jueves, 26 de mayo de 2011

Tras el 22 M

Por fin paso el famoso día 22 de mayo y con él las incógnitas que mantenían bajo la niebla el futuro de nuestro municipio como el de casi todos.


Finalmente, Collado Villalba también se ha teñido de azul y está ahora vigilada bajo la atenta mirada de la gaviota del PP. Esto es algo que no debería pillar a nadie por sorpresa, ya que estaba claro que entraba dentro de las previsiones dado el fuerte castigo que iba a recibir el PSOE a nivel nacional por tratar de enmascarar inútilmente una realidad.

Debo de confesar que yo mantenía mis dudas no sobre el triunfo de los populares, sino sobre la consecución de una mayoría absoluta como la conquistada por la formación liderada por Agustín Juárez, que me parecía el candidato con más opciones a salir si UPyD apoyaba a la lista más votada como habían manifestado.

Durante toda la precampaña y la campaña, hemos asistido a todo tipo de cruces de declaraciones que al ciudadano de a pie no sé yo hasta que punto han interesado, pero a título personal tengo mi propia interpretación.

Siempre he sido de la idea de que en España las elecciones se ganan desde el centro. Esto es, los votos de los desencantados del PSOE y PP que migran de un lado a otro. Por eso siempre he pensado que una radicalización del PP le resta más que le suma, ya que poco puede ganar más a su derecha y sin embargo se aleja de esa “masa de votos flotante”. En el caso del PSOE, aunque tiene algo más que rascar a cuenta de IU, tampoco le compensa salirse del discurso centrista, ya que al fin y al cabo IU siempre les apoyara antes que al PP y esa “masa” que está en el limbo entre PP y PSOE es mayor que lo que se puede llegar a obtener por radicalizar el mensaje.

Ahí creo que radica uno de los primeros errores del PSOE, no solo a nivel local, sino también a nivel nacional. Me deja perplejo el que importantes miembros del PSOE local muestren indignación y sorpresa ante el cambio de intención de voto de esos ciudadanos. No sé hasta qué punto es consumo interno y hasta qué punto es lo que creen en realidad. Lo cierto es que creo que han equivocado su campaña.

En el caso de Villalba, los mensajes por internet eran muy radicales lo que alimentó aún más no solo el distanciamiento de la masa flotante, sino las propias “disfunciones” que diría Florentino Pérez o disidencias dentro del seno del propio partido. Se planteó un lista de pensamiento único y sin el mas mínimo atisbo de autocritica y se ha pagado caro y ha dejado hipotecado durante años el futuro del partido.

Y si ese ha sido el error durante la campaña, mayor error seria que tras ella el PSOE siguiese enrocado en su idea de que “todos están equivocados”. Los habrá que sí, pero evidentemente, tras este resultado, ellos serian los que más si no hacen un ejercicio de autocritica sincero. El primer paso lo ha dado José Pablo González que ha decidido no permanecer en el ayuntamiento como líder de la oposición, pero se antoja insuficiente si la “guardia pretoriana” continua siendo la voz que se escuche en los plenos. Por ello, creo que estaría bien visto que junto con él se marchasen otros concejales como Cercas, Gómez Sierra y Rosana Crespo que en mi opinión han agotado ciclo y deben dejar hueco a gente nueva, no solo física, sino ideológicamente.

Todo ello iría no solo en beneficio del PSOE, sino en beneficio de todos los ciudadanos del municipio, que necesitan de un PSOE que sea una buena oposición que haga frente a la mayoría absoluta del PP. Y es que siempre he sido enemigo de ellas fuesen del color que fuesen. No me gusto la que personalizaba José Pablo González y aunque estamos en el margen de confianza que se le debe dar a un recién llegado, no creo que me guste la de Agustín Juárez.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo pienso el psoe a perdido en Villalba por meritos propios y q no se debe responsabilizar de todo al gobierno.
Y respecto a la dimisión, igual q no sabia gobernar, no sabe perder. No me estraña nada y Villalba sale ganando.

Anónimo dijo...

Me hace gracia estos políticos que después de perder se marchan diciendo que hay que dejar sitio a las nuevas generaciones....¿por que no lo pensaste antes de las elecciones?¿por si acaso pillabas cacho otros 4 años?

Yo les obligaría a estar 3 años en la oposición, y el 4 año les cambiaba por "la nueva generación" que ahora tanto ansían de repente.

Por lo demás, lo que vengo oyendo es que el alcalde saliente esta haciendo dejación de sus funciones y dejando de ir/asistir a actos por los que esta cobrando (y bien) hasta Julio, sin motivo justificado.

Otra muestra mas de lo que les importa todo.

Saludos.

Anónimo dijo...

Un buen análisis electoral. No sé si el PP se estará radicalizando como quieres hacer ver. Lo que yo creo en ese aspecto, es que en el PP su sector duro y radical (Acebes, Zaplana, etc) ha quedado ya en el olvido, y eso es de agradecer.
En cuanto al PSOE, necesita un lavado de cara urgente, tanto a nivel local como a nivel nacional. La política de "que viene la derecha, nos lo van a quitar todo" cada vez hace menos mella en los ciudadanos, que ven como a falta de ideas y de saber gobernar, se intenta instaurar la política del miedo. Como bien señalas, no ha habido autocrítica. Para ellos ha sido una gestión intachable y los demás lo hacen todo mal y quieren desgastarles. Y ese mensaje les ha llevado al descalabro tanto en las municipales como el que se van a llevar el año que viene en las generales. Amén de negar la realidad en la que se encuentra sumida el país y no tomar medidas al respecto.
Como digo, el lavado de cara tanto para el PSOE villalbino como para el PSOE nacional ha de ser muy profundo. Su oposición ha de ser constructiva si quieren recuperar los votos de los desencantados (repartidos entre UPyD e IU mayormente). Si quieren volver al poder tienen que tener un proyecto de gobierno y no de oposición. Porque sino pasa lo que pasa, acaban haciendo una triste "oposición a la oposición".
Por otro lado, me alegro mucho del ascenso que está experimentando UPyD. A pesar del desprestigio de los medios, se están haciendo un hueco en la política actual y apostando por una regeneración democrática más que necesaria.

llama_82 dijo...

Anonimo 3. Mi referencia al PP es que precisamente Rajoy ha conseguido contra viento y marea ir apartando poco a poco todo el Aznarismo rancio sin apenas rupturas (cascos y poco mas). Y todo pese a la leña que le han atizado los medios mas derechones como Intereconomia, Libertad Digital, EsRadio, etc.
Pero curiosamente, en Madrid el poder lo tiene ese sector mas "ultra", que tiene en Esperanza Aguirre a su maximo esponente.
Paradojas de la vida, en Madrid comunidad estan el mas centrado (Gallardon) y la mas escorada (Aguirre)

Con respecto a UPyD, vamos a ver, porque no parece un partido con estructura de partido, sino asociaciones personalistas que funcionana mejor o peor en función del lider local. Habrá que estar atentos a su trabajo para poder juzgarlos.