lunes, 23 de julio de 2012

Libertad en el comercio, retroceso en el bienestar.


Desde que empecé a escribir estas historias enmarcadas en el contexto de mi pueblo, la situación ha cambiado mucho. Y si empecé llamando la atención sobre lo que consideraba un derroche por parte del anterior equipo de gobierno y que esto traería consecuencias más tarde o más temprano, nunca pensé que la situación llegase a tornarse tan apocalíptica como la que estamos viviendo.

Lo cierto es que estamos viviendo una situación de acoso y derribo, en la que uno tiene la sensación de que aunque tuviésemos a los políticos mejor preparados de la historia (cosa que parece clara que no es el caso), sus medidas no servirán de nada. Yo personalmente he visualizado la situación como cuando se te vuelan los papeles en medio de un vendaval. En lo que te agachas a recoger los dos que están a tus pies, ves como el resto vuelan a velocidad de vértigo por todas direcciones.
Que se suben los impuestos, baja el consumo.

Que se recortan gastos en administraciones públicas, sube el paro.
Y así, a casi cada una de las medidas que se han ido planteando hasta ahora, el principio de acción reacción ha terminado dando una respuesta muy alejada de la deseada por parte de nuestros dirigentes políticos, a los que no se les arrima la ropa al cuerpo como se suele decir.

Y un buen ejemplo de todo esto que estoy explicando, y conste que ojala me equivocase, son las medidas de dinamización del comercio que el Gobierno de Rajoy pretende hacer en todo el país y que Esperanza Aguirre ha llevado a limites Kafkianos en la Comunidad de Madrid.
El pasado domingo día quince de julio se levantaron los limites que impedían que las grandes superficies abrieran libremente domingos y festivos. Hay que recordar, que en Madrid ya gozaban de la posibilidad de abrir hasta 21 festivos, dejando además “ventanas” con conceptos como lo de “lugar de interés turístico” que permitían la libertad total. Esto significaba la mayor libertad del territorio nacional en cuanto a horarios comerciales y una de las más elevadas de Europa.

La gran mayoría han decidido abrir sus puertas, aunque algunas lo han limitado solamente a media jornada. ¿Por qué será?
Sea como sea, me cuentan que las ventas de estos dos primeros fines de semana de apertura, han sido entre un 15 y 20 por ciento más bajas que las del peor día de entre semana y solo comparables con las de días muy negativos como los de las grandes nevadas que bloquean carreteras, etc. Y además, esas ventas han restado cerca de un 10% a las ventas del resto de días de la semana, lo que representa un “comidos por servidos”, ya que con lo perdido entre el sábado, lunes y martes, las ventas ya se encontraban en la línea de una semana previa a la liberación. Con esas ventas, podemos asegurar que los gastos superan a los beneficios, esto es, están perdiendo dinero.

Así pues, ¿qué es lo que motiva a las grandes superficies a abrir sus puertas si esos días su beneficio operativo es negativo?
Básicamente el tratar de acaparar más tarta del reparto de la cuota de mercado gracias a que muchos de sus competidores no se pueden plantear el hacer eso ni tan siquiera a pérdidas.

¿Pero esa lucha por la cuota de mercado la van a llevar a cabo a cualquier precio? Evidentemente no. Y para ello, como las ventas no suben, habrá que reducir los costes y si luz y demás servicios no pueden reducirse, sino que además verán incrementada su factura por la subida del IVA, ¿de dónde vendrán “los recortes de gastos”? Pues evidentemente de los gastos de personal.
A través de los medios de comunicación, se está hablando de miles de puestos de trabajo creados con dicha medida, pero lo cierto es que solamente se ha contratado a un 10-20%  de trabajadores necesarios para el funcionamiento de los centros (con contratos de 19h o similar), el resto de los trabajadores que acuden a trabajar en domingo, son los que lo hacen religiosamente de lunes a sábado o incluso trabajadores de las sedes. Y si se ha contratado a ese pequeño cupo de trabajadores, es porque aún no han tenido el visto bueno de las autoridades para “cargarse” los contratos y clausulas que limitan el número de festivos trabajados por los empleados más antiguos, que van desde los 7 a los 20, siendo casi ridículo el número de trabajadores que no tenían la obligación de asistir a su puesto de trabajo en festivo. Pero al amparo de la nueva reforma laboral y con la firma del convenio el próximo año, todo esto cambiara y esos puestos se esfumaran. Como casi con total seguridad se esfumaran los pluses de 12€ por mes por trabajar los domingos o los que se cobraban a partir del 8º domingo trabajado, amén de otras medidas como los turnos partidos, los cambios horarios a criterio de la empresa o la disponibilidad geográfica.

