jueves, 7 de abril de 2011

Y llegó el desalojo

No era la entrada prevista, pero la actualidad manda y el desalojo de la Fabrika de Sueños ha sido la noticia del día.


Quiero dejar bien claro, que para nada apoyo el movimiento de la okupación por dos motivos principales.

Primero.- Es ilegal. Con él se vulnera un principio básico de nuestra constitución como es el de la propiedad privada.

Segundo.- La realización de actividades dentro del recinto sin la debida supervisión de seguridad, sanidad, etc. Provocando responsabilidades en terceros y el peligro de los practicantes de las mismas, me parece un riesgo importante e inasumible.

Pero una vez aclarado el punto de partida, el caso de la Fabrika ha tenido desde sus orígenes varias piezas que nunca me han encajado. Y es que hace varios años, el azar me hizo coincidir con una persona que ya por aquellos tiempos tenía que ir a declarar ante el juez por este tema.

Esta persona me comento que la fabrika ya era el segundo lugar que ocupaban tras una fábrica de pinturas que abandonaron antes de que les desalojaran y todo ello tras recibir “un chivatazo” desde dentro del mismo ayuntamiento de Collado Villalba en el que alguien les filtro que los dueños de este lugar llevaban varios años sin pagar los impuestos municipales correspondientes ante la pasividad del Ayuntamiento. Todo ello posiblemente con la idea de forzar una expropiación por impagos en un futuro posterior.

Así pues, la ilegalidad de la okupacion sacó a la luz dos situaciones interesantes. De un lado la situación de impagos de sus dueños y por otra la pasividad del ayuntamiento con ciertas sospechas de movimientos inmobiliarios especulativos posteriores. Todo esto siempre bajo el punto de vista de esta persona de la fabrika, que me dio varios datos interesantes sobre algún implicado en el asunto, que me hace pensar que sus afirmaciones tenían cuerpo y me plantea la duda de hasta que punto los propietarios del lugar no deberian haber perdido sus derechos sobre esos terrenos, algo que deberia haber sucedido de haber actuado el ayuntamiento en su momento evitando que los impagos prescribieran.

Sobre el asunto de si las actividades cubren o no una parte del ocio y la cultura que el ayuntamiento no atiende, tal vez la afirmación sea correcta, pero eso no debe dar soporte al abandono de la ley, ya que esto conlleva un deterioro de la convivencia importante y quién sabe si una tragedia en alguna de sus actividades que no estaban sujetas a un control mínimo por parte de sanidad, seguridad, etc.

El problema es que las trabas administrativas y la necesidad de fondos y lugares donde poder llevarlas a cabo, provocan que aquellos que tal vez se pudieran animar a pasar al lado de la legalidad no se atrevan o puedan hacerlo y por ello sigan con sus actividades buscando esos refugios. Porque está claro, ¿qué es más fácil? ¿Crear una asociación, buscar una sede social, etc.? U ¿Ocupar otro local en un futuro inmediato para poder seguir con esas actividades?

8 comentarios:

Ernesto dijo...

No conozco el tema, ignoro quienes son los propietarios ni quienes son los okupas.

Pero parece que se trata de justificar lo injustificable, como viene siendo la norma dentro de los movimientos "okupa".

El derecho a la propiedad privada en este país es un derecho fundamental, mientras el derecho a la creación "artistica" (nótesen las comillas) o al ocio, o a tener un sitio donde ponerse ciego y beber barato, etc etc no lo són.

Un propietario de un inmueble puede tenerlo sin uso, sin que ello merme ni un ápice su derecho al dominio de la cosa. Ni que eso implique que cualquier mindundi se crea con derecho a tomar por la fuerza la posesión de un bien. Eso es ROBAR.

"Como no paga el IBI, ocupamos!" Pues no señoritos. Cuando un ciudadano no paga sus impuestos, hay una serie de mecanismos administrativos y judiciales para requerir el cobro. Sin que ello disminuya el derecho a la propiedad, salvo que un juez decida enajenar el bien para hacer frente a una obligación económica. Desde luego. muuuuchos años de impago harían falta para que se creara una deuda que necesitara ser cubierta con la propiedad del inmueble. En eso se basa el estado de derecho, una administración no puede actuar al margen de la ley ni a incautarse por la fuerza de los bienes y derechos de terceros. Faltaría más! JP en plan Hugo Chavez caminando por Villalba a la orden de "experopiesé!"

.. y desde luego, no existe nada en el ordenamiento júridico español que contemple la "expropiación" por impago de un impuesto.

Para empezar una expropiación requiere de una "necesidad de ocupación de un bien concreto", de una "utilidad social", etc etc.. No existe tal cosa... no hay necesidad de expropiar ese inmueble (o cualquier otro dado el caso), ni existe utilidad social alguna. Porque por regla de tres, la administración podría expropiar lo que le viniera en gana (por ejemplo la casa del papá de alguno de esos okupas).

Pero claro, no se puede esperar de un "anti sistema" que tenga respeto por las leyes, ni tenga la más mínima preocupación por los perjuicios a terceros. Simplemente les importa un bledo cualquier cosa que no sea un "derecho de nacimiento" que se creen tener.

Queridos "okupas" la sociedad no os debe nada, porque no os mereceis nada... Por qué no me prestais vuestra casa para que yo pueda realizarme como artista ? Y de paso monto un garito para correrme juergas con los amigotes ;)

Hari Seldon dijo...

