jueves, 11 de diciembre de 2008

Avance Tragamillas 2009

Hace ya un tiempo coloque en el margen derecho de este blog, una cuenta atrás indicando el tiempo restante hasta la celebración de la Tragamillas, que para quién aún no sepa de que se trata, pues trataré de ponerle brevemente en antecedentes.

La Tragamillas es a día de hoy, el mayor evento deportivo que se celebra en la localidad, si excluimos la celebración de etapas en la Vuelta Ciclista a España, algo que no se hace de forma regular. A este respecto cabe recordar que este año ha habido un paso intermedio en la etapa de Las Rozas, pero que el convenio sigue vigente y que los mentideros de Internet dan muchas posibilidades a una etapa en Villalba, ya sea salida o meta, presumiblemente de la última contrarreloj. Esto es algo que a los que vivimos en Villalba y conociendo la situación de las arcas municipales se nos antoja complicado, pero como repito, en Internet se da mucha credibilidad al rumor ante las distintas opciones de recorrido que se han filtrado hasta el momento. De todas formas pronto saldremos de dudas, ya que el día 17 de diciembre se llevará a cabo la presentación.

Pero volvamos al punto de origen del post, que no es otro que la Tragamillas 2009. Un proyecto que se ha ido madurando lentamente a lo largo de los últimos meses y que ha de terminar de afianzar lo que de forma tan exitosa comenzó allá por el 4 de marzo del 2007, cuando con una cifra de 800 atletas inscritos, el Club El Castillo se veía sobrepasado en sus previsiones mas optimistas.

Había nacido un referente en el deporte villalbino, que un año después se consolidaba firmemente no solo a nivel local, sino también comarcal como lo reflejaban los datos de corredores inscritos de otras regiones alejadas de la Sierra del Guadarrama o su repercusión mediática con apariciones en Telemadrid, El Mundo, etc.

Y todo esto ha sido posible gracias a un grupo de “locos” que salían a correr por la dehesa los domingos por la mañana y que con su propio dinero y el de sus negocios, montaron un pequeño club, cuyo primer y único objetivo en aquellos tiempos era el de juntarse para ir a correr las carreras de la Comunidad de Madrid compartiendo gastos y buenos momentos. Hoy ese club cuenta con mas de cincuenta socios, de los cuales cerca de una treintena están federados y las camisetas con la imagen de “C. Villalba” además de provocar autenticas mareas amarillas en Guadarrama, Las Rozas, Segovia o próximamente en Cercedilla, han sido testigos de carreras como la Panes-Potes, Les Courants de la Liberte o los maratones de New York, Londres, Zaragoza, Donosti, Madrid, etc. Y en algunos casos con extraordinarias clasificaciones gracias a “El Pollo”, con su triunfo en Becerril o los podiums de Somosierra o Alcorcón (ojo no de una sorpresa en la carrera de Navidad de Cercedilla). Pero lo mas importante en estos dos años, ha sido el legado que esta carrera ha dejado para esa gran cantidad de gente que ahora ha encontrado un motivo por el que calzarse unas zapatillas y salir por esa dehesa oscura, fría y húmeda. A algunos ese empujoncito les habrá venido dado por imposición médica, a otros por superación personal y a otros simplemente porque les apetecía, pero el caso es que cada vez más gente practica deporte de forma asidua obteniendo los beneficios que de él se pueden recibir.

Y seguramente esta Tragamillas 2009, volverá a ser un magnifico banderín de enganche para que muchos se sumen al carro del deporte, del que no van a querer bajarse. Todo será posible gracias al trabajo de decenas de voluntarios que cuidaran de ellos en ese día y a lo largo de los 21,097km del nuevo recorrido, que ha diseñado la organización para tratar de minimizar los problemas de tráfico y seguridad que un evento de estas características genera. Un recorrido que este año va a ganar metros de tierra en perjuicio del asfalto, potenciando así una de las señas de identidad que mas han aplaudido los atletas populares que la han disputado, el correr por un entorno natural.

Ahora solo falta, que todo el esfuerzo realizado por la organización para sortear los devastadores efectos de la crisis y lograr sacar adelante este proyecto, se vean recompensados en una participación masiva y sin incidentes el día de la prueba. Por supuesto, también habrá que pedir al cielo que nos de una tregua en la semana de la carrera para sortear esta climatología tan adversa que nos esta azotando en estos días y que corredores y publico disfruten de un día de fiesta.



Si deseáis estar informados de las actividades del Club el Castillo, así como de la Tragamillas 2009, no dejéis de visitar la web http://www.castillocd.com/

1 comentario:

Miguel Ángel dijo...

poco a poco se acerca el día... seguro que este año también será un éxito...