Me cuentan que ha habido rabia y lágrimas por parte de los empleados de estas empresas al ver que no tendrán ni un solo festivo para disfrutar con sus hijos durante más de dos meses seguidos ni en verano ni en los meses de noviembre y diciembre. La conciliación de la vida laboral y familiar ha saltado por los aires y los derechos de los trabajadores han retrocedido a los tiempos de la posguerra.
Todo esto plantea una situación en la que los grandes no ganan más, los pequeños cierran y los medianos ante la imposibilidad de seguir el ritmo se verán en gran medida avocados tambien al cierre. ¿Habéis visto que Supermercados Madrid está cerrado? Y se rumorea que el Supersol de Batalla de Bailen seguirá esos mismos pasos. Ya no estamos hablando de negocios familiares, estamos hablando de medianas empresas.

No es que uno sea Santiago Niño Becerra, pero lo cierto es que mi evaluación o diagnostico del comercio local que realice el año pasado se ha ido cumpliendo en buena medida, no había ni hay demanda de nuevas aperturas para la zona de la ITV ni veremos al Planetocio como hace cinco años, (interesados, revisar las entradas relativas en el archivo de noviembre de 2010). Así que afortunadamente la maravillosa operación que nos han querido colocar los políticos de uno y otro signo no se llevaron a cabo y no parece que se puedan dar en un largo plazo.
Ahora vamos a ver si esta segunda parte se cumple y el pueblo aupado por sus políticos locales, regionales y nacionales vamos a la quiebra total, tanto en lo económico como en lo social. Cada uno que obre con lo que su conciencia le dicte.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay aspectos de la libertad que a Vd. singularmente le preocupan y en concreto este, que a mi entender, y siempre referido a este pueblo, resultan especialmente irrelevantes. En todo caso cedase a la perspectiva del tiempo (algo mas de una jornada hombre) los resultados en Villalba. Como tuve oportunidad de comentar aquí mismo cuando Vd. trato anteriormente este asunto, en los paises, ciudades o poblaciones (si quiere las detallamos en otra ocasión) los resultados han sido optimos. Las ventas, la eficacia y la productividad han aumentado. Deje Vd. a los agentes del mercado; empresas, consumidores y trabajadores, a optar por cuanto estimen conveniente, dentro del marco legal para decidir EN LIBERTAD lo que les interese.
El problema de Villalba es otro, Vd. deberia saberlo: La falta de una idea integradora para este pueblo que hiciera compatible la potenciación del comercio tradicional con el de las multinacionales y grandes empresas nacionales ha brillado por su ausencia. Aqui solo se planificaba para la especulación inmobiliaria ,mientras el comercio tradicional decaia año tras año, sin que nadie diseñara espacios con infraestructuras modernas. Así nuestro pueblo fue perdiendo competitividad incluso con los circundantes, hasta que aquel arquetipo de "capitalidad serrana" quedó en un puro sarcasmo.
Ignoro las fuentes en las que Vd. se basa (me las supongo) pero si tiene a bien exponerlas, las contrastaremos con las oficiales.
Se ha preguntado Vd. -y esta si estimo que es la gran cuestión- cuantos Villalbinos han acudido a gastarse los cuartos al "Carralero", "Gran Plaza II" "Európolis" etc. Otros andan mas listos desde hace mucho tiempo. Por cierto, recuerda Vds. comercios tradicionales de la Calle Real, que han cerrado antes de la promulgación de la libertad de horarios.
Este es el "indice Kafkiano" ese que Vd. cita. El Castillo que se pierde en el laberinto de la ineficacia socialista.

Luis F. dijo...

Anónimo, no eres más pedante y redicho porque no entrenas.

llama_82 dijo...

Amigo anonimo #2.

Lamento que un colectivo de mas de un millar de personas (mas sus familias) te resulte irrelevante, pues eso te etiqueta como persona. Pero por desgracia en este pais, todo el perjuicio al projimo es irrelevante mientras no me toque a mi. Eso si, el dia que me toca soy el primer indignado.

No se cuanta gente va hasta el Carralero o Torrelodones, pero te puedo asegurar que con la medida de las aperturas todos los festivos, al segundo le quedan los dias contados. Por contra si se que en mi familia se compraba con cierta frecuencia en Supermercados Madrid y que ya no lo pueden hacer, por ponerte un ejemplo.

Recuerdo que me dijeron en clase de etica, que la libertad de uno mismo acaba donde empieza la de los demas. Desgraciadamente, en este caso, la libertad de unos esta atentando contra los derechos de otros.

Anónimo dijo...

