domingo, 16 de junio de 2013

No muerde, solo quiere jugar...

Hoy he visto en las redes sociales una noticia sobre un suceso acaecido en la tarde de ayer en un parque zaragozano.Allí, la policía abatióa un perro de un disparo para resolver una situación de peligro en un parque.

Son muchos los que se han pronunciado en la red diciendo que ha sido un acto desproporcionado y que el perro no era peligroso, aunque por lo visto ayer por la tarde y por el motivo que fuese, el animal no estaba bajo el control de su amo, lo cual le ha llevado hasta ese triste final. Recordemos que los perros no pueden estar sueltos en los parques por muy amaestrados que estos estén.

¿Qué  por qué saco el tema en el blog? Muy sencillo, porque justo esta mañana he sufrido una situación de potencial peligro en el parque de la Tejera de Moralzarzal mientras corría y aunque el suceso me ha pasado en Moral, es fácilmente extrapolable a cualquier punto de la geografía española, donde de un tiempo a esta parte, la gente compra perros como el que se compra unos pantalones.

Paso a detallaros la situación vivida esta mañana. Para quién no lo conozca, el citado parque está situado en la loma del Cerro del Telégrafo y suele ser muy frecuentado por los vecinos de Moral porque en él hay zonas de recreo y algunas mesas para poder merendar. No era este el caso de esta mañana, donde debido al calor, era un secarral desértico al cual yo he accedido por la puerta que hay en la parte alta que enlaza con la zona de monte según se viene desde Villalba.

Mi intención era llegar corriendo hasta el final del parque y darme la vuelta tomando la salida que hay en la parte baja del mismo. Sin embargo, según iba por el camino principal que hay en la parte alta y que te permite tomar la salida hacia el mismo pueblo, un perro de tamaño mediano se ha venido hacia mí corriendo y ladrando desde una distancia de unos 20m aproximadamente. Este perro se había alejado de su dueña que estaba en la parte baja del parque con otros dos perros más, alguno ya de gran tamaño aunque ninguno de ellos era de raza potencialmente peligrosa.

Yo sigo corriendo, pero el perro sigue ladrándome y acercándoseme cada vez mas y mi preocupación no va solo con que me pueda tirar, que no es poco, sino que veo que cada vez esta mas alterado y me temo que pueda hacer reaccionar a sus otros dos compañeros que puedan pensar que lo estoy atacando.
Ante esta situación he tratado de asustarle con el típico “chucho”, pero el animal ha seguido a su rollo y por ello he tenido que increpar a su dueña que estaba a más de 50m de donde yo estaba viviendo mi odisea, mientras afortunadamente los otros dos perros estaban en una posición intermedia sin intervenir.

La dueña lo ha llamado, pero el caso del animal ha sido nulo, ante lo que hemos tenido que seguir intercambiándonos gritos y mas gritos y al ver que el perro seguía en sus trece de ladrarme e intimidarme y en vista de que no era muy grande, he tratado de ponerme yo a la ofensiva para tratar de ver si lo asustaba, pero tras un primer amago, lo que he logrado ha sido que el perro me enseñase aún más sus dientes y aumentase su agresividad. Tal vez una decisión errónea propiciada por la situación y las 160ppm que mi corazón marcaba  en ese momento.

Por fin la dueña decide arrancarse de una carrera parque hacia arriba llamando al perro, pero este sigue en sus trece y mi miedo aumenta. Pensaba que si este perro había iniciado el ataque sin correr yo en su misma dirección, ¿qué harían los otros dos perros viendo que su dueña salía corriendo en dirección hacia mí y que el otro perro estaba ya totalmente fuera de control?

Afortunadamente para mí y pese a los gritos, los otros dos perros han seguido tranquilos y no han intervenido en ningún momento y finalmente, cuando la dueña ya se consiguió acercar lo suficiente, el perro atacante se volvió hacia ella. Pero a mí el susto no me lo ha quitado nadie en todo el día. Un susto que por desgracia viven con mucha frecuencia quienes practicamos deporte en  parques y jardines.

