martes, 14 de junio de 2011

Heridas

Una vez más, la actualidad tira por tierra la que iba a ser mi próxima entrada al blog, pero las circunstancias mandan y en este caso he preferido seguir pegado a la actualidad del municipio que me ha visto crecer y que en los últimos tiempos es todo un catalogo de aquello que hace que uno se sienta avergonzado de sus orígenes cuando sale fuera de los mismos.

Ya había visto por el Facebook en el muro del periodista Luis de la Calle, que el pasado sábado su observaron comportamientos poco correctos en la toma de posesión del nuevo alcalde. Como no había estado presente en el acto y no había visto las imágenes, me quedaba la duda de hasta qué punto las simpatías del periodista podían condicionar tal afirmación. Pero hoy a la hora en que llegaba a comer he tenido la oportunidad de ver parte de la repetición del programa en el que se dio cobertura el evento.

Por lo que se ve, algunos pensaron que el acto debía de formar parte del programa de fiestas patronales y de ahí que se lo tomasen como una verbena. Tal vez incluso quedase algún bufón del mercadillo medieval que se montó la semana anterior.

El momento del escrutinio fue sencillamente delirante con los asistentes coreando el número de votos conforme estos salían. Por lo que se ve, algunos entienden mal lo que es “la fiesta de la democracia”. Y cuando llego el momento del traspaso del bastón de mando, la cosa fue a más como no podía ser de otra forma tras la renuncia del alcalde saliente a participar de la ceremonia, en un acto al que tiene derecho, pero que resulta cuanto menos poco elegante. Allí se empezaron a escuchar voces diciendo “donde está el Churri”. Seguramente, estas mismas voces serán las que gritaran contra el PP el día que las tornas vuelvan a cambiar.

Así pues, los que esperábamos que tras las elecciones se rebajase la tensión, vamos viendo como nuestro gozo muere ahogado en un profundo pozo. Pero qué podemos esperar cuando desde el partido “perdedor” sus propios militantes no paran de lanzarse acusaciones que en el pasado fin de semana han llegado a tener como resultado un intercambio no solo de agresiones verbales, sino físicas y de denuncias (aún por confirmar), en unos sucesos que están dejando a los responsables del partido en una situación crítica y que les terminará pasando factura, si bien a algunos en lo personal y en lo anímico me consta que ya les está pasando.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Eso.... donde está JP ?

Renunciará tambien a ser concejal ?

llama_82 dijo...

Amigo anonimo, a los pocos dias renunció a su acta de concejal que no retiró el pasado sabado. Algo que me parece hasta lógico para la regeneración del partido. Sin embaro, personalmente no comparto que no fuese él quien pasase el bastón de mando a Agustin Juarez. Como he dicho, me parece poco elegante.

Nacho Herranz dijo...

A mi tampoco me parece elegante. Igual que hay que aceptar las victorias, también hay que reconocer las derrotas. Espero que el nuevo alcalde lo haga mejor pero tampoco me inspira mucha confianza.

Anónimo dijo...

Ay JP, eso del mutis por el foro dejémoselo a Arniches...uno se va dando la cara y si no se puede por la puerta grande, por lo menos con dignidad. Si es que...nunca aprenderemos!!!!!

Buenos días.

Anónimo dijo...

Esto es como cuando eramos niños y jugabamos al balón en el cole... siempre había alguno que decía "si no soy capitán no juego!" :(

Desde luego no dice mucho a su favor.