viernes, 25 de enero de 2013

Mas cine por favor...


Estamos con el mes de enero ya bien avanzado y ya se han dado a conocer las películas candidatas a la entrega de los premios Goya del cine español y desde principios de diciembre, el goteo de estrenos de Hollywood de películas candidatas a los Oscar no ha cesado.

Desde que los hermanos Lumiere inventaran el cine, muchas han sido las historias narradas a través del mismo hasta el punto de alcanzar la categoría de arte. Lo que está claro, es que el cine forma parte de la memoria de cada uno, porque aunque no se sea un cinéfilo empedernido, todos tenemos alguna película que nos ha marcado en algún momento.

Collado Villalba es un pueblo afortunado en cuanto al séptimo arte se refiere, pues contamos con uno de los mejores ratios de butacas de cine por habitante a pesar de la crisis que sufre el sector. Pero desde que uno tiene memoria, el cine siempre ha sido uno de los motivos por los que los habitantes de otros municipios venían a Villalba.

Desde que existía el cine Alvasan que se ubicaba en la esquina entre las calles Juan XXIII y Francisco Martin, cientos de miles de visitantes se han acercado a ver películas en pantalla grande. Y es que el citado cine era realmente grande para un pueblo como Villalba, pero aún así los llenazos se sucedían.

Para los que no vivieran esos tiempos, por poner un ejemplo, cuando se estreno Kramer contra Kramer, la cola de la taquilla llegaba desde la misma calle Juan XXIII hasta lo que hoy en día es el edificio del FREMAP. ¿Parece increíble verdad?

El cine Alvasan era una sala realmente grande que incluso tenía su zona de gallinero, la preferida por los niños, ya que la inclinación de este hacia que la visibilidad fuese mayor. Para Collado Villalba estas dimensiones eran suficientes salvo en los grandes estrenos. Es más, ninguna de las salas que se inauguraron después en el Zoco o el Canguro superaban el aforo de dicho cine. Un cine en el que a lo largo de un mismo día, se exhibían distintas películas en función del horario, por lo que las “para todos los públicos” siempre tenían su pase a las 16:30 y era en esa sesión cuando nos ponían películas de los Hermanos Marx, por poner un ejemplo. Otro día eran películas de artes marciales las que copaban la cartelera o incluso las “clasificadas s” de una época en donde la revista  Interviú era considerada pornografía.

Seguramente a muchos les pueda parecer surrealista, pero hay que tener en cuenta que por aquellos tiempos solamente había dos cadenas y una de ellas comenzaba su emisión a media tarde. Además, había muchos programas de servicio público o documentales como Más Vale Prevenir,  El Hombre y la Tierra, etc.… Esto hacia que fueran muy pocas las películas que se emitiesen a lo largo de la semana en la pequeña pantalla.

Así pues, el gastarse las 100 pesetas que podía costar la entrada y comprarse la bolsa de palomitas Gol, era una de las mejores inversiones que podía hacer un niño de la época.

Ahora la industria y negocio del cine ha hecho que todo haya cambiado y ni mucho menos para bien de las nuevas generaciones que cada vez tienen más inaccesible el séptimo arte, ya que además de tener que competir con otras formas de ocio, los niños ya no pueden ir hasta el cine solos como íbamos nosotros y les toca ir acompañados de los padres, lo que pone la factura por las nubes.

Debo concluir que fui afortunado por poder disfrutar de ir al cine con mis amigos en mi propio barrio. Tal vez no veíamos peliculones, pero nos lo pasábamos como dudo mucho que se lo puedan pasar jugando con las nuevas consolas.

Asi que mas cine por favor, que los sueños... cine son.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Que alegría leer este post!!! El cine Alvasan era de mi familia, aunque yo era pequeña, pase muchas tardes allí y lo recuerdo con muchísimo cariño!!! Es verdad que la mayoría de la gente joven de Villalba no sabe ni que existió, y es una pena....si quieres publicar alguna foto del cine dime un correo electrónico y te las mando. Gracias por recordar algo tan importante para nosotros.

llama_82 dijo...

Muchas gracias por tu comentario.

Estuve buscando y buscando pero no consegui encontrar ninguna foto. Muy gustosamente publicaré las que me cedas.

Me las puedes mandar a cronicasvillalbinas@gmail.com