martes, 5 de julio de 2011

Crisis festiva.

Hace poco teníamos conocimiento de las primeras decisiones de nuestro nuevo alcalde relativas a la situación económica y a los recortes que se iban a hacer necesarios para poder mantener el funcionamiento del consistorio.


Como es lógico, uno de los primeros puntos a someter a estrecha vigilancia era el capítulo de fiestas, ya que cuando la necesidad aprieta, siempre será mejor quitarse de esto que no de una primera necesidad, aunque cada uno establece las prioridades como le parece. Además dentro de los recortes en fiestas, seguro que cada uno lo haríamos de forma distinta en función de nuestros gustos y aficiones. Si en el fútbol se dice que cada uno de nosotros llevamos un seleccionador, está claro que también llevamos un concejal de festejos.

La semana pasada el alcalde dio una primera rueda de prensa para explicar la situación de las arcas municipales. Lamentablemente en esta primera comparecencia importante, nuestro alcalde volvió a tener los problemas de comunicación que consiguió esquivar en la entrevista radiofónica, si bien en el montaje de la tele hubo imágenes que no jugaban en su favor, pero eso es otro cantar. En cuanto a los problemas no me refiero en este caso al fondo, sino a la forma, ya que volvió a estar dubitativo e inseguro al hablar.

Pero vamos al grano del asunto. Según dijo en la rueda de prensa, la diferencia entre ingresos y gastos en el ayuntamiento es cercana al 25% y eso provocará que la deuda vuelva a crecer este año y que difícilmente se pueda amortizar nada de ella en este marco en el cual los ingresos no crecen. Así pues, la estabilidad presupuestaria solo puede llegar por la vía de la contención de gastos y de esta forma se ha puesto como objetivo, lograr una reducción del 25% de los mismos, para evitar seguir engordándola, aunque los intereses que esta deuda genera ya son los suficientemente grandes como para hacer que el objetivo sea casi una quimera y más cuando una parte muy importante de los gastos (40-50%) procede de la nomina de los empleados, que como es lógico, no se puede reducir un 25%.

Esto nos conduce a que habrá partidas en las que habrá que meter la tijera bastante más de esa cifra redonda para que las medias cuadren y como es lógico, la partida de festejos parece la más lógica, aunque sea impopular y de las que más coste político tenga, pero señores, hay que reaccionar de una vez antes de que el sopapo sea aún mayor y nos encontremos con una situación como la crisis griega o el corralito argentino.

Pero si miramos unas semanas atrás cuando se hablo de la cancelación del Granitorock, que al final no ha sido completa y a la cual dedicaremos otra entrada, los problemas pueden venir por cómo se efectúe ese recorte, ya que Granitorock está claro que al menos se ha acercado a ese 60% que le corresponde de media a los festejos. Sin embargo y vista la información aparecida esta semana en el periódico el Faro, el número de festejos no se ha visto reducido y vuelve a haber 5 días, aunque hay una corrida de toros menos al igual que dos novilladas con picadores menos, que son sustituidas por dos novilladas de promoción y una becerrada, aunque tal vez lo más destacado sea la eliminación de la intermediación del empresario Tomas Entero. ¿Este recorte es del 60%? Pudiera ser que si, ya que el famoso empresario se ha embolsado importantes beneficios con las ferias de la localidad

. Está claro que esto a falta de conocer los conciertos de los Belgas y los fuegos artificiales, son las partidas más importantes de nuestras fiestas junto con la comida de los mayores, a la cual no le pueden quitar ese 60%, salvo que se suprima, no se invite a todos (la peor opción posible) o se sustituya por otro tipo de invitación, cosa más complicada por temas logísticos y la dificultad de mover a tal cantidad de gente.

En conclusión, si bien estamos viendo que efectivamente las fiestas parece que van a ser bastante austeras, lo anunciado hasta ahora no parece que pueda cumplir con la línea marcada de ese 60% de recorte en el gasto, salvo que tengamos una gran sorpresa de última hora y se rebaje el número de conciertos o se supriman algo de los eventos anteriormente citados. ¿Soy al único que le parece que se está siendo un poco timorato a la hora de recortar y sobretodo de hacer frente a las fuerzas vivas del municipio a pesar de tener la razón se su lado?

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hablas de la deuda como si hubiese caido del cielo, así de repente.

Por otro lado, es preferible alguien que comunique peor y no robe, que alguien que habla mucho y bien y ya vimos lo que hizo.

llama_82 dijo...

Hombre, llevo casi cinco años comentando a donde nos podia conducir la politica que se estaba llevando a cabo, asi que no creo que hable de la crisis como si hubiese caido del cielo.

Respecto a lo de la comunicación es algo en lo que JP era un maestro. Y asi una gran parte de la población de Villalba le seguia hipnotizada como si fuesen cantos de sirena.

Pero entre una cosa y otra, espero que Agustin mejore esa carencia, al igual que todo su equipo, ya que hara falta explicar las cosas que vaya haciendo de forma muy clarita.

Anónimo dijo...

Pues ya podría dedicarse a bajarse el sueldo y el de su cohorte un poco más q el raquítico 5% en su caso (prometió q iba a ser algo más no?) y el aun más escueto 1 o 2 % en el resto casi de su equipo azul y digo casi, pq ha habido subidas de sueldo en algunos casos...aunque de eso, poco se dice...

Anónimo dijo...

El nuevo alcalde ha empezado a sanear las cuentas de la mejor forma posible: asaltando el bolsillo de los ciudadanos.

Hoy la grúa se ha llevado mi coche del barrio de Pradillo Herrero, barrio que ya saben cómo está: casi completamente levantado por las obras. Y ya saben cómo está para aparcar los que no podemos permitirnos una plaza de garaje.

Lo aparqué en una de las pocas calles que aún no está levantada, parcialmente sobre una acera (cierto), pero dejando más de un metro para los peatones y con espacio de sobra para camiones en la calzada de único sentido; tampoco estaba en ninguna esquina. Sé que estaba mal aparcado, lo asumo y lo reconozco, pero creo que debería tenerse en cuenta el estado actual del barrio.

Gracias alcalde, ha sido una buena forma de empezar.

llama_82 dijo...

La verdad es que estas obras se estan demorando ya en exceso y ademas, segun se van haciendo las calles no se dejan operativas al 100%, lo que esta provocando un colapso importante, aparcamientos imposibles, circulación en sentido contrario en las pocas zonas donde es posible... En definitiva un caos.