lunes, 18 de octubre de 2010

Que no se vuelva a repetir

A última hora de la tarde de ayer salto la triste noticia que ha sacudido la rutina de nuestro municipio. Una mujer, en avanzado estado de gestación, moría arrollada por un vehículo en la calle “Camino del Molino”. Para quien no ubique dicha calle, se trata de la que sale hacia arriba en el polígono p29 justo desde la rotonda de la antigua maquina estampadora de MADE.

 
El acontecimiento trágico se saldó con la muerte de la mujer a la que no pudieron ayudar los servicios del 112 desplazados hasta allí. Sin embargo, una operación “in situ” logró salvar la vida del bebe al que estaba a punto de dar a luz en esta semana.

Pero centrándonos en el accidente, está claro que ha sido un cumulo de circunstancias unas previsibles y otras fruto del infortunio. Esta vía es una calle muy importante del polígono, ya que descarga mucho tráfico de vehículos que buscan o bien la parte alta del mismo o bien la carretera que comunica Galapagar con Guadarrama. Pero cuando el polígono presenta poca actividad comercial, es el típico tramo en el que el conductor sobrepasa la velocidad máxima permitida, ya que no hay semáforos ni badenes y la presencia de peatones cruzando la vía no es habitual.

Sin embargo, el hecho de que en un tramo tan corto de vía pública se hayan producido ya dos accidentes con víctimas mortales nos debería hacer reflexionar y obligar a las autoridades municipales a revisar no esté sino muchos puntos de las calles y carreteras del pueblo. El estado de la señalización tanto vertical como horizontal es de capital importancia y posiblemente algo que en principio pueda resultar trivial como el pintar de color rojo los badenes, como se hace en muchos sitios, sea de capital importancia para evitar accidentes como el de ayer. Historias como la diferente tonalidad de los colores de las piedras que tanto dio que hablar en Honorio Lozano y Batalla de Bailen, donde también se ha producido algún accidente, aunque afortunadamente sin consecuencias fatales, no parecen nada practicas y si pueden deparar sucesos que esperemos no se vuelvan a repetir.

Esta vez el sol deslumbro al conductor y parece que el paso de peatones presentaba una visibilidad correcta en su pintura (aunque muy mejorable), pero le faltaba la señalización vertical que había sido arrancada.

En definitiva, es preciso revisar y vigilar la situación en la que se encuentran los pasos de peatones de esta ciudad, ya que la proporción de accidentes teniendo en cuenta la saturación de la circulación es demasiado alto. Y evidentemente, extremar las precauciones tanto peatones como conductores, ya que de nada servirá cualquier medida de las autoridades si no va acompañada de la responsabilidad cívica de cada uno de nosotros.


Muestra de la foto que nos enlazaba un vecino en la anterior entrada, en la que se ve como la señal ha sido arrancada justo en el paso de peatones donde se produjo el fatal suceso.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

No hay razón para ocultar nada o para ser "políticamente correcto".

Veamos esto
http://www.elmundo.es/elmundo/2010/10/18/madrid/1287416132.html

Y concluyamos que el alcalde HA VULETO A MENTIR, en este caso en algo gravísimo.

Anónimo dijo...

Errata: HA VUELTO A MENTIR.

Anónimo dijo...

Yo no se si ha mentido, por que yo vivo alli y paso por esa calle todos los dias del año como minimo 4 veces, y los pasos de peatones, se ven perfectamentes, claro que yendo a 40 o 50 km hora, a 100 o 120, ni con luminosos se verian.
Las señales verticales de los pasos de peatones, han sido arrancadas por vehiculos con exceso de velocidad.

llama_82 dijo...

Anonimo 3#, por lo que nos cuentas, el factor "incivico-humano" ha tenido mucho que ver en esto, aunque no necesariamente en el caso del conductor.

Como he dicho,me temo que se han juntado varias fatalidades, unas subsanables y otras no tanto. Lo importante es poner los medios PARA QUE NO SE REPITA

Anónimo dijo...

"Yo no se si ha mentido" dices.

Lee el artículo de El Mundo y compáralo con la realidad. Y luego me lo cuentas.

Y el otro con las fatalidades... En fin.

llama_82 dijo...

Creo que desde este espacio se le ha criticado al alcalde y a su equipo muchas de las cosas que han hecho mal. Y creo que en la entrada ya he dejado claro que el Ayuntamiento tiene la responsabilidad del mantenimiento de las vias y que este es muy mejorable.
Pero tambien tengo claro, que ni este alcalde ni el que pueda venir detrás pueden ser responsables de los comportamientos individuales de cada uno de nosotros.

Anónimo dijo...

:::Como repito es mi calle, paso todos los dias, y en todos los pasos de cebra existe señalizacion vertical, excepto en ese, que como ya he dicho han sido arrancadas por civicos conductores que iban a mucha velocidad.
Independientemente de la señalizacion vertical, el paso de cebra (pintura) se ve perfectamente a mas de 50 metros, y esto lo he comprobado esta mañana. Cuando el alcalde dice que los pasos de cebra estan perfectamente señalizados e iluminados es cierto, por que tienen farolas y el paso de cebra se ve perfectamente, y esto en una calle conlimitacion de velocidad a 40km/h es suficiente.
Otra cosa es que se quiera aprovechar esto para echar mierda al ayuntamiento, como parece ser que es la intencion.
No obstante lo de comparar las noricias de EL MUNDO con la realidad , suena a guasa que se diga el mismo dia que ha sido condenado por publicar noticas falsas. algo muy habitual.
Yo lo he comparado y es lo que digo, los pasos de cebra se ven perfectamente, quizas tu nos los ves por que eres uno de esos que se creen que la calle esla recta del jarama.

llama_82 dijo...

Anonimo 7# No se a quien te refieres en el comentario. Yo creo haber dejado claro que creo que el paso estaba bien señalizado, aunque pienso que seria mejor pintarlos como se hace en muchos sitios de color rojo y blanco, ya que los reflejos en algunos casos hacen que los pasos de peatones no los veas hasta demasiado tarde aún sin ir demasiado deprisa.
Repito, correcta señalización aunque mejorable. Cosa muy distinta a como estuvieron los de Honorio Lozano y Batalla de Bailen durante largos meses hasta que se dignaron en "manchar" la noble piedra de altisima calidad.