Sé que muchos se quejan por las famosas ordenanzas municipales y por la prohibición de llevar los perros sueltos en espacios grandes, pero la realidad manda y tal vez tengan que pagar justos por pecadores en beneficio de una convivencia ordenada y por un respeto hacia todos, porque desgraciadamente aún son muchos los dueños de mascotas inconscientes o poco preparados.

Por ejemplo, tras lo visto hoy, se deduce que el dueño ha cometido varios errores:

El primero de todos, es el tener a los perros sueltos en el parque.

Segundo. Si no puedes hacerte con un único animal, ¿por qué tienes tres?

Tercero. Comprarse perros con unas necesidades de espacio y actividad muy por encima de lo que tú puedes ofrecerles. A la señora casi le da un soponcio según trataba de subir corriendo por el parque. Esos perros necesitan dar largos paseos y carreras, asi como juegos de alta intensidad  y mucho me temo que la dueña no estaba en condiciones o no estaba por la labor de ello. Si no puedes hacer ese esfuerzo, cómprate uno de una raza más tranquila.


Me temo que son muchos más los dueños de mascotas irresponsables, que aquellos que los compran con verdadero conocimiento de que están siendo responsables de la vida de un ser vivo. Y no me estoy refiriendo a aquellos que maltratan a sus mascotas porque ladran o se hacen sus necesidades en la terraza. Simplemente me refiero a los que han errado en su decisión a la hora de elegir su mascota, lo otro es algo mucho peor y que es totalmente repudiable.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con esta entrada. Pena de que pongan mas multas, es la unic forma que la gente aprenda. El viernes por la tarde iba con mi hija por el coto de las suertes y salvo un perro todos los demas iban sin bozal y sueltos, uno de ellos un pitbull de tamaño considerable, con mirada hacia nosotros nada tranquilizante. El dueño lo tenía agarrado del cuello cuando tuvimos que pasar a su lado porque no habia alternativa, salvo volver por nuestro pasos. Y no se te ocurra llamarles la atencion y recordarles las ordenanzas, porque entonces eres un nazi cortalibertades, como me dijo una dueña con un dogo canario al que se lo recordé

Anónimo dijo...

Perros y sueltos ha habido toda la vida. Todos podemos recordar en el pueblo los perros tirados a las puertas de las casas tomando la siesta. Quizás en las zonas urbanas se ha olvidado esto, lo que no quiere decir que no haya existido. Por tanto tener perros no es una moda actual, si no que viene de más lejos.
Sin embargo lo que sí es una moda hoy en día es irse a la calle a correr. Hoy cualquiera es deportista. Me compro unas deportivas, me equipo en Decathlon, salgo a la calle (a cualquier sitio; en mitad de la carretera si hace falta) y ya soy un deportista de élite. Perdonen caballeros pero las cosas no son así.
Es cierto que las ordenanzas municipales exigen que los animales vayan atados (cosa de la que no estoy de acuerdo. Que lo exijan los ayuntamientos no quiere decir que sea correcto), al igual que es cierto que el ayuntamiento debería habilitar zonas para que los canes anden suelto, cosas que en C. Villalba no existe (y casi en ningún lado). Bueno sí, unas áreas de 2 metros cuadrados, que no se limpian y en la que los animales no pueden desfogarse corriendo. Y de momento eso es un problema. ¿Revindicamos la dehesa como zona canina? Muchos corredores no estarían de acuerdo.
Ese, bajo mi punto de vista es el primer problema. El segundo, los corredores. Que una persona venga hacia ti corriendo es un problema. ¿Cómo sé que no viene a hacerme nada? ¿Porque va vestido del Decathlon? Los perros no saben esto y los humanos lo damos por sabido, ¿pero será siempre cierto? Ver a cuatro tiarrones corriendo hacia ti acojona, y sobre todo de noche por una calle oscura. Por tanto, ¿deberían los corredores correr en zonas habilitadas para ello? Pistas deportivas, gimnasios, etc. ¿Habría que regularlo? Además, correr con los cascos puestos, ¿no debería estar prohibido? Ya que no te permite estar pendiente de posibles peligros.
Por eso ni los perros son tan malos (ni sus dueños) ni los corredores son unas victimas.

llama_82 dijo...

