miércoles, 29 de octubre de 2008

Primeras impresiones


Tal vez sea un poco pronto para conocer la utilidad de la gran obra que ha cambiado y cambiara la vida de Collado Villalba, pero lo que si es cierto, es que ya podemos ir sacando algunas primeras conclusiones a la vista de estos primeros días de apertura al tráfico del túnel de Honorio Lozano – Batalla de Bailen.

En primer lugar, debo decir que he hecho uso del mismo, no así de su parking, por lo que de este poco podré aportar, aunque solamente he visto entrar a dos coches al mismo y todo el mundo dice que esta casi vacío. Del interior del túnel y lo que es la obra en si, decir que el acabado parece correcto, con un buena visibilidad, aunque con las luces un tanto anaranjadas que en obras mas modernas de infraestructuras similares han ido perdiendo esa tonalidad. A los que decían que la obra iba a ser espectacular, pues que quieren que les diga, me parece simplemente una obra correcta, tampoco se trataba de hacer una obra de arte bajo tierra ni unas catacumbas.

Pero ciñéndonos a lo que han sido estos primeros días de uso, podemos sacar varias conclusiones, de entre las cuales destaco principalmente dos:

• Existe un mayor volumen circulatorio en superficie que por el subterráneo, lo cual es lógico si tenemos en cuenta que las verdaderas arterias circulatorias de este pueblo son a día de hoy la Calle Real y la Avenida Juan Carlos I con las que no esta comunicado el túnel.
• El flujo circulatorio en el sentido Batalla de Bailen – Honorio Lozano es un 33% inferior al del sentido contrario, ya que salvo en contadas ocasiones, la circulación en superficie o incluso por la Juan Carlos I es mas eficaz que el túnel. Es un despropósito, que un barrio como Pradillo Herrero (Barrio Vaticano), colindante con el túnel, no tenga comunicación de entrada con el túnel, solo de salida.

Por otro lado, la apertura del túnel ha traído unos ciertos cambios de hábitos a los conductores de superficie, comercios y empresas de servicios o suministros. Una vez abierto el tráfico, no se puede parar en ningún punto de Honorio Lozano, ya que se obstaculiza la circulación de algún carril y se pone en peligro la integridad tanto de conductores como de peatones. La falta de rigor en la aplicación de esta medida tiempo atrás, esta provocando que sea casi obligatoria la presencia de una patrulla de policía municipal permanentemente en la zona del bingo, lo que esta siendo muy censurado por algunos vecinos que critican el afán recaudatorio del municipio, pero lo cierto es, que cuando no están allí presentes, se pueden ver autenticas “acciones suicidas” como el giro desde la calle que sube desde los Belgas hacia Calle Real en plena boca del túnel. Lo cierto es que sea por una cosa o por la otra, Villalba cuenta ahora con cuatro policías menos.

Aquí dejo una pequeña muestra del flujo de tráfico (vehiculos por hora) que ha tenido en los primeros días el túnel.

Fecha Hora HL-BB BB-HL
21-10 14:00 180 72
23-10 14:00 180 60
23-10 19:30 160 160
23-10 20:30 216 72
27-10 14:30 160 120

Y finalmente, quisiera rendir un pequeño homenaje a los chicos del equipo de dardos Cocktail, que se han proclamado Campeones de España en la categoría de bronce masculino. Felicidades a Carlos, David, Miguel e Itziar.



5 comentarios:

Faycán dijo...

Desde luego es un despropósito que tantos agentes tengan que encargarse de poner orden en Honorio Lozano, pero también es de auténtica vergüenza la manera de proceder de los conductores en esta vía. Por ser céntrica, todo el mundo tiene que parar "un momentito" para hacer sus gestiones, que a veces son tan importantes como tomarse una cañita y un aperitivo, y esto ha sido así durante muchos años. Ahora se ha vuelto una vía más peligrosa, con su nueva configuración, y es normal que, ante la desidia, insolidaridad, incivismo y mala educación de muchos conductores, hayan tenido que tomar esta determinación. No obstante, en mi muy humilde opinión, en este caso no se puede hablar de afán de recaudar, pues días antes de la apertura del túnel, se avisó bien claramente de que se intensificaría la vigilancia en las zonas afectadas. Y es que no se puede tener el cachondeo que se ha tenido todo este año en la zona del Bingo. Un poco (o un bastante, según los casos) de autodisciplina es lo que nos hace falta, pero lo cierto es que es mucho más fácil ir hablando del afán recaudatorio de las autoridades a la primera de cambio. Y no lo digo por ti, llama, sino por otros comentarios aparecidos en el anterior post.

Fernando dijo...

Una calle que tenía una gran actividad tanto comercial como de ocio la han convertido en una ruina. Antes parabas un momento y bajabas a comprar una cajetilla en el estanco, comprar la barra en la panadería, comprar la revista en hernandez o cualquier otra gestión, y cuando digo parar no es dejarlo en doble fila si no bien aparcado ya que había mucha movilidad en el aparcamiento pero ahora si hay que entrar en el aparcamiento y pagar religiosamente para hacer lo mismo de antes buscas otra alternativa que sea más facil y economica.

Anónimo dijo...

Estoy absolutamente de acuerdo con Faycan. Parece mentir cómo se han cargado la actividad comercial de una calle de paso y de paseo bajo los árboles queu antes tenía.
Nadie va a pagar ahora 0,90 o 1,80 euros para comprarse una barra de pan, una revista o tomarse una caña.
JM

llama_82 dijo...

En cuanto no hay vigilancia policial, esto se convierte en el caos. Hoy a las 19:45 carril derecho con 5 coches en linea parados para esperar el servicio de aparcacoches del Bingo.

Esto representa a dia de hoy un problema de seguridad y creo que va siendo hora de que se tomen las medidas oportunas para si fuese preciso, incluso sancionar al local.

Faycán dijo...

Y más sobre el túnel: En cuanto han pasado los focos, las alfombras rojas y los ágapes de la inauguración, observamos cómo otro de los capítulos más feos de la Villalba actual, tiene finalmente su reflejo en el subsuelo que tanto les costó picar y tantos quebraderos de cabeza (y miedo) trajo a los vecinos.

Y es que el interior del túnel es, a día de hoy, un pudridero de hojas secas y algún que otro envase vacío, que, de momento, se siguen acumulando. Imagino yo que aquí también se seguirá esa excelente política de limpieza viaria, que hace de nuestra ciudad un auténtico mierdero en cada vez más puntos.

Algo bueno para nuestra Corporación: Al menos en el túnel no tendrán que molestarse en barrer y echar la porquería bajo la alfombra, porque sólo a los cuatro gatos que pasamos por él será a quienes nos llame la atención tanta dejadez.