miércoles, 27 de diciembre de 2006

Por Tutatis


Recuerdo con nostalgia aquellos años en los que iba a la biblioteca de la Caja de Ahorros de Madrid a por mis tebeos. Qué gran servicio el que ha prestado la citada biblioteca hasta la construccion de la nueva, que ojo lo que ha habido que esperar. Tampoco esta de mas el reconocer la labor de Francisca, a la que en mas de una vez la chiquilleria le hizo perder los nervios y de Leoncio, ese hombre tranquilo que siempre estaba allí para ayudarte a encontrar ese libro que te pudiese hacer falta, solo le faltaba hacerte los deberes.


Entre muchos de los libros y tebeos que leí gracias a la biblioteca, estaban los históricos Superhumor, con las aventuras de personajes como Mortadelo y Filemon o Zipi y Zape o las colecciones de Tintin, Mafalda (que gran humor el de Quino y que aún hoy sigue teniendo vigencia en muchos casos desgraciadamente) y Asterix y Obelix.


Asterix y Obelix, aquellos galos sitiados por romanos por todas partes. Así es como me he sentido hoy al dar una vuelta por Villalba. Sentía como si las legiones de operarios de Cover y demás obras estuviesen sitiandonos literalmente siguiendo las ordenes del imperio dirigido por José Pablo "Cesar", y es que fueses por donde fueses, allí estaban ellos con su uniforme amarillo fosforito. A Alguno ya le voy cogiendo cariño, como al "hombre señal", ese que esta a la entrada de la obra con una señal en su mano, que ya no se si forma parte de su anatomía y que no suelta ya sea día o noche, verano o invierno, haga frío o calor, sea domingo o lunes. Y es que esta legión de obreros como los torpes legionarios de los tebeos de Asterix, que en contra de su voluntad siempre iban directos a recibir los puñetazos de los bravos galos, no tienen mucho que ver en todo esto, simplemente se están ganando la vida.


Pero mientras tanto, el pueblo de Villalba sigue sitiado por las legiones y su "maquinaria de guerra" a la espera de la ayuda de algún druida que traiga la poción mágica que acabe con tanto desmán urbanístico. No sabemos si las distintas opciones políticas que se presenten a las próxima elecciones traerán en su programa una marmita llena de soluciones a los problemas, pero según esta el tema, casi que con un poco de poción mágica nos conformaríamos.


Mientras tanto, parece que como los galos, tendremos que encomendarnos a Tutatis, pero en este caso rogando porque el suelo no se derrumbe bajo nuestros pies, viendo las grietas que no paran de aparecer como la que se puede apreciar en la foto.

3 comentarios:

ciudadan@s dijo...

Estupendo artículo.

No sé si has visto el dibujo que han puesto en la web del PSOE local: sale Villalba como la aldea gala de Asterix, rodeada de municipios "romanos" (o sea del PP). Ciertamente, no veo la diferencia entre unos y otros.

Menuda grieta... Es la que hay junto a la Optica, ¿no?

Salu2.

llama_82 dijo...

Este mensaje llega con retraso, ya que ayer cuando lo estaba escribiendo sufri el corte de luz famoso que dejo a oscuras a medio barrio.

Respecto de los dibujos de Asterix y Obelix, pues he de decirte, que no los habia visto en la web del PSOE, ya que de salida no suelo visitar las webs de los partidos politicos. De todas formas he intentado verlos al contarlo tú y no los he encontrado, asi que solo puedo decir que se ha tratado de una muy extraña coincidencia.

Y si, la grieta es la de la optica y yo creo que cada vez van creciendo mas las otras que hay en lugares cercanos como la farmacia o la tienda de alfombras. Si ampliais la imagen, podreis ver que la grieta tiene mas de un centimetro y la profundidad... casi prefiero no saberlo.

ciudadan@s dijo...

No es nada recomendable visitar las webs de partidos políticos, cierto, pero por si quieres ver al Asterix que han colocado (¿habrán pagado derechos?):

http://www.psoe-colladovillalba.org

(aviso: tarda una barbaridad en cargar, por lo mal hecha que está)

Salu2!