martes, 30 de enero de 2007

Aligerando

Después de una serie de comentarios muy críticos y cargados de contenido político, creo que iba siendo hora de retomar el otro lado de la vida de Villalba. Y es que pese a las basuras, escombros y sobretodo las grandes obras, en este pueblo existe vida y la seguirá habiendo incluso después de las conflictivas obras y es que creo que era hora de que nos diésemos cuenta, que a los que nos visitan en los distintos foros, les tenemos que estar dando la impresión de que Aquí no Hay Quien Viva y en cierto modo el pueblo sufre un desgobierno como el de la celebre serie de television, solo que un desgobierno mucho menos divertido, pero pese a todo, repito una vez mas, hay vida.

Seguramente muchos de vosotros conocéis el camino del camping de El Escorial o El Campillo. La verdad es que dicho camino se sale de las lindes del pueblo, sin embargo, creo que es mas conocido por los villalbinos que por aquellos que viven en El Escorial o San Lorenzo. Se trata de un camino que sale desde el parque de Romacalderas una vez cruzada la carretera de Guadarrama y que se prolonga hasta el Camping de El Escorial, pudiendo optar a subir desde este a la carretera que enlaza el Valle con el municipio.

Hace unas semanas, aprovechando el invierno tan bondadoso en las temperaturas que estamos teniendo, me anime a hacer un paseo por dicho camino. Justo antes de llegar a él, me sorprendió una cosa, estaban construyendo sobre las ruinas de "El Campero", pero respetando su antigua estructura, que pueblo este en el que se derriba la antigua Estación de FFCC, se va a cambiar por completo la fisonomía de dos de sus arterias principales, pero sin embargo se van a respetar tanto el edificio de la Malvaloca como el anteriormente citado, ¿qué tendrán esos santos lugares?.

Una vez salido de mi asombro, entre en el camino disfrutando de sus paisajes, vegetación y fauna, estos últimos años mas rica aún ya que aves como las cigüeñas que antes no habitaban por estos parajes hasta mas entrado el buen tiempo, ahora lo habitan de forma permanente ya que migran hacia el sur. De esta forma, cuando llegue al antiguo caserón (no tengo claro se era una posada donde se cambiaban los caballos o un convento) puede ver el maravilloso espectáculo de varias decenas de cigüeñas posadas en sus nidos. Si seguimos adelante, según nos cruzamos de forma continua con gente corriendo, andando o montando en bici, podemos observar a fabulosos ejemplares de algunas de las mejores ganaderías de reses bravas que hay por la zona, así que ojo con pasar al otro lado de la alambrada, ni tan siquiera a buscar setas.

Una vez que pasas el caserón, el terreno se vuelve un poco mas duro y normalmente, salvo en verano o épocas de sequía suele presentar barro y piedras sueltas, que han castigado mis pies en mis salidas para correr, ya que buscaba lugares planos y este era el ideal, pero el terreno como ya he dicho es mas duro e irregular. A pesar de todo lo usamos mucha gente con tal fin, ya que peor es el asfalto y además el paisaje es mas entretenido, salvo por los mosquitos en verano, que te metes unos atracones al llegar a la zona de la presa de mucho cuidado.
Si sigues por el camino hacia el camping, pasaras antes por la entrada al Cortijo Wellington, enorme finca de este paraje. Allí el camino es mas monótono ya que las vistas se ven mas cerradas ya que la vegetación es mas alta. Eso si, justo antes del desvío podemos observar unos restos de una antigua calzada y si levantamos la vista podemos ver ya ante nuestros ojos el majestuoso Monasterio.


Por todo esto que os he contado y por muchas otras cosas mas, os recomiendo una vueltecita por este camino. Seguro que disfrutar por un tiempo de la naturaleza os ayuda a olvidar problemas e incluso a las maquinas picapiedras.





P.D. No se a quien corresponde vigilar el lugar, pero hay que intensificar su vigilancia y limpieza, ya que desgraciadamente, parece que se dan algunos botellones y algunos abandonan restos de tareas de mantenimiento del vehículo con cierta frecuencia por el lugar.

6 comentarios:

Faycán dijo...

¿Y este camino es público? Yo pensaba que era una finca privada... Cuando era pequeño hice con amigos una excursión en bici por allí, y alguien nos gritaba de lejos, tras las vallas, que nos largáramos.

Curiosa historia sobre este camino que, si es público, no me quedaré sin recorrer en su totalidad algún día.

llama_82 dijo...

Pues te tienes que haber confundido de camino, porque en este no hay ninguna puerta ni valla que traspasar para entrar en él. De hecho, lo primero que encontraras será el cartel de via pecuaria, asi que se trata de un camino público y te recomiendo que lo hagas, sobretodo si tienes niños, es una gozada.

Faycán dijo...

No, hablamos del mismo camino, calle Media Luna, todo hacia adelante. Lo llamábamos "ir a las vacas", de pequeños...

Me lo apunto para cuando llegue mejor tiempo. ¡Ese camino tengo que hacerlo entero!

llama_82 dijo...

A ver si os pegaban las voces porque ibais a meteros donde las vacas... Que mira que si te fijas bien tienen algo entre las patas...

Desgraciadamente mas de uno se ha metido a por setas y se ha despistado y ha encontrado la muerte alli. Pero siempre en el otro lado de las vallas.

Faycán dijo...

No, hombre, no era eso. Conozco bien las dehesas de la zona, y sí es cierto que a veces, cosas de chavales, hemos saltado a las fincas que rodean Montencinar, pero no fue el caso de esa ocasión. Sólo estábamos en el camino, sin más, a la altura del caserón, y nos gritaban a lo lejos. En fin, han pasado tantos años que casi ni me acuerdo de la situación.

Lo de jugarse el pellejo con las reses bravas era corriente entre las gentes de la zona. A mis padres les he oido contar muchas veces cómo en más de una ocasión tuvieron que correr, ante la cercana presencia de reses, y muchísima gente de allí pasaba a las fincas a bañarse al Guadarrama y a coger moras. Y como bien dices, bastante mal parados salieron muchos de allí, pero no por ello la gente dejaba de ir al río. Ahora nos parece una locura, y yo con niños ni se me pasaría por la cabeza, pero se hacía con toda la naturalidad del mundo.

Anónimo dijo...

Mas vale que os deis prisa porque el anterior consejero de urbanismo de la comunidad de madrid ( cesado por corrupción) participa en una empresa que tiene previsto construir 7000 viviendas en una de las fincas que lindan con el camino, diria que la del monesterio pero no estoy del todo seguro.