miércoles, 27 de junio de 2007

Un dia inolvidable

El pasado fin de semana empezaron a reponer la archifamosa y aclamada serie infantil de dibujos animados Heidi. En la presentación de la misma, la niña iba volando en una nube por los Alpes. No se si sería la misma, pero en una nube creo que nos sentimos la mayoría de los que pudimos disfrutar de la experiencia del pasado día 20 de Junio en las nuevas instalaciones deportivas de Collado Villalba.

Después de toda la parafernalia asociada al “politiqueo” comenzaron los actos puramente deportivos, en este caso centrados en el atletismo. Competiciones de velocidad para niños así como salto de longitud, etc.… La verdad es que aquí también la chapuza estuvo presente, porque resultaba un poco triste ver carreras con solamente tres o cuatro chavales. Señor Capilla, ¿tanto cuesta pegar un telefonazo a algún club de Madrid o mejor aún a los colegios del pueblo para que manden un par de chavales cada uno?

El caso es que una vez allí en el caos organizativo, no sabíamos bien si habría la famosa “carrera popular” que dijeron que se realizaría, ya que no se veía ninguna señal de la misma así que decidimos preguntar a un policía que nos dijo que si, que en poco mas de media hora se daría la salida. Así que decidimos que otra ocasión como esa para pisar la pista de atletismo tan bien acompañados no la volveríamos a tener y salimos disparados hacia la salida.

Allí el ambiente también era casi nulo. Únicamente las dos motos de policía y una furgoneta de la concejalía de deportes nos hacia intuir que se iba a celebrar una carrera. Nos apuntamos a la misma (aún no se por que se pedía tal requisito) y recogimos la camiseta conmemorativa del evento con la que nos pidieron que corriéramos. No había en ese momento más de una decena de corredores a pesar del reclamo de las grandes estrellas que nos iban a acompañar y que llegaron justo a la hora de la salida que se retraso por culpa de la falta de comunicación existente en el evento.

Sin embargo esa espera fue un momento muy placentero, ya que los pocos afortunados que allí nos dimos cita pudimos disfrutar de un maravilloso intercambio de experiencias con dos de los atletas mas laureados de atletismo español. Ya antes, en el mismo estadio tuve la ocasión de poder hablar un poco con Martín Fiz en un pequeño grupo con otros dos miembros del club. Le estuvimos hablando de la Media Maratón que organizamos y le invitamos para la edición del año que viene a lo que respondió que tomaba nota y que le parecía una iniciativa muy buena y que los números de participación de la edición de este año eran muy importantes, ya que en otras ciudades mayores o en carreras ya consolidadas no se alcanzan esas cifras. En la entrevista que sacaron días después en Localia me sorprendió muy gratamente el que se acordase de casi todos los datos que le dimos de la prueba.

En la Plaza de la Constitución, iban pasando los minutos y aparecieron otros pequeños grupitos de atletas hasta conformar la escasa participación que nos dimos cita en el evento. Todos asediando a los “ídolos” que pacientemente soportaron los interrogatorios y el intercambio de experiencias de los ilustres populares como “Prisillas”, “El Mudo”, “Ppong”, “Melchor” y los “paquetes” que allí estábamos. Se recordaron anécdotas de todo tipo como las del día inolvidable en que Cacho gano la medalla olímpica o el impresionante mitin de Zurich. Claro esta que Martín no tiene nada que envidiarle con ese otro antológico día del triplete español en la maratón Helsinki. Además es impresionante la buena forma que aún tiene (su trabajo le costara mantenerla) y lo volcado que está con el deporte popular.

El caso es que tras una sesión de fotos en el ayuntamiento por fin se dio el “pistoletazo” de salida a la voz de “preparados, listos, ya…” del alcalde mientras con sus dedos simulaba el tener una pistola. Vamos como en las carreras de colegio.

Salimos por la plaza hacia abajo a un ritmo suave, ya que estaba claro que aquello no era una competición sino un “rodaje de placer” en compañía de dos de los mas grandes del atletismo. Nos dirigimos hacia la dehesa y entramos en ella para hacer casi una vuelta completa mientras seguían las anécdotas de carreras y competiciones. Me parece que fue Fermín Cacho el que dijo que teníamos un magnifico sitio para entrenar, refiriéndose a la dehesa. En estas que “Prisillas” y “El Mudo” le retaron para subir al Cerro del Telégrafo, pero este dijo que ni hablar del tema que el ya no se pone las zapatillas para sufrir y la montaña como que no le llamaba, algo que ya había comentado también Martín Fiz, que había hecho una carrera de ese tipo y no mas. Así que Fermín tachó a los del “Tierra Trágame” de locos por aquello de los maratones alpinos y las carreras de 100kms y cosas así. Por cierto, que según bajábamos por la dehesa nos cruzamos con el “abanderado” de este grupo, el señor “Tragamillas”, que como siempre allí estaba corriendo como otros tantos “a su bola” sin sumarse al evento.

