viernes, 17 de diciembre de 2010

Grouñidos en el desierto.

A resultas de la anterior entrada, no puedo por menos que agradecer el apoyo prestado a todos los que se han dirigido a mi vía facebook, bien con mensajes en mi muro, bien con mensajes privados. Cierto es que no todo han sido ánimos y sigue habiendo quien recela de mi existencia virtual. Que le vamos a hacer, no se puede agradar a todo el mundo, pero prefiero quedarme con el apoyo recibido tanto por militantes de un partido como del otro, ya que eso me muestra que estaba un tanto equivocado al percibir que la gente me alineaba con una tendencia política que no comparto en muchas de sus líneas maestras. Además resucita en mí un pequeño atisbo de esperanza de que tal vez en un futuro lejano todos los partidos se unan para el bien común de la comunidad. Al menos en este espacio se han unido para debatir e intercambiar opiniones sobre cosas del día a día de Villalba.


Pero quiero hacer una pequeña reflexión antes de terminar la entrada. Se me tachó o acusó de querer representar a la totalidad de villalbinos. Evidentemente, esto no es así, siempre he dicho que eso es imposible, pero si al menos he conseguido que entre una buena parte de ellos se hayan generado debates productivos, pues bienvenido sea. Cosa distinta es cuando se pasa al insulto, algo que no deseo y que cortaré si llega el momento, espero que no. Pero este país y nuestra cultura es así, vale más chillar y gritar o insultar que tratar de dar una visión analítica de las cosas o alternativas a problemas (apenas ha habido comentarios hacia las mejoras que plantee sobre la salida del famoso túnel, cuando ante los ataques de las fotos se han abierto interminables conversaciones vía facebook).

No aspiro a que se hagan todas las cosas como a mí me gustaría (aquí debería agradecer la invitación que el concejal de urbanismo me hizo con motivo del trazado del carril bici para asistir al ayuntamiento), ya que no soy ni arquitecto ni experto en urbanismo, pero si se me escucha a mí y al resto de vecinos, creo que todo será para bien, aún cuando muchas cosas no se puedan llevar a cabo por limitaciones técnicas, ambientales o económicas. Las visitas que recibe este blog no son suficientes para ir a la puerta del ayuntamiento a imponer nada, para eso ya elegimos en las urnas cada cuatro años. Solamente me impulsan a seguir haciendo algo que me gusta sin pensar que clamo en el desierto y hablo solo.

Como ya he dicho, las poco más de 9500 visitas recibidas este año no son representativas de ninguna mayoría, a pesar de ser ya record en los cuatro años de vida del blog. Cierto es que gracias al impulso del facebook y las más numerosas actualizaciones, las visitas se han elevado a casi 1500 de media en los últimos tres meses y desde mediados de noviembre a mediados de diciembre ya alcanzo más de 2000. Aún así, los números no son significativos, si lo es el enriquecimiento que aportáis a este blog con cada opinión y cada idea que acercáis hasta aquí.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Enhorabuena por el blog tan necesario y por esas cifras. Adelante y sin ningún miedo a nadie.

Por cierto, el blog faraonchurrero parece que quiere resucitar o algo así, jeje.

llama_82 dijo...

Anonimo, muchas gracias por los animos y por la noticia del blog de faraonchurrero, no tenia noticias de que presentase actividad. De confirmarse esto ultimo, seria buen momento para pensar en invertir en tisanas, valerianas y demás infusiones.