domingo, 8 de enero de 2012

Recortes, medios y servicios.

El nuevo año nos va a venir cargado de muchos cambios y sorpresas, la mayoría de las cuales no nos van a ser gratas. En especial todas aquellas que nos toquen el bolsillo, ya que lo queramos o no, aunque se diga que el dinero no da la felicidad, lo que está claro es que ayuda a tenerla y lo que es peor, su falta puede llegar incluso a quitarla.


Gobierno central, autonómico y municipal han comenzado ya con las primeras medidas, algunas de las cuales nos tocan de forma directa a la mayoría de los españolitos y ojo a los que no les toque, porque significa que están en el paro, no tienen vivienda propia y otra serie de cosas que hasta ahora considerábamos derechos básicos que todos teníamos y que poco a poco vamos empezando a percibir la errónea sensación de que son privilegios.

Respecto a las subidas en las retenciones del IRPF, uno se acuerda ahora de los famosos 400€ del anterior presidente. Si la medida del PP se convierte en algo “temporal”, será algo que casi todos podremos aguantar, pero no sé porque tengo la sospecha de que no van a ir por ahí los tiros. ¿Si Zapatero no hubiese dado esos 400€ a todos los españoles hoy habríamos tenido esa subida? Yo creo que más tarde o más temprano la tendríamos.

Justo antes de la festividad de los Reyes, la nueva portavoz del Gobierno, la despeinada Soraya Sáenz de Santamaría, anunció una serie de medidas para combatir el fraude fiscal y de recortes en las administraciones públicas. A primera vista suena bien, pero vamos a ver la efectividad de las mismas. Mientras seguimos asistiendo a noticias que hacen que cada vez la indignación sea mayor, llámese caso Urdangarin, primas y sueldos desbocados en Cajas de Ahorros que reciben ayudas públicas (increíble incentivos en empresas que dan perdidas), etc.




El caso es que como creo que la mayoría sabemos, el sector público español debe adelgazar, el asunto es cómo y por dónde empezar. Sanidad y educación deberían seguir siendo intocables por aquello de que son los pilares de la futura sociedad y lo que sustenta la calidad de vida, aunque seguro que hay partidas accesorias en esos ministerios. Pero donde verdaderamente es necesario recortar el gasto publico es en las altas instancias, donde seguimos teniendo un Senado cuya utilidad ha sido puesta en entredicho por algunos senadores, unas Diputaciones Provinciales a las que les ocurre lo mismo desde la puesta en marcha de las Comunidades Autónomas y todo ello con los consejeros, delegados, secretarios y subsecretarios correspondientes hasta llegar a los famosos cargos de confianza de los ayuntamientos. ¿Para cuándo la supresión de los mismos y el poner un “tope salarial”, en función del salario base por ejemplo, para los alcaldes y concejales? Es el único gremio en el que el empleado es el que se fija el sueldo.

Así en nuestro pueblo ha comenzado la “Dieta Dukan” del funcionariado y los servicios públicos y el primer gran damnificado ha sido Radio Villalba. Se ha esgrimido que no es necesario tener una radio pública al existir radios privadas y se ha dicho también que se usaran otros cauces más económicos para dar a conocer las actividades y notas de prensa del ayuntamiento.

Que existen radios privadas es cierto, pero que hacen la misma función que hacía hasta el pasado día 30 de diciembre Radio Villalba es rotundamente falso. Estas radios privadas que están asociadas a dos de las principales cadenas de radio a nivel nacional tienen muy poca programación local y evidentemente su contenido es más comercial. Cumplen una gran labor informativa, pero no pueden dar cabida a todo y todos con el poco espacio de tiempo que tienen dentro de su parrilla diaria. Además son cadenas de ámbito comarcal y no dedican el 100% de su programación local a Collado Villalba.

En mi caso puedo llegar a aceptar que es un recorte que podría tener una justificación y una razón de ser y que hasta cierto punto es lógico, pero para tener mi apoyo al 100% debería ir acompañado de la inmediata suspresión de la publicidad del ayuntamiento en los medios privados, la cancelación de la edición de eso que han dado en llamar “periódico municipal” y ya puestos a rizar el rizo, que el alcalde pegase un telefonazo a Esperanza Aguirre y le pidiese la eliminación de ese canal llamado “La Otra” y si no de Telemadrid entera, si de la mitad de los pelotas oficiales que por allí desfilan y de los contenidos pagados a precio de oro como los partidos de liga, Champions, etc.

Aquí no hay medias tintas, si los medios de comunicación no se justifican al existir medios privados, pues aplicamos la norma y punto. ¿Verdad? ¿O por los voceros se hace un esfuerzo y los que hagan falta?

2 comentarios:

Nacho dijo...

Creo que la programación de Radio Villalba ha sido muy poco atractiva en los últimos años. Quizás haya que ir a otro proyecto de radio aunque sin haber tenido que despedir a los profesionales que había en la actulidad. Creo que la COPE, Onda Cero y Punto Radio, quizás, como dijo el alcalde, son las emisoras que se escuchan. Por cierto, ¿alguien sabe por qué tenemos 40 Principales Sierra y no tenemos Cadena SER Sierra?. Yo preferiría la Cadena SER, desde luego

llama_82 dijo...

Respecto a lo primero, decirte que no he sido muy seguidor de Radio Villalba, pero evidentemente, lo cercano siempre atrae, pero si es cercano a ti, si es cercano al vecino se convierte en un toston. Por eso, es muy dificil que una radio con información o contenido propiamente local llegue a tener gran aceptación. Habra programas que gusten a unos y otros que gusten a otros, pero dificilmente grandes programas.

Respecto a los profesionales de Radio Villalba no se si se les despedirá o se les recolocará en otras tareas dentro del Ayuntamiento. El cierre de la radio significa tres o cuatro personas menos, pero no tienen por que ser esas, pueden ser otras de otro departamento. Imagino que las condiciones contractuales, polivalencias, etc seran las que digan a quien le toca la china. Y recordemos que ahora mismo el ERE esta en proceso de negociación que podria desembocar en un recorte en la cifra e incluso en su retirada (parece que de momento esta ultima hipotesis es bastante improbable)

Y respecto a lo de las 40. Me imagino que la emisora es local y su beneficiario habrá optado por asociarse a la cadena musical en lugar de a la convencional segun su propio criterio. Me imagino que 40 principales será una radio baratita de hacer y con mucha publicidad. Ademas aqui era casi imposible de escuchar hasta que lograron esta frecuencia.