez son más las fiestas con las que nos identificamos los vecinos de Collado Villalba, independientemente de que seamos del “Pueblo” o la “Estación”. Creo que mucho han tenido que ver el que afortunadamente aún conserven un pequeño rescoldo de fiestas con sabor a pueblo, algo que en las de Santiago ya no existe por ningún lado, pues los eventos principales carecen de la calidad de antaño y la dispersión del ambiente, la pérdida del espíritu que tenían las peñas allá por los años 80 y el que el día en que puede disfrutar la mayoría de gente ha quedado relegado al festival de una minoría mayoritaria, que deja sin opciones a otros muchos sectores de población que incluso decidimos salir del pueblo ese día en lugar de tratar de atraer a nuestros conocidos hasta el municipio.

Pero volviendo a San Antonio, ¿qué ha pasado este año para tener tan pobre programa de fiestas? Bueno, pues lo primero que hay que saber es que las fiestas salen adelante por el trabajo conjunto del Ayuntamiento y los Mayordomos que configuran la comisión de festejos (cargos que van rotando y que tradicionalmente eran mozos de Villalba Pueblo).


Tal vez este carácter rotativo de los mayordomos provoque que las fiestas no tengan una línea clara. Un año predominan los eventos deportivos, otro te traen famoseo de casquería… un poco en la línea de lo que puedan mover los mayordomos de ese año. Otras voces cargan contra la cada vez mayor influencia de la gente del Barrio de la Estación desde que se abriese el tema de los mayordomos y dejase de ser exclusivo de la gente de Villalba Pueblo de toda la vida, lo que habría bajado el grado de implicación de estos en la organización de las fiestas.

Sea como sea, lo cierto es que las fiestas no tienen un esquema fijo, lo cual no debería ser sinónimo de malas fiestas o mala organización, pues incluso podría enriquecerlas si la gente nueva es capaz de retener las cosas que funcionan y aportar novedades. Pero no parece ser el caso de este año.
Y es que como he mencionado anteriormente, las fiestas salen adelante por el trabajo conjunto de los mayordomos y el Ayuntamiento y por lo que se ve, este año a la sintonía le ha fallado el ajuste fino. Los mayordomos no se han quejado de que el Ayuntamiento haya tirado por tierra las fiestas, pero si han dejado claro que han destinado menos recursos que otros años. Y como he dicho anteriormente, no seré yo quien pida más dinero para fiestas si las arcas no se lo pueden permitir. Pero sí que habrá que pedir que haga algo que tantas veces se olvida y que en el caso de no hacerlo el Ayuntamiento agrava el mal, se trata de poner en valor el trabajo de los demás. Son muchas las horas que los mayordomos en este caso y las peñas, asociaciones y otras fuerzas sociales dedican para sacar adelante ciertos eventos donde luego aparece el concejal de turno a hacerse la foto (en algunos casos con pose forzada) a pesar de sus mas de 50000€ anuales.

Foto de José María Simón
Suelen ser trabajos de muchas horas que no se reconocen y jalonados de obstáculos y trabas muchas veces evitables. Cierto es que hasta que uno no está en el ajo correspondiente no sabe de qué paño está hecho el traje, pero muchas veces las ayudas que se necesitan no son tanto económicas como dar facilidades a los organizadores y establecer procedimientos fluidos de comunicación entre estos y el Ayuntamiento. Por ejemplo, este año las fiestas se han quedado sin un evento que había ido cuajando a lo largo de estos años como ha sido la Carrera de los Autos Locos, lo cual es una pena, pues se trataba de un evento con un nivel importante de participación y gran aceptación entre un público para todas las edades y con unos costes bastante reducidos. Y es que al parecer, La Peña los Pirin, que se había encargado de la organización a lo largo de estos años, ha decidido no prestarse a la misma. No se sabe bien el motivo, pero parece que ha podido ser la mezcla de la falta de compromiso con el evento por parte del Ayuntamiento (reacio a enfrentarse a las molestias que provoca a los vecinos el corte de una calle y el garantizar un mínimo de seguridad tanto a los que trabajan en el evento como a los que participan de él) y el cansancio por parte de los miembros de la peña por tener que enfrentarse no solo al trabajo de sacar el evento adelante, sino al de salvar esas zancadillas o faltas de ayuda.

Esperemos que para el próximo año el emulgente vuelva a funcionar y el pastel de las fiestas vuelva a ser jugoso y tenga guindas como la de los Autos Locos. 