El ritmo se fue acelerando poco a poco pero se podía seguir, ya que afortunadamente Fermín Cacho decidió ignorar a todos aquellos “inconscientes” que trataban de retarle para que hiciese un ultimo kilómetro al mas puro estilo de la final de Barcelona 92’. Al salir de la dehesa para entrar ya en el estadio el grupo se había empezado a fraccionar ligeramente, por lo que hubo que proceder a un reagrupamiento para poder entrar al mismo todos juntos. Por cierto que la entrada es un tanto peligrosa para carreras masivas o de larga distancia, ya que la pendiente es muy pronunciada y el firme era irregular.

Una vez dentro del estadio se dio una “vuelta de honor” para recibir los aplausos de los allí congregados y nuevamente se trato de picar a Fermín para que hiciese el ultimo 400 a ritmo de competición. Saltó Martín Fiz al grito de “vamos 54” refiriéndose al tiempo que tardó Fermín en esa distancia en la final olímpica a lo que Fermín contesto que no que “en 50” que fue el tiempo que verdaderamente tardo en ese glorioso día. Pero ni se inmuto en acelerar el ritmo, de forma que al final entramos todos en grupo de forma armoniosa y sin sofocos excesivos. Aunque la velocidad al final fue de menos de 5’ el Km. siempre muy favorecidos por el recorrido a favor.

Una vez finalizada la prueba, los maestros siguieron impartiendo cátedra entre los aficionados en un improvisado clinic que abarcó desde la estrategia en carreras de medio fondo hasta la colocación de los fosos de lanzamiento en un estadio (el nuestro los tiene al revés) así que no es recomendable correr si hay un tío dispuesto a hacer lanzamiento de martillo.

Y mientras estábamos en esas magnificas lecciones se procedió a la disputa de una prueba femenina de 1500m con solo tres atletas en la cual la supremacía de las “gacelas” del club local fue apabullante y eso que tampoco se esforzaron en exceso, pero es que las hermanas Beatriz y Elena Esteban son dos figuras de este deporte de las que seguro se hablará en el futuro. Martín estuvo muy atento a sus evoluciones y afirmo que ya venia siguiendo a Beatriz desde hace tiempo, algo que seguramente tuvo que gratificar a la joven al recibir la medalla conmemorativa de manos de los dos campeonísimos.

En definitiva, que los pocos allí presentes disfrutamos un montón del evento y de la oportunidad que el caos en esta ocasión nos brindó de podernos mezclar con nuestros ídolos, lo cual no sirve como excusa y muy al contrario solo hemos de criticar el que se organicen las cosas de forma tan pésima, algo que no se merecieron nuestros invitados que tuvieron que estar mas de tres horas en el pueblo “pintando la mona”, siempre con una sonrisa en la boca y muy por encima del evento al que habían sido invitados.

Editado el dia 28-06-07
Estas son una serie de reflexiones que dejo aqui con motivo de la celebración el domingo de la clasica popular de las 3 Leguas de Collado Villalba, organizada por los mismos que el acto del miercoles 20.
El cronometraje fue un desastre y responsabilidad del departamento de informatica del ayuntamiento, al cual hay que agradecerle que tardase dos dias en subir los datos de los poco mas de 300 participantes, cuando en otras carreras lo tienen casi en tiempo real. Me imagino que será a este departamento al que habria que preguntar el motivo de que el premio a la tercera clasificada en categoria veteranos este en posesión de alguien que no aparece en las listas de llegados. Resulta que corrieron no mas de 10 personas en esa categoria y se detectan ademas de ese fallo, otra que no estaba inscrita como tal sino como hombre (tal vez se equivoco de carrera por la de esta semana, que se corre en Madrid con motivo del dia del orgullo gay). Esto provoca que la que en un principio iba a ser tercera pase a ser cuarta y quedarse sin premio, pero la tercera tampoco resulta premiada por esa otra persona no inscrita, que oh cosas de la vida, resulta ser empleada del ayuntamiento y mas concretamente de la concejalia de deportes.
La otra cuestion es ¿Por qué motivo la nueva concejala llego casi con la ceremonia de entrega de premios concluida? y eso que llevaba un buen retraso. Mal empezamos señora Rosana Crespo. En otro caso se le aplicaria el principio de darle credito por ser nueva, pero desgraciadamente este personaje lo agoto todo con la crisis desatada en el seno de la policia municipal.


Momentazo el que nos hizo vivir en aquel maravilloso año

1 comentario:

ciudadan@s dijo...

Estupendo artículo. ¿Qué pensarían esas estrellas del atletismo ante tanta chapuza?