martes, 13 de agosto de 2013

El IBI capital.

Si por navidades siempre vuelve fiel a nuestra memoria el turrón El Almendro  (lo de que llegue a los hogares depende de los gustos y el poder adquisitivo de cada hogar), en verano el que acude siempre fiel es el recibo del IBI y ese por desgracia no hace distinciones de ningún tipo. Es mas, si me apuran, en algunos casos parece querer ensañarse con nosotros con la complacencia de nuestros regidores que siguen mirando hacia otro lado aumentando el importe del recibo. Que no me vuelvan otra vez a decir que está congelado o que si el coeficiente tal o pascual y que si la abuela fuma. Que lo que nos importa es lo que pagamos al final y esa subida sigue siendo de más de dos dígitos un año más, mientras que los sueldos han bajado y cada vez hay más gente en el paro.

Pero es que la gota que colma el vaso, es el ver como se hace uso de los recursos municipales.Ya que mientras a nosotros nos toca apretarnos el cinturón ya no un agujero, sino dos y hasta tres (porque como la subida siga así yo he calculado que en cinco años me será imposible pagarlo), seguimos con los cargos de confianza de gente puesta a dedo con dudosa capacitación y desempeño de funciones o desempeño de las mismas creadas a la carta.

Pero tal vez el criterio que se sigue es el subir los impuestos de forma directamente proporcional a la acumulación de basura en el pueblo, algo que certifican las fotos que a diario se cuelgan en las redes sociales y que tanta polémica generan. No suelo opinar sobre las mismas por aquello de que pueden prestarse a ser muy tendenciosas por aquello del momento. Un mismo lugar puede pasar de ser un estercolero a limpiarse en horas  o viceversa. Es por ello que solo juzgo por lo que veo con mis propios ojos día tras día. Por poner un ejemplo, unos contenedores en la vía de servicio de la A6, han estado con abundante basura a su alrededor durante algunos días. Se ve que se procedió a una pequeña barrida que adecento el lugar, pero aunque ya no hay que pisar la calzada como el primer día para evitar el pisar los numerosos condones allí tirados, pasada más de una semana, seguimos teniendo ya no una importante capa de mugre, sino numerosos desperdicios entre los que siguen destacando  varios condones que hay que sortear de forma cuidadosa cuando vas con chanclas para acceder a la piscina. Qué manera de follar oiga.
Pero añadamos otro ingrediente más al pastel. La sensación de inseguridad que viven todos y cada uno de los vecinos de bien de este lugar. Sé que algunos me van a poner estadísticas diciendo que el número de delitos ha disminuido y todo lo que se quiera, pero lo cierto es que todos vemos todos los días como están las calles de nuestro municipio en cuanto al menudeo y la inseguridad callejera, delitos que no suelen sancionarse o que incluso los afectados no llegan a denunciar ante la falta de respuesta por parte de las fuerzas del orden.

 Les propongo un ejercicio. Asómense a su terraza o a la puerta de la calle y díganme si no identifican al menos a un vecino o negocio que no haya sufrido un robo en los últimos meses. En el caso de mi calle me he ido a la media docena sin despeinarme. Mal indicador este por mucho que las estadísticas digan lo contrario. Y si por estadísticas nos guiamos, hagámoslo de forma total, no solo cogiendo la parte que nos interesa. Recuerden el triste record que ostentamos en las muertes por violencia de género.

En definitiva, que pagamos impuestos de lujo con arreglo a la capitalidad serrana y resulta que vivimos al más puro estilo de suburbio, donde algunos maleantes van de tejado en tejado como si se tratase de vulgares rateros de una obra de Dickens.


Señor Alcalde, ya que no es capaz de equiparar los servicios a los impuestos que pagamos, trate de hacer el recorrido a la inversa, por el bien de todos y si es que desea continuar en la alcaldía.

4 comentarios:

Halfon Hernandez dijo...

Totalmente de acuerdo, la limpieza va de mal en peor y las sustracciones ya son el pan nuestro de cada día y el problema es que aunque avises a la policía como el interesado no presente denuncia, no se puede hacer nada.

Si esto es la capitalidad ...

Samuel Gómez dijo...

Teniendo un alcalde de apellido Juárez, esa ciudad mejicana conocida por ser muy "bonica, limpia y segura", ¿qué podíamos esperar?

Y esto va de fiestas, ruido e inmundicia: http://24hsammasblog.blogspot.com.es/2013/08/de-fiesta-con-ruidos-dando-la-tabarra.html

P.D. En cuanto pueda me compro una autocaravana y se acabó la hipoteca, el IBI, la tasa de basuras, el impuesto de circulación, la revisión del gas, la comunidad, el seguro de hogar, luz, agua, etc, pues pienso en irme a Laponia, a Madagascar, a la quinta puñeta.

El problema es quien vende ahora en este país un piso, con la cantidad de créditos que dan los bancos y las 3.5 millones de viviendas con el cartel de "Se Vende".

llama_82 dijo...

Si te compras la autocarava sabe dios lo que te tocara pagar por el "numerito"

Samuel Gómez dijo...

Amigo llama_82, buscaré un pueblo e incluso un país que sea barato. Desde luego más económico que el impuestazo en forma de IBI que sufrimos los vecinos de Collado-Villaba, seguro.