¿Nuestra constitución permite la especulación inmobiliaria?

Anónimo dijo...

¿ Y ahora qué? Está claro que hace falta una oferta de ocio más amplia en Villalba. Desde UPyD proponen soluciones.

http://villalbamagenta.wordpress.com/2011/04/07/el-desalojo-de-la-fabrika-demuestra-la-incapacidad-del-equipo-de-gobierno-para-proponer-alternativas-culturales/

Doud dijo...

-Resulta efectivamente que el Solar pertenece a una modesta empresa de nombre ACS, que por colmo como lo mencionáis no paga el IBI que tampoco se le reclamo nunca el muy progresistas Ayuntamiento de Villalba. ¿Como explicar que no se invoco nunca el espirito de la ley estos 30 últimos años para exigir que se cumpla el santo texto, pero que si es con mucha vehemencia con o sin la Ley que las autoridades locales y judiciales se aferran a destruir este proyecto? El “legitimo” dueño defiende aquí su derecho a transformar esta apuesta cultural y social en escombros. No habla de escombros para preparar una edificación, solamente escombros para sustituir algo de pie por algo tubado. Peor, hasta el vecindario teme que se vuelva a convertir el sector como era antes de la Fabrika un gueto de marginados, que esconde algún botín allí donde ni siquiera la policía se atreve a entrar.

-Por fin para concluir no puedo no contestar a UPyD que no entiende nada de lo que esta sucediendo no entiende lo que significa autonomía y emancipación. La juventud no pide oferta cultural, la ciudad no es un supermercado, la juventud que participaba a la construcción de la Fabrika no pidió nada a José Pablo Gonzalez. Y el Ayuntamiento siempre entorpeció las iniciativas populares. Se pondría obviamente encontrar un acuerdo un terreno de entendimiento entre lo que sepa dar la colectividad y lo que desean esta creativa Juventud, pero no con la condescendencia de políticos que piensan que deben ofrecer productos de usar y tirar. Se acaba de tirar 4 años de esfuerzos y trabajo de muchos villalbinos y demasiados en esta página con mezquindad e ignorancia prejuzgan y condenan de ante mano lo que no pueden concebir.

La sociedad es más grande que lo que puede caber en la mente de personas que tienen el mundo definido, déjense sorprender, sonreír, quizás reír por algo que no provenga de lo que les sugiere el mercado.

llama_82 dijo...

Estimado Doud. Quiero decirte que me llegan los comentarios que has mandado, pero sin embargo desconozco el motivo por el que no estan publicados. No se si es que los has borrado tú o ha sido blogger quien lo ha hecho. En cualquier caso, quiero decirte que no estoy ejerciendo ningun tipo de censura a tus opiniones, tan interesantes como las de otros que pasan por aqui.

Un saludo.

Doud dijo...

Creo que se trata de un problema técnico solo pude publicar la mitad de mi comentario, curiosamente la segunda mitad, voy a reducir la primera parte a ver si logro que se publique.

Doud dijo...

Parte Iª

Este artículo y los comentarios son todas intervenciones ajenas al Proyecto de la Fabrika, se sitúa a una distancia estratosferita desde la cual se permite utilizar argumento jurídicos legales, de derecho y fiscal como pare explicar, justificar y marginalisar esta alternativa social-cultural. Se note y mucho que jamás habéis participado desde lejos a las actividades de la Fabrika. La concepción profundamente anclada de lo que es para vosotros Cultura, Arte o “arte” la ciudadanía, la convivencia representa parta vosotros una verdad revelada y absoluta.

-Cuando indicáis que el Derecho de la Propiedad Privada es inalienable, garantizada por la constitución e incuestionable, no puedo dejar de observar que nunca he visto en este blog condenar los especuladores o los banqueros por no respectar la constitución: el derecho a un vivienda, el derecho a recursos para vivir, la interdicción de la especulación con el suelo y las viviendas... Podríamos añadir que las constituciones son paradigmas provisionales que cambian con la incorporación de derechos nuevos o la resta de derechos conquistados.

Doud dijo...

Parte IIª

-Como mucho de vosotros no tenia concretamente y de experiencia, ni idea de lo que podía ser un centro ocupa como lo llamáis vosotros. Desde el exterior nos aparece una imagen profundamente distorsionada, un lugar de marginalidad, anti-social, un espacio libertario apartado de la vida de la ciudad. Pues resulta que La Fabrika era todo menos esto. Efectivamente un espacio autogestionado por un colectivo emprendedor, pero abierto a la ciudad por poco que quisieras acercarte. Un sitio muy luminoso y lujo espacioso, donde se podía asistir, participar, proponer, aportar contribución, en resumidas cuentas vivir.

-Siempre encontré contradictorio la capacidad de los miembros de la sociedad moderna para ser quisquilloso, exigente, vigilante, preocupado por las experiencias alternativas ajenas al mercado, y cuanto somos confiable, entregado y conquistado con los productos y servicios del mercado. Somos capaces de alimentarnos de comida basura, ingerir Maís transgenico, Vaca loca, Trabajar en centrales nucleares, vender armas a Israel y Libia, conducir coches contaminantes, vivir en construcciones insostenibles, pero a la hora de compartir algo que no proviene de la cultura dominante rechazarlo de pronto alegando argumentos de marketing de las compañías multinacionales.
(Parte IIIª ya entregada)