Amigo anónimo #2. Efectivamente perros ha habido toda la vida, pero antes las viviendas tenian grandes jardines o patios, no como ahora.

Con respecto a lo que dices de correr, lamento que tengas tan poca consideración hacia los que decidimos invertir nuestro tiempo libre en beneficio de nuestra salud, tal vez algún dia tengas que lamentar el no haber hecho tu lo mismo.

Por si te sirve de algo, nunca corro con auriculares, pues me gusta ir pendiente de lo que me rodea y asi evitar sustos mayores. Y no iba con camiseta de decathlon, sino de publicidad, asi que tal vez por eso el perro se sintió extraño conmigo. Nunca me he considerado un atleta de elite, simplemente un vecino que corre o monta en bici por lugares habilitados y autorizados para ello.

Si miras el comentario del anterior visitante, podras ver que el andando con su niña también vivio una situación embarazosa cuanto menos, asi que no desvies el tema hacia si corremos con mallas o en pelotas, el tema es que los dueños de perros han de ser responsables y cumplir con sus obligaciones con la sociedad, especialmente por el beneficio de sus propias mascotas. Flaco favor el del dueño del perro de Zaragoza a su mascota.

Creo que mi postura respecto a la tenencia de mascotas ya quedo clara en el pasado. http://www.cronicasvillalbinas.blogspot.com.es/2012/04/de-justicia.html

Anónimo dijo...

Cada uno defiende lo que le conviene. Si uno tiene chucho, me espero hasta que pida los mismos derecho que para un ser humano. Pero un bozal me parece lo más apropiado para los perros peligrosos, eso sí, el amo debería conocer el peligro. Además, poner algún castigo como multa por ejemplo no estaría mal. A mí ya me mordió uno, pero como no era de nadie… Sin chuchos sueltos, o los sueltos que presentan peligro que se lleven el puto BOZAL.

Anónimo dijo...

Anonimo #2 eres un demagogo total; tambien ha habido asesinos sueltos desde el principio de los tiempos y por ello se crearon leyes. Como ha dicho asesinos no estan de acuerdo con ellas, como tu con las ordenanzas municipales las quitamos, no sean que se sientan ofendidos. Dices que no hay espacios habilitados en Villalba, MIENTES. En el coto hay 2, y bien hermosos, de unos cuantos m2. Los perros se lo pasan alli con sus dueños fenomenal, y los demas igual viendo las carreras que se pegan jugando con palos o pelotas. Fuera de ese lugar, cumplir la normativa, perro atado. No solo para respetar a las personas sino el resto de la fauna, que haberla, haila aunque a ti solo te importe tu can. Y si es perro de raza peligrosa ademas con bozal, no es tan dificil, simplemente es cuestion de educacion y civismo, cosa que antiguamente normalmente no había que recordar.

Anónimo dijo...

