miércoles, 28 de mayo de 2014

Un spray de vergüenza

La limpieza de las calles de nuestras ciudades es algo que ha pasado a ser realmente preocupante. Un paseo nocturno por la capital madrileña deja una colección de imágenes suficiente como para darse cuenta de la magnitud del problema. Recuerdo que hace cuatro años visite Budapest y fue una de las cosas que más me impacto, el ver como la gente dormía en la calle a escasos metros de los lugares más turísticos de la ciudad y como la prostitución estaba en las principales arterias de la capital casi a las puertas de los hoteles donde los turistas no alojábamos.

Esa estampa está ahora a las puertas de nuestra casa. Si alguien ha dado un paseo en los últimos tiempos por la Plaza Mayor (si, esa del relaxing cup of café con leche), habrá podido comprobar cómo bajo los soportales de la misma hay una gran cantidad de gente durmiendo en cajas de cartón. No sé cuántos de ellos son esas personas inadaptadas de difícil reinserción en la sociedad, pero lo cierto es que es la imagen que se llevan miles de turistas cada día de la capital madrileña. Una capital que tiene la particularidad de una vida nocturna descontrolada en la que la gente hace mas vida en los parques con el botellón que en cualquier otro espacio dedicado al ocio, lo que provoca que la limpieza sea una autentica odisea y que a partir de determinadas horas el bajar desde la Puerta del Sol hasta Moncloa dando un paseo pueda ser una experiencia al tener que ir en zigzag esquivando a los repartidores de flyers de locales eróticos, las prostitutas que han tenido que salir a buscar su mercado mas allá de su zona habitual en la calle Montera, los desperdicios de los botellones y los líquidos de dudosa procedencia y cucarachas. Genial para las chicas ahora que empiezan a llevar sus zapatos abiertos.

Por eso quiero lanzar desde aquí un ruego y petición a nuestro Ayuntamiento, el villalbino. Estamos a punto de entrar en la época que más visitantes recibimos por las fiestas patronales y demás actividades lúdicas que hay en cartel y es preciso que tengamos la ciudad presentable y aseada. Es difícil que la gente este cómoda en un municipio cuyas calles están tan sucias y en las que no apetece ni tomarte un helado de cucurucho. No es esa la imagen que debe dar la Capital de la Sierra.

Ya sé que es muy difícil limpiar ciertas vías con esos materiales tan agradecidos para la labor, ya sé que se ha tenido que recortar en el servicio de limpieza y recogida de basuras por desajustarse al presupuesto que actualmente maneja el consistorio, pero al menos no fallen en lo que si pueden hacer como es tener una previsión de aumentar los contenedores allí donde vaya a haber concentraciones de gente por los distintos eventos. Revisen con qué frecuencia se vacían las papeleras en las zonas más transitadas o donde la gente tiende a reunirse para celebraciones como es el caso de la dehesa, donde hay veces que contenedores y papeleras rebosan durante días.

Y por último, a todos mis vecinos les pido que piensen en la calle como si fuese su propia casa. Den ese paseíto hasta la papelera para arrojar la bolsa que se ha comido el niño, no se pongan a comer pipas sin tener un recipiente donde arrojar las cascaras, en fin todo lo que no haría en su casa no lo haga en la que es la de todos.

Perdón por este párrafo fruto de mi ingenuidad por pensar que la gente puede cambiar a mejor y respetar lo que tanto nos cuesta ganar. La verdad es que sé que esto es una batalla pérdida y más cuando uno ve cosas como la de la fotografía que anexo a esta entrada.

Antes se decía que los grafiteros respetaban las obras de otros artistas de su gremio. Por desgracia, en este pueblo hay gente que son auténticos vándalos y que nos han dejado sin uno de los murales más bellos que teníamos hasta ahora en el pueblo.


Tal vez si se consiguiese atrapar a unos cuantos de estos vándalos y se les sancionase ejemplarmente, las calles de nuestro pueblo tendrían mejor aspecto y serian mejor carta de presentación de una ciudad que quiere ser la Capital de la Sierra.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Un ejemplo: Parque de entrada centro salud fiestas santiago apostol se colocan 8 contenedores resultado 1 contenedor lleno 7 vacios zona verde llena de suciedad

Schillaci dijo...

Lo de la suciedad es una batalla perdida desde que gobierna el PP; luego salen ratas como gatos y la culpa es de los vecinos que dan de comer a los patos...
Al que ha pintado sobre el mural de la estación, mejor no digo por dónde le metía el spray...

Diego Alco dijo...

como aficionado al ferrocarril, esta pintada me duele en el alma, primero fue cuando tiraron todos mis recuerdos de la infancia, y ahora que se hace algo bonito, un guiño al pasado ferroviario que ha tenido Villalba, va un imbecil y se lo carga... le pintaba la cara de verde fluorescente, por mamón.

llama_82 dijo...

A juzgar por el numero de visitas al blog y por lo visto en fb, puedo deciros que es como si nos hubiesen rociado a todos un poco con ese spray.

Que lastima que siga habiendo gente tan mentecata. Si queria "expresarse", podia haber tomado esa obra que ha destrozado y haberla tomado como fuente de inspiración.