Algunos han de entrenar para profundizar en los elementos que conforman un analísis de las cosas que pasan, mientras otros solo les resta seguir entrenando en la noria.
Y los que ponen etiquetas y dan clases de moralina, sencillamente, nada, ni una sola respuesta ajustada al debate, ni un solo argumento que contraponga. Pero eso si, nos pasamos por la casa del pueblo a renovar el "kit" de ideología y así ayudamos a nuestro señor, el partido que perdió las elecciones. Pero oiga, Vd. en realidad vive en Villalba??.

llama_82 dijo...

toda mi vida desde hace mas de 40 años. Usted supongo que cerca de Genova.

llama_82 dijo...

toda mi vida desde hace mas de 40 años. Usted supongo que cerca de Genova.

llama_82 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Pues, aunque ignoro la utilidad que pueda tener este dato para el tema que aquí se aborda, le informo que de mi casa a esta gran ciudad, median cerca de 1500 Km. por carretera. No hubiera sido flaco honor ser paisano de Colon, pero no es el caso.
Frio, frio. El etiquetado no debe ser uno de sus fuertes. Esto sucede cuando en lugar de debatir sobre ideas, no obsesionamos con buscar perfiles socio/sicologicos en quienes se oponen a nuestros argumentos.
En todo caso, en el asunto que Vd. a traido aqui, como en todos, solo deseo lo mejor para mi pueblo y para el subconjunto de gente honrada y trabajadora que lo conforma. Un saludo.

Luis F. dijo...

Lo dicho: pedante hasta el fanatismo.

llama_82 dijo...

Aqui si alguien ha empezado el tema del etiquetado ha sido usted. Empezando por quitarme mi condición de villalbino.

Al final este a 1500km o a la vuelta de la esquina, me parece que tiene una visión parcial de lo que es el dia a dia de este pueblo por mucho que haya estado vinculado a él.

Podia empezar por asimilar que existen mas de 60000 villalbas distintas, tantos como habitantes en este pueblo y que cada uno de nosotros lo vivimos y padecemos de forma distinta.

Anónimo dijo...

Si como Vd. afirma existen tantas Villalbas como villalbinos, entonces,Vd. mismo infiere que su opinión tambien es parcial, estando integrada en tal colectivo.
En cambio, se permite, por su cuenta atribuirse la opinión de un colectivo, que, que se sepa, no le ha designado para representarle.
Luego debe Vd. considerarse en posesión de la objetividad, dejando para los demas la sunjetividad. No se da cuenta....
Si esta muy bien que le interesen los asuntos de mi pueblo, pero con el tiempo que afirma pertenecer a él ya ha tenido tiempo de conformar un criterio que incluya los episodios en el acaecidos con mas perspectiva en el tiempo, porque para explicarse el presente, y sobre todo proyectar el futuro hay que ampliar mas el rango que lo que Vd. acostumbra.

llama_82 dijo...

No soy portavoz de nadie. Pero si que me interesa contar lo que otros callan o nos muestran sesgadamente como hacen cada dia los "desinformativos de Telemadrid"

Anónimo dijo...

Si, cierto, los mejores, y si pudieran, los únicos los de la secta, esto es El Pais y La Ser. Donde su CEO, el progesista Sr.Cebrían, cobra 12,7 Millones de Euros, mientras su empresa esta aplicando EREs, con la Ley actual. Que bonito!!

llama_82 dijo...

No es Prisa mi plataforma informativa de cabecera.Y la sexta de vez en cuando para compensar si he visto Telemadrid, la cual es publica y tiene a personajes chupando a base de bien y cuando le toque el ERE ya me contaras.

Anónimo dijo...

Perfecto, si es público, e ineficaz, pues se privatiza y en paz. Bueno, Canar Zú, TV3 y ETB, que queden como están, por que esas si que son imparciales. Como lo sería RTVE si fuera jefe de informativos Guayoming. La que hubo aqui en el pueblo suprimirla ha sido un error, dado que con J.P. era implacable. Enternecedor.

llama_82 dijo...

Si no fuese porque el cerrarlas lleva a miles de personas al paro, te aseguro que no me causaria ninguna pena el cierre de ninguna televisión pública. No lo considero un servicio esencial.

La privatización de estas cadenas no lo veran nuestros ojos, pues han sido convertidas en vehiculos de propaganda politica que solo tienen su razon se ser y sustento en eso.

Respecto a la televisión de aqui, no era publica. El ayuntamiento tenia un altisimo presupuesto de publicidad que gastaba en ella, como hace ahora con un periodico propio y otros privados y nada distinto a lo que hacian ayuntamientos como el de Alpedrete o Moral con gobierno del PP.

Lamento mucho que dejase de emitir, pues aún cuando no he compartido muchas veces los puntos de vista de sus programas, su desaparición nos deja sin poder ver y saber cosas a las que antes teniamos acceso.

Anónimo dijo...

La cosa es que a muchos les molesta la LIBERTAD y prefieren el dirigismo monolítico del estado (en cualquiera de sus vertientes)... deberían irse a Cuba!

El pequeño comercio en Villalba siempre ha sido una mierda. Siempre se ha desaprovechado cualquier espacio comercial y siempre se han quejado, sin poner ningún medio para dejar de ser el cuarto del buhonero que siempre han sido.