Llama 82, no sé si las casas antiguas tenían grandes patios o no, me imagino que dependería entre otras cosas del poder adquisitivo de cada uno, pero los perros no estaban en las casas, estaban en la calle, tirados a la sombra. Los perros aunque animales de compañía los dueños no los trataban como hoy en día como hijos adoptivos, estaban en la calle.
Con respecto a lo del deporte estoy totalmente de acuerdo con practicarlo, de hecho lo hago, pero en las zonas habilitadas para ello; voy al gimnasio (donde corro en cinta entre otras cosas), juego al pádel y al tenis y practico otros deportes de equipo, como el futbol, pero nunca (bueno, nunca no, cuando era un chaval sí lo hacía) me he puesto a jugar al futbol en mitad de una plaza o a jugar al tenis en medio de una calle. De hecho verás que en muchas plazas y parques además de un “Prohibido perros” pone un “Prohibido jugar con la pelota”. Por lo tanto tan desencaminado no voy.
En cuanto al anónimo #4 decirle que de demagogia nada. Soy el primero que cumplo rigurosamente todas las leyes (más o menos) y efectivamente cuando hubo necesidad se crearon unas leyes para atajar a los asesinos, cuando se creyó oportuno se crearon unos reglamentos para regular a los canes y sinceramente creo que ha llegado el momento también de legislar sobre el uso de las calzadas, calles, parques, etc., por parte de los deportistas ( o no deportistas), ya sean a pie, en bicicleta, en patín o en monopatín, igual que está regulado el uso de las motocicletas las cuales no pueden ir por cualquier sitio. Algunos me dirán “loco!”, “demagogo!” “qué dices!”. Ir en contra de las masas es complicado pero también cuando surgieron leyes en contra de fumar en lugares públicos la gente se quejó y hoy en día no nos cabe en la cabeza que fuéramos al pediatra y este estuviera fumando tabaco negro en la consulta. En cuanto a las zonas habilitadas para perros me dejas más tranquilo hay 2 para más de 60.000 habitantes y no sé cuántos miles de perros. Me has quitado un peso de encima. La verdad que no los conozco, una vez estuve en el Coto y nos lo vi (tampoco los busqué porque no sabía que existían). ¿Falta de información por los entes públicos? Aun así me parecen insuficientes y bastante alejados de donde vivo. Tampoco sé muy bien a que te refieres con la fauna. Pero si te refieres a que los canes la mermen te recuerdo que el mayor depredador de fauna y flora en el mundo es el ser humano, y con mucha diferencia. Seguro que más daño hacen a la fauna y la flora del lugar los niños jugando y cazando bichos.
Por tanto y resumiendo, lo que he dicho en este comentario y en el anterior es que las leyes hay que cumplirlas, y que no todos los perros (más bien sus amos) son peligrosos, no hay que dramatizar ni generalizar. Y por otro lado, que quizás eso es lo que mosquea a la gente, y seguramente sea un tema lo suficientemente importante para dedicarle una entrada entera, es que habría que legislar sobre el uso de vía pública por aficionados a correr, a montar en bici, etc. Es mi opinión y respeto el resto.
Y para terminar un ejemplo: hay muchos individuos que van como locos con las bicis habiéndose dado alguna vez el hecho de algún atropello eso es indiscutible. ¿Por esos pocos inconscientes vamos a prohibir el uso de la bicicleta en vía pública repercutiendo en el 95% de los que usan la bici que lo hacen de forma civilizada? Y podía trasladarse a los corredores. Pues ahora pensad en los perros y sus dueños. A mí me parece injusto generalizar pero si lo hacemos, lo hacemos para todos. Aunque creo que esa no es la solución. Legislar demasiado al final nos priva de libertad. La solución es la educación y el respeto (cosa que no abunda por el planeta).
PD: me gustaría que les llegara la respuesta a los comentaristas, no sé si será posible.
PD2: leí que a veces piensas dejar de escribir. Yo te animo desde aquí a que sigas. Me parece muy interesante. Animo!

llama_82 dijo...

Amigo anónimo, vayamos por partes.

En primer lugar agradecerte que sigas mi blog. A mi si que me llega tu respuesta, pues al publicarse blogger me manda un correo con el enlace. No se si a los que esten suscritos o sean seguidores del blog también les llegara. A los demás en función de si tienen a bien el revisar entradas antiguas de vez en cuando, cosa que no creo que sea habitual.

Tu respuesta da para analizar muchas cosas.

Por un lado decirte, que el problema que tuve, fue por un perro sin control por parte de su dueña, que además tenia otros dos. Evidentemente es mas responsable la dueña que el animal.

