domingo, 14 de enero de 2007

¿Que fue de...?

Es una lástima que pese a la enorme cantidad de papeles, folletos y otras cosas que guardo por mi habitación, no repose el folletito en el cual se nos hablaba de las magnificas obras en curso y las acabadas por el ayuntamiento en la pasada legislatura. He puesto patas arriba media casa y no logro encontrarlo, lo cual me da que pensar que ese folleto en concreto no se guardo en su momento, una lástima que no aparezca entre tanto papel absurdo como tengo, que me hace pensar que seré un firme candidato a sufrir el síndrome de Diógenes en un futuro.


Pero pasemos al motivo por el que buscaba el famoso folleto, que no es otro que el tratar de documentar o ilustrar lo mas graficamente posible lo que nos vendieron y lo que es hoy el parque de Romacalderas. Para quién no lo conozca, es un parque un tanto peculiar, ya que no tiene nada de césped ni arbustos. Se trata todo de vegetación casi autóctona en una de las margenes que flanquean al gran pasillo central de mas de 700m de longitud. En el otro margen, el que pega al río, podemos encontrar algunos aparatos de un circuito de mantenimiento deportivo (bastante duros la verdad). Es un parque muy frecuentado por los villalbinos, ya que permite dar unos buenos paseos y además sirve de enlace con el camino del camping de El Escorial, ruta muy usada por paseantes, runners y ciclistas.


Pero sin embargo y pese a la remodelación, sigue teniendo una gravísima carencia como es la falta de sombra, ya que los arboles plantados hace dos años no ofrecen apenas sombra, lo que convierte al parque en un autentico secarral.


No se puede considerar como carencia pero si como un defecto del proyecto (ya en su momento se considero por muchos un disparate y el tiempo les ha dado la razón) el espacio perdido por la idea primera de crear unos canales que rodeasen al parque con el agua del río extraída al comienzo del parque por una bomba y siendo devuelta a este al final del mismo. Lo cierto es que los cauces están secos y nunca ha circulado agua por ellos, ni tan siquiera en los días de otoño con las grandes precipitaciones recibidas. Estaba claro que esa idea era algo descabellada, porque el Guadarrama a su paso por Villalba no suele caracterizarse precisamente por su abundancia de agua, por lo que reducir su caudal aunque luego fuese devuelto en un amplio porcentaje, resultaba una idea de locos, pero se hizo y el resultado ahí esta. Unos juncos que hay que regar para simular lo que no hay y unos cauces secos. Un espacio perdido y un montón de dinero dilapidado, ya que esto era lo mas original del parque y lo que mas iba a costar.


No se porque será, pero según estoy escribiendo esto, siento como si ya lo hubiese hecho en algún otro momento, ¿será porque estas ideas de grandeza se repiten con el resultado de rotundo fracaso con demasiada frecuencia en nuestro pueblo? (véase caso de las represas del río u otras obras que ya han nacido con la fecha de caducidad vencida o lejos de lo prometido en presupuesto o resultado [campos de fútbol, biblioteca, piscinas, estación de RENFE, etc...]). ¿Volveremos a creer los villalbinos en los cuentos que nos van a contar en los próximos meses con motivo de las elecciones tales como soterramientos de la A6, remodelación de Calle Real, o Av Juan Carlos I, Polígonos de artistas y artesanos, etc...?

Yo personalmente me conformo con mucho menos que todo eso, solo pido que se optimicen nuestros recursos para dar prioridad a los servicios básicos que hoy son tan deficientes en nuestra localidad.




Por este lecho de piedras se supone que debería correr un arroyuelo de agua salida del Guadarrama.




Desgraciadamente, el río no nos ofrece con frecuencia esta extraordinaria estampa.

5 comentarios:

ciudadan@s dijo...

Será por dinero... si lo usan como si no fuera suyo. Ah, claro, que no es suyo, ya entiendo...

Muy bueno el post.

Mattu dijo...

Hombre, esto es lo que viene siendo un proyecto de "Parque Sim": o sea, sobre el papel queda total y absolutamente bonito, es la leche y es funcional de cojones...luego el río no lleva demasiada fuerza y todo cambia. No creo que lo hayan hecho con el juego de Los Sims, supongo que habran llamado a alguien que controle de Autocad y se lo habrá hecho mas profesional y estético (ademas de caro, claro). Sobre la vegetación existente en la zona y el hecho de querer poner nueva tras las obras, no me cansaré de decirlo: los arboles que pondrán ahora en la explanada de Batalla de Bailén tardarán años en ser como aquellos que teníamos en el bulevar. Ya son ganas de cargarse esa zona, donde en verano uno podía ir el sabado al mercadillo a ver que podía haber y con la sombra no era para nada jugarse la vida salir en verano a las 4 de la tarde a caminar. Ahora mismo en Romacalderas solo hay palos y ramas secas, no vegetación...

daniloooo dijo...

Sí, sí. Pero ¿y lo bonitas que son las rotondas? JAJAJA...vaya pueblo en el que vivimos de verdad. No me ha parecido ver ningún post dedicado a la calle del Jaime Ferrán. Creo que el año que viene Carlos Sainz va a hacer ahí la pretemporada para el Dakar....

llama_82 dijo...

daniloooo bienvenido al blog.

Pues no se que tal estará esa calle, porque no paso por ella desde hace tiempo y las que hay alrededor, cuando paso es de noche, pero si has visto post anteriores, comprobaras que hay barrios que estan en situacion critica, como en el que yo vivo.

billaba komo la keremos? dijo...

Alguien se acuerda del lema Villalba como la queremos? Pues sucia, fea, chabacana, desordenada, llena de coches abandonados, altos índices de delincuencia y las patrullas de las Bescam poniendo multas, según dicen. Lo del parque, ahí se pidió un puente peatonal que uniera ambos márgenes y nada, o cruzas por el Molino o te la juegas por el Herreño. Viva el adelanto, el s. XXI y nuestros administradores, que no nos los merecemos. ¿Un poco de sentido común o algo de estética? Sería pedirle peras al olmo. Torrelodones es un buen ejemplo a imitar, señor alcalde eternamente enquistado. Tendría que haber una ley que limitase sus mandatos a ocho-doce años y que obligase a la revisión de los planes urbanísticos por una agencia especializada e imparcial.