domingo, 8 de septiembre de 2013

Sueños rotos, duras realidades.

A la vista de los sucedido en Buenos Aires con la elección de la candidatura para los próximos JJOO del 2020, ha quedado claro por un lado que hay más de política que de deporte en todo este proceso y que la “Marca España” ha sufrido un fuerte varapalo.

¿O tal vez más que la marca España lo ha sufrido toda esa elite social que bajo ese “sueño olímpico” han tratado de lucrarse sin medida y adormecer a la sociedad?

No puedo ocultar como español que soy, que me gustaría ver unos JJOO en mi país y más en una ciudad a menos de 40km que me posibilitaría el poder acercarme a ver alguno de los acontecimientos si los avatares llegado el momento lo permitiesen.

Pero uno va viendo con el paso de estas tres tentativas  que hay algo que impedirá a esta ciudad optar a organizar el mayor evento deportivo mundial. Sin embargo la clase política sigue erre que erre con el intento (supongo que alguien se bajara del caballo en esta ocasión y no presentaran a Madrid a otra tentativa y más cuando se sabe del alto interés mostrado por Paris para organizar los siguientes JJOO, uno de los factores que pueden haber condicionado la votación de esta tarde). Es importante saber que Europa maneja una mayoría simple de los votos del COI, lo que lleva a la sencilla interpretación de que Europa no ha confiado en Madrid o no ha querido los JJOO para Madrid.

¿Por temas económicos? Tal vez. El fantasma del desastre que ha supuesto para Grecia y sus posteriores rescates está demasiado presente y nuestra economía sigue pendiente de un hilo o un rescate, llámenlo como quieran.

Pero no descarto nada en cuanto a la presentación de una nueva candidatura para el año 2024, aunque parece ser que algún político ha dicho por ahí que Barcelona se presentará de nuevo y el COE solo podría optar por una de las dos para ir al matadero frente a Paris o una fuerte competidora de los USA que levantase el orgullo patrio tras la decepción de los juegos de Atlanta y que de paso diese una alegría a la CBS que no hará un buen negocio con Tokio debido a la diferencia horaria.

¿Y por qué motivo estoy soltando todo este rollo en un blog cuya temática es Collado Villalba? Pues por analogía entre el sueño olímpico y la capitalidad serrana. Bien es cierto que una de las cosas es algo tangible y la otra es más etérea y no se puede medir. Los JJOO los organizas o no, la capitalidad como no existe, se siente o no se siente.

Pero hay una cosa que tengo clara y es que en estos momentos, tanto una cosa como otra mas han parecido ser vehículos de propaganda de la clase dirigente que un beneficio directo para el ciudadano.
Altos gastos para un retorno un tanto dudoso. Y no es que me haya disgustado el asunto de la capitalidad serrana, pero es algo que tal vez ha sido un tanto excesivo y del que no hemos visto beneficio la inmensa mayoría de los ciudadanos que vemos como el pueblo sigue estando hecho unos zorros y cada vez se siente uno menos orgulloso de vivir en él.

Pido perdón a los que se sientan ofendidos por lo que estoy diciendo, pero estoy a escasos días de perder el 70% de mi salario por el abuso de nuestro consistorio con el IBI y con la seria amenaza de que las próximas subidas en unos pocos  años lo pongan por encima del 100%.


Señor Agustín, déjese de capitalidades y arreglos en la dehesa y use el dinero de forma responsable para no tener que seguir apretándonos el cinturón de esta manera que terminara incitando a celebrar una “Toma de la Bastilla” en la Plaza de la Constitución más que a sentirse ciudadanos capitalinos.

Que no somos gente de alta cuna y no ansiamos tanta capitalidad, que somos gente sencilla, como "el chico del palo".


1 comentario:

Samuel Gómez dijo...

- Ana Botella?
- Si soy yo.
- ¿Nivel de inglés?
- Alto, muy alto.
- Diga "comprender" en inglés.
- Understand.
- Póngalo en una frase...
- Understand las llaves matarilel rile rile...