miércoles, 24 de julio de 2013

Exitos pasados, decepciones presentes, fracasos futuros...



Segundo día de fiestas y primer y posiblemente único acto al que asista, pues los horarios de conciertos son incompatibles con mis horarios laborales y lo taurino no me llama y no veo ninguna actividad que incline la balanza por la cual cambiar mis hábitos o mis prioridades en la gestión de mi tiempo libre.
El evento escogido ha sido la Carrera de los Autos Locos. Ha sido elegida por la cercanía a mi domicilio, lo que hacía que me fuese cómodo asistir a la misma y porque esperaba ver un evento participativo y que ha tenido un gran éxito en una convocatoria reciente.

Llego a Honorio Lozano y veo la calle con gran cantidad de público y medianamente preparada para el evento, aunque tal vez habría que valorar el poner balas de paja o protecciones blandas en esa primera curva que era donde los “bólidos” debían pillar la máxima velocidad y donde podría darse algún accidente. Había en su lugar los típicos separadores de tráfico que se rellenan con agua para que el viento no los mueva. Esos separadores habrían resultado demasiado duros en caso de accidente. Afortunadamente no se ha dado la situación de tener que lamentar un golpe doloroso ni nada por el estilo.

Pero a pesar de la convocatoria de público, algo ha fallado. Si en las fiestas de San Antonio se presentaron 6 participantes, ¿Por qué solo cuatro en las de Santiago que se les supone mayor potencial?
Está claro, alguien ha olvidado dos máximas principales para el éxito en casi todas las facetas de la vida.

  • Éxitos pasados no aseguran éxitos futuros.
  • Sin trabajo no hay recompensa.

No sé si la organización del evento ha corrido directamente por parte del Ayuntamiento o si ha sido alguna peña o alguna iniciativa privada, pero lo que está claro, es que alguien no ha calibrado que para este tipo de iniciativas hace falta una gran promoción que no se ha dado en este evento. En las fiestas de San Antonio, tanto la Comisión de Mayordomos como la Peña Los Pirin, no pararon de promocionar sus eventos desde un mes antes (al menos) a través de redes sociales y otros canales. Sin embargo, este evento de los autos locos, al menos el que esto escribe, no ha tenido conocimiento de su existencia hasta hace tres o cuatro días, tiempo claramente insuficiente para si peñas o grupos de amigos querían fabricar su auto.

Sería interesante que los responsables últimos de estas iniciativas (concejalía de festejos entiendo), analizasen este suceso para evitar que se repita, pues algo similar ha pasado en otras ocasiones con otros eventos. Evidentemente no todas las organizaciones gozan de los mismos medios y capital humano, pero cuando el Ayuntamiento se mete en un fregado como este, que ha implicado el tener una de buena parte del pueblo con tráfico restringido, conviene que supervise algo más el asunto, al menos cuando la experiencia de los organizadores es escasa.

La situación vivida esta tarde me recuerda bastante al fracaso de la primera edición de la Carrera por el Daño Cerebral de la Fundación Pita López, donde como ya explique, alguien debió de pensar que hacer correr a miles de personas en Collado Villalba era tarea fácil. Recuerden también el batacazo de participación que sufrió el año pasado la Carrera por la Discapacidad de la Fundación Apascovi, que no llego a 500 participantes cuando se fijaron como objetivo más de 2000.


Tomen nota de cara al futuro, ya sea para los autos locos, un torneo de petanca, un festival de música, una marcha de MTB o una San Silvestre. Recuerden las dos máximas esenciales y claves del éxito.








6 comentarios:

Anónimo dijo...

Eso es lo que ocurre cuando se trata de hacer algo "nuevo" que no cuenta con ningún tipo de afición ni soporte en la localidad...

Fernando Tellado dijo...

Como hemos participado en las dos carreras me permito apuntar unos detalles de diferencia entre ambas … 

En la de San Antonio se avisó bien y con tiempo suficiente, que preparar un auto loco no es como ir a un baile, hace falta tiempo para preparar el bólido.

En la de Santiago ha sido mejor el horario, por la luz, que en San Antonio deslució un poco la carrera la falta de iluminación.

Otra cosa a mejorar en esta de hoy es el recorrido, demasiado largo y llano, y encima teniendo que volver a pata empujando el coche arriba desde abajo del túnel. Se debería haber hecho más corta, y con unas balas de frenada.

También es mejor dar los premios in situ, tras la carrera, y no ir a un pub a darlos, pues entonces solo van los que han corrido y no se comparte la alegría.

Pero vamos, que lo principal es que se avise con más tiempo, para dar tiempo a preparar los coches y calentar el ambiente, porque la diversión está en hacerlos, correr es poco más que la puntilla final, y echar unas risas con todos los vecinos.

Creo que es una gran idea que se consolide, pero aprendiendo y haciendo cada vez mejor la carrera.

Anónimo dijo...

Es una pena lo de Galicia, ¿Por que nuestyro alcalde no ha declarado el luto oficial en Villalba?

llama_82 dijo...

Anonimo #1, no veo nada malo en tratar de hacer cosas nuevas y mas si en otros sitios salen bien. Eso si, fijandote bien en que es lo que hacen para tener ese resultado y comprometiendote a hacer al menos eso mismo.

Fernando, veo que coincidimos bastante en el análisis.

Anónimo #3, parece ser que se han suspendido casi todos los actos para el dia de hoy. En la pagina del Ayuntamiento tienes una nota informativa.

Anónimo dijo...

Es increible como se comenta que esta alcaldia, regentada por un tipo apellidado Juarez, NO respete el luto de 3 días decretado por TODO el ESTADO español. ¿Pero este NO es el partido del "todo como Diosssssssss manda"?

Luisillo dijo...

señor anónimo, ¿nos explica, según usted, en que qué consiste un luto oficial? lo digo porque no vaya a ser que esté usted haciendo el ridículo con su comentario.