lunes, 18 de diciembre de 2006

Recuerdos del patio del colegio

Lejos estan ya los recuerdos de mi infancia en el colegio Carlos Ruiz y lo cierto es que en su momento no me senti en absoluto afortunado por ir a ese colegio del que ahora solo quedan un par de fachadas en ruinas y el edificio que hace de escuela de adultos. Sin embargo con el paso de los años he de decir que si que siento una cierta melancolia por el lugar cada vez que mi camino se cruza ante el edificio que alli queda siendo testigo de la historia de este pueblo.

Cuando vi que el colegio se cerraba para dar sus nuevos servicios en la zona de los Valles, me quede un tanto perplejo por la forma en que se iba a desaprovechar un espacio tan grande en el centro del pueblo, ademas estando como estaba acondicionado para poder dar clases de cualquier cosa, mientras en la Casa de la Cultura se siguen usando las instalaciones del arcaico ex-ambulatorio medico, que son claramente peores de lo que eran esas instalaciones, ya que son mas pequeñas, sin iluminacion natural ni ventilacion, en definitiva me gustaria que alguien me explicara porque se dejo morir esas instalaciones que tan bien vendrian para dar alguno de los multiples cursos que ofrece la casa de la cultura, ¿o es qué hay nuevamente intereses ocultos que se nos escapan a los ciudadanos de a pie?. Que forma tan triste de poner punto y aparte en un colegio cuyo germen eran las antiguas clases del Pontón.

Que manera de emborronar recuerdos que pasan por el pequeño kiosko de chucherias que habia anexado a uno de los edificios, cuyo dueño nos servia su mercancia en los recreos mientras nosotros le agobiabamos a grito pelado sacando nuestros brazos por los barrotes de la puerta. Debiamos de ser lo mas parecido a los polluelos que abren la boca y no paran de piar en el nido angustiados ante la espera del alimento que su madre ha de llevarles.

Otros de esos recuerdos pasan por esos profesores, la mayoria de ellos ya jubilados, ya que a mi me tocaron los ultimos años de algunos de ellos como D. Jose, D. Marcelo o D. Feliciano, con su campanilla y su vara de madera, que para algunos era motivos de traumas que afortunadamente hoy solo vemos en las peliculas de epoca como la lengua de las mariposas o los chicos del coro. Vamos, que no fui educado con metodos demasiado modernos que digamos, cosa que sufri luego en mi salto al instituto. Aunque alguna excepcion hubo, como la señorita Elena, una jovencita que parecia salida del programa de la Bola de Cristal, tan de moda en aquellos tiempos. Muchos de nosotros empezamos a darnos cuenta de que nos "estabamos convirtiendo en hombres" con ella. Siempre ayudados por ese morbo que daba el que al colegio le separese del de La Santisima Trinidad una simple calle, que con la perspectiva del tiempo, parecia el muro de la vergüenza.

En fin, que estos son mis recuerdos, que me imagino difieren de los de muchos de vosotros, pero yo los vivi asi, en un pequeño colegio sin comedor ni gimnasio, lo que hacia que todas las semanas un dia a la semana hubiese que ir con 15 ptas para pagar el autobus que nos trasladaba al polideportivo municipal, donde nos daban clase de educacion fisica los archifamosos Segundo, Capilla y Kike (que nos dejo este año de manera trágica). Aún recuerdo aquellos autobuses de la empresa Heras, autenticas reliquias de la automoción casi tan fuera de aquellos tiempos como los bigotes del conductor.

Todo esto me hace decir que cualquier tiempo pasado no fue mejor, pero sin embargo si que fue interesante vivirlo en su momento.
Añadido el dia 11-01-07.

Este es el aspecto actual del lugar donde se levantaba el edificio que albergaba 4 aulas perfectamente operativas con oficina y dos baños.





Como podeis observar vehiculos y mucho material de construccion de la obra adyacente, que quien sabe si no llegara en una segunda fase a ese solar que ahora esta ocupado por algun que otro vehiculo.



Esta es la empresa que esta haciendo las obras y como veis han puesto pendones en parte del antiguo Carlos Ruiz.

6 comentarios:

ciudadan@s dijo...

Uffff... cuántos recuerdos... qué ataque de nostalgia...

Un magnífico artículo. Gracias!

Anónimo dijo...

Aún recuerdo la polvareda que se formó cuando se voló el antiguo Grupo Escolar Carlos Ruiz, allá por el año 1975... anterior al que tu mencionas y coétaneo al de los restos de los edificios que aquí aparecen.
A parte de los PROFESORES que tu bien recuerdas quisiera añadir alguno como D. Antonio o D. Amador (el de la vara) conocido como "cuatro pelos" y el mas querido por los chicos: D. José Bru. Dudo mucho que hoy en día haya profesores a los que sus alumnos esperan en la puerta de su casa para ir todos juntos al colegio, que es lo que pasaba con D. José Bru...
Tampoco olvidarse de D. José Antonio de Castro primero profesor y luego director del Centro durante tantos años...
A todos ellos GRACIAS y HASTA SIEMPRE (Estén donde estén).

llama_82 dijo...

#2.- No tenia conocimiento de que alli hubiese mas edificios ademas de los que "funcionaban" como biblioteca y laboratorio anteriormente. Siempre pense que el todo venia de los bajos del Ponton, aunque las dos reliquias de edificio eran claramente de una epoca muy anterior al edificio derribado y al que aún queda en pie.

Gracias por tu comentario que ha enriquecido nuestra particular "memoria historica"

canthueso dijo...

Yo también fui a ese colegio, no tenia ni idea del estado en el que esta, ne parece mentira verlo así , casi no lo reconozco en las fotos, claro que hace años que no voy por Villalba, y digo yo, no podían mejorar las instalaciones sin tener que tirarlo?

llama_82 dijo...

Pues ya lo ves amigo canthueso. Asi sigue a pesar del tiempo que ha pasado desde que escribi la entrada.

Y mientras, se siguen usando locales no acondicionados para clases de la Casa de la Cultura. Por ejemplo...

Mara dijo...

Yo también fui al colegio Carlos Ruiz. Y llevo un año acórdándome mucho de él. Soy profesora y recuerdo con cariño a los profesores que tuve allí. Reconozco que soy mucho de lo que soy gracias a ellos y me encantaría saber dónde andan para poder visitarles. Estuve desde el 87 hasta el 94 y mis profes eran Don Domi, Don Benicio, Jose Antonio, Begoña, Don Juan Emilio... y no me acuerdo del nombre de la profesora de lengua. Sólo sé que era rubia, estuvo von nosotros en séptimo o en octavo; pero me gustaría poder decirle que hay frases de las que nos dijo, que las tengo grabadas en la cabeza. Muchas gracias, de corazón!!