Aspecto de la Plaza durante el concierto del Grupo La Huella, Evento estrella de este año
. Foto Facebook de la orquesta

jueves, 1 de junio de 2017

Enemigos de lo público y lo privado

Vuelvo a uno de los últimos temas tratados en el blog y posiblemente el que más relevancia ha tomado en los últimos tiempos no solo en él, sino en las redes sociales y en el día a día de los vecinos, desde la cola del pan hasta el típico encuentro en el semáforo. Toca hacer referencia a uno de los mayores enemigos a los que se enfrenta este pueblo, los grafitis.

Y es que al parecer, en nuestro pueblo hay mucho individuo suelto que se cree Andy Warhol y va “dejando su obra” por todas partes. Es escudan en la supuesta libertad de expresión (que me digan que expresan unas letras que no llegan a formar palabras, mucho menos oraciones) para ir atentando contra toda pared que tenga un espacio libre que “enmarranar”. Da igual que sea propiedad pública o privada, que este abandonada o en uso de sus dueños. Incluso que pueda provocar perjuicios económicos a los dueños como puede suceder en los comercios. Se esta pintando incluso sobre las señales de tráfico y los paneles informativos, lo que provoca que los foraneos tengán mas dificil el orientarse en nuestro pueblo.

Es más, últimamente se empiezan a dar con demasiada asiduidad los grafitis en lugares peligrosos incluso para sus creadores como pueden ser algunos que para poder hacerlos han tenido que caminar por tejados de viviendas aledañas, con riesgo de caídas para ellos y de daños en los inmuebles por los que caminan.

Como ya he dicho, se escudan en la libertad de expresión para campar a sus anchas y destrozar todo y llegar como consecuencia de todo esto a una impresión de ciudad sucia y abandonada. Y es que cierto es que el grafiti es una parte de la cultura moderna, pero no todo vale. Yo por escribir estas cuatro líneas no puedo pretender equipararme a los grandes literatos que publican obras maestras, ni tan siquiera llegar a compararme al escritor de libros de bolsillo. Tal vez estos “artistas” se deberían dar una vuelta por el East-Side Gallery de Berlín, donde podrían ver lo que son obras con contenido y motivo para existir, aunque tampoco allí todo son obras maestras ni el contexto social de la opresión del muro es comparable.

Iconica imagen del East-Side Gallery
Pero llegados a este punto y reconocido el problema, habrá que tratar de ver como reconducir la situación. Está claro que trabajar en una sola vía (la de la limpieza del grafiti a posteriori) está avocado al fracaso, pues se trata de una labor costosísima y de resultado muy limitado y efímero. La limpieza nunca llega a dejar la fachada en su estado original y lleva horas la limpieza de un pequeño área que a nuestro amigo vándalo le ha costado un par de minutos guarrear.


Así que a esta vía hay que añadir forzosamente una segunda vía, la sancionadora que contemplan nuestras ordenanzas municipales. Que sepan que quien atenta contra la propiedad pública o privada, tendrá un castigo económico. Pero me temo que en esto como en las “caquitas” de los perros, uno pregona en el desierto.

Y como entre todos estos “guarreras” habrá algún artista, vería bien el recuperar la idea que puso en marcha el Ayuntamiento hace cinco o seis años, cuando durante la Semana de la Juventud se pintaron diversos murales bajo el título de “Los Colores de Villalba”. Es una lástima ver como el nuevo muro que se ha levantado para el cerramiento de la piscina municipal, es ya víctima de estas pintadas, con lo bien que podrían quedar muros dedicados a la naturaleza y a actividades en la misma como el deporte, la agricultura o la ganadería, recordar a la gente el motivo de la existencia de nuestra dehesa, saber valorarla y respetarla. Este es un ejemplo que podría extenderse con el tiempo a otros lugares seriamente perjudicados por las “obras” de los vándalos y que permitirían dar un aire moderno y limpio a nuestra ciudad respetando el entorno. Y todo ello a un coste económico asumible, pues hay auténticos maestros del arte urbano en nuestro pueblo que podrían guiar el proyecto.


El problema está ahí y el Ayuntamiento hasta ahora se ha mostrado totalmente inoperante para hacer frente al problema, ya va siendo hora de que muevan ficha y comiencen una lucha contra este gran problema más allá de irse un día a grabar un video publicitario de concienciación.





sábado, 20 de mayo de 2017

Cerveza y más mondongo...

Un día más vuelve uno de “darse una vuelta virtual” por Collado Villalba a través de las redes sociales con la sensación de si no tendremos lo que verdaderamente nos merecemos. Si al final no somos todos los que tenemos muy poca altura de miras.