Afortunadamentes son muchos mas los dueños que llevan a sus perros bajo control que los que los dejan al libre albedrio.

Otra cosa son los perros sueltos sin mas o asilvestrados. Sin ir mas lejos, en mi ultima salida en bici, pude tener un accidente por culpa de dos perros que iban a su bola (en plan la dama y el vagabundo) por la urbanización de las suertes y se pusieron a cruzar. Al ser el final del recorrido y como iba hecho una pena, iba aprovechando la bajda para recuperar y pude frenar y rectificar. ¿Que habria pasado de ser un coche?

Respecto al tema de los espacios para practicar deporte. Los gimnasios estan bien, pero no cubren las necesidades de todos los deportistas. Una persona que corre mas de media hora o 10km no usa la cinta, pues ademas de que es un rollo, es mucho mas lesiva que correr por caminos. A mi con 10' en cinta me duele todo y se me abrasan los pies. Imaginate la gente que prepara largas distancias.

Una persona corriendo por una acera no creo que represente un problema siempre y cuando no le pegue un golpe a alguien por detras o algo por el estilo. Normalmente la gente que va tan rapido no va por aceras asustando peatones, pero si que es cierto, que para llegar a la dehesa o a otros lugares naturales para correr, primero hay que pasar por alguna calle.

Respecto a lo de la bici, ahi si que hay mas complicación. Por un lado la gente no termina de entender que es un vehiculo y que como tal tiene las mismas prioridades y servidumbres en las vias públicas que un coche o una moto.

Volviendo a mi ultima salida en bici, hubo una mujer que se puso a cruzar la calle con su hijo sin mirar a pocos metros de mi. Conducta totalmente imprudente. Tal vez necesite el ruido estruendoso de un tubo de escape para mirar antes.

Y en la zona de Las Zorreras, cuando iba a una buena velocidad, un paisano cruzando por la calle desde el Mercadona, me ve y me ignora cuando iba a mas de 20km por hora y me obliga a abrirme hacia el centro de la calle. Encima de que no tenia que cruzar me obliga a mi a tomar un riesgo que no me correspondia. A todo esto, el tio con una camiseta del Tour de Francia, manda huevos.

Otra cosa es que tambien hay ciclistas imprudentes que se meten entre los coches ocupando los angulos muertos de estos y poniendose en peligro ellos y buscando un problema al conductor. Como no menos cierto es, que hay otros tantos que se creen el mismisimo Bernard Hinault en la dehesa y se ponen a hacer series cuesta abajo en el cementerio. Si tan bueno eres y tanta fuerza tienes, subete un monte o aprovecha los kms de vias pecuarias que nos rodean, pero no te pongas a mas de 20km por hora en una zona de alto transito peatonal, con animales y niños y ademas con poca visibilidad a hacer el bestia.

Afortunadamente, creo que el proyecto de reforma de la Dehesa incluye el desdoblamiento en algunos puntos del circuito para bicis del circuito peatonal.

Espero que haber dado respuesta a algunas de las cosas que planteas. Pero lo que esta claro, es que todo se reduce a un tema de educación y respeto a la convivencia. El campo y la dehesa son lo suficientemente grandes como para que todos podemos disfrutar de ella, pero siempre respetandonos unos a otros.

Carmen Fernández dijo...

Hay que ser completamente estúpido para decir que no corra la gente por el parque para que los perros anden sueltos. Hay que tener las neuronas contadas... Es una pena que no t veas u día en semejante situación, con un perro agresivo hacia ti. Tal vez en ese momento se t activase la EMPATIA que parece t falta también

Carmen Fernández dijo...

Hay que ser completamente estúpido para decir que no corra la gente por el parque para que los perros anden sueltos. Hay que tener las neuronas contadas... Es una pena que no t veas u día en semejante situación, con un perro agresivo hacia ti. Tal vez en ese momento se t activase la EMPATIA que parece t falta también