Resulta que durante este fin de semana se está llevando a cabo un festival de cervezas artesanas en la zona de la plaza del Ayuntamiento. Organizado por CYE Villalba (Asociación de Comerciantes y Empresarios) y con la colaboración del Ayuntamiento y un puñado de empresas del gremio cervecero y grupos musicales.

Como todo evento primerizo seguro que el proyecto es mejorable, pero desde el famoso grupo de “Vecinos” ya se han puesto los palos en las ruedas casi antes de que el evento comience su andadura y estamos en lo de siempre. Si no se hace nada, porque no se hace y si se hace, porque se hace.

En este caso el crimen y el delito alcanza la escandalosa cifra de 2€. Las horas de dedicación para llevar a buen puerto el asunto no importan, el espectáculo de las bandas de música, demás inversiones que haya tenido que hacer la organización no importan… Estamos siempre por encima del bien y del mal y el ataque de “ombliguismo” no nos deja ver más allá de este, pero para colmo no vemos que lo tenemos sucio.

Foto de Melchor Rodriguez en el grupo Vecinos
de Collado Villalba de Facebook
Para los que a estas alturas estén ajenos a la polémica les hago una breve introducción. Al parecer para poder disfrutar del festival lo primero que tienes que hacer es comprarte un vaso conmemorativo del evento que cuesta 2€ y que es el recipiente en el que te servirán las cervezas que vayas pagando después en los distintos stands, siendo convenientemente enjuagado entre servicio y servicio.

En un primer momento puede parecer un “sacacuartos”, pero luego lo piensas y no es tan mala idea, ya que fomenta el reciclaje y se eliminan un montón de desperdicios, pues al final de la jornada lo más lógico es que te lleves tu vaso. ¿Cómo amanecen cada fin de semana los sitios de botellón? ¿Cómo amanecerá la Plaza del Ayuntamiento dentro de un mes el domingo después del día grande de las Fiestas de San Antonio? Y esta idea al parecer no ha sido una genialidad local sino que se trata de una operativa habitual en este tipo de eventos.

Otras voces han clamado por el elevado precio del líquido elemento pasando por alto que se trata de cervezas artesanales, cuyo precio es bastante más elevado de la industrial. Tanto precio de costo como precio de venta en la distribución. Comparando el precio de estas cervezas artesanales que rondan los 1.90-2.15€ en las tiendas marcas como (Cibeles o La Virgen) con las típicas Cruzcampo, Mahou, etc… Y mezclando el canal hostelería con el canal distribución. Una comparación que no se soporta lo agarres por donde lo agarres.

Los que hacen esas comparativas argumentan la precariedad de su economía, pero permítanme que por ahí no pase. Si su economía es precaria la cerveza no puede ser tenida en cuenta como una prioridad y si aún pudiéndotelo permitir te parece caro, tienes la opción de irte al “bar de cabecera” y seguir fiel a tu grifo habitual, pero no pretendas que un evento como este subvencione un bien no prioritario o de necesidad.

A todos estos les recomiendo que un día se den un paseo hasta el polígono Europolis de Las Rozas y vean cómo funciona la fábrica de Cervezas La Virgen y prueben una de sus referencias. El primer problema que se van a encontrar es que el local va a estar lleno a rebosar, preparense para una buena espera sin van en hora punta y una lucha feroz por un trozo de mesa y una silla con colas que en ocasiones salen del local y eso cuando el precio del tercio si mal no recuerdo está por encima de los 3€, es decir casi un 50% más alto de al que lo encontraras en Carrefour, pero amigo estas en el canal hostelería, no distribución. Todo ello en un polígono, nada de "City Center", sniff...




Ahora me diréis que es que en Las Rozas hay mucho pijo o que si el nivel adquisitivo de ese municipio es más alto, lo cual es cierto, pero si aceptamos esta premisa como el gran dogma no estamos haciendo más que aceptar que somos un pueblo de tercera y que no podemos aspirar más que a tomar una birras del Lidl en la Dehesa y dejar esta hecha un estercolero cada semana. ¿Qué ganas va a poder tener alguien en montar un negocio como este o de perfil similar en nuestro pueblo cuando uno ve el nivel de sus ciudadanos?


Hago desde aquí un llamamiento a todos esos “Vecinos” para que tengan un poco más de amplitud de miras y aceptemos cada uno nuestra parte de culpa en que nuestro pueblo haya pasado a ser un pueblo de tercera división condenado al efecto “Mondongo y Salchipapa” y no solo en el aspecto hostelería donde esto no es un hecho aislado como pudimos comprobar hace unos meses con el tema de los Food Trucks. Eventos que en otras localidades han sido imán y foco de atención y que aquí solo han servido de carnaza para los que siempre viven anclados en las polémicas.