domingo, 20 de marzo de 2011

Cuidemos lo de todos.


Aprovechando el buen tiempo reinante en la sierra este fin de semana y la extraña coincidencia de mi fin de semana libre con el mismo, he tratado de llevar a cabo actividades que normalmente no puedo llevar a cabo por culpa de mis terribles horarios laborales y mi sueño indomable.


Comenzamos el viernes por la tarde sucumbiendo a la inercia de las masas y viendo Torrente IV. Que conste que la entrada me salió gratis y que en cierto modo era una parte del plan de la noche indispensable para poder continuar más tarde con algo más acorde a mis gustos. La película no defraudará a los seguidores de Segura, pues es más de lo mismo y a los que no sean seguidores del fenómeno Torrente, pues no les queda posibilidad de recurso, sabían a lo que iban. Risas de humor “guarrete” y el juego de “encuentra todos los cameos”. Algunos estaban bastante bien, pero la película es lo que es y da para lo que da.

Después una copita en un local de Majadahonda con música en directo. Bastante bien los dos grupos que tocaron durante el tiempo que estuve allí. Local viejo, pero habrá que volver a ir y comprobar si las actuaciones tienen ese nivel como cosa habitual y si hay mas ambiente los sábados, día en que puedo salir con más frecuencia.

Nos adentramos en el sábado. Aprovecho el extraordinario tiempo reinante y desempolvo la bici que permanecía guardada en el garaje desde hace unos meses. El día es inmejorable y me dirijo a la zona de Valmayor sin forzar, que la espalda y caderas me llevan dando guerra desde hace algo más de un mes, pero espero que el cambio de actividad por una con menos impactos sea favorable para poder llevar a cabo ejercicio sin pasar excesivos sufrimientos.

Por el camino grupos de ciclistas, de corredores, de gente montando a caballo e incluso una perdiz saludan a mi paso. Bonito paisaje y un embalse con un nivel de abastecimiento que garantiza el suministro de agua para todo el año gracias a las lluvias y nieves del invierno.

Ya por la noche, un error de cálculo hace que tenga que cancelar la salida nocturna por los madriles, que es sustituida por una velada en la sala que Antonio Andevalo lleva ahora en el restaurante Hipódromo en la subida al puerto de Navacerrada a la altura de Becerril. El local es más amplio y está bien, aunque los juegos de cartas cuestan más seguirlos. La actuación ha corrido a cargo de Luis Boyanes, un mago que mezcla los trucos con grandes dosis de humor. Muy buen show.

 
Y ya en la mañana de hoy me visto de corto para salir a disfrutar de una carrerita, pero desgraciadamente, mi cadera y lumbares me dicen basta de inmediato. Qué bonita jornada para disfrutar de una salida trotona me he perdido, pero no he querido renunciar al placer de un paseo por algún parque y de paso hacer sitio a la comida, ya que me había metido un buen desayuno ante la salida interruptus.

Al final, el destino elegido ha sido el parque de El Coto de las Suertes. Un enclave que tenía en la mañana de hoy una gran actividad. Gente haciendo Tai Chi, paseando con los niños, los perros (convenientemente atados o en las zonas caninas), corriendo, montando en bici o simplemente tomando el sol. En definitiva, una maravilla. Pero una maravilla que hemos de cuidar entre todos, porque hay ciertas partes del parque que se ve que son objeto de botellones y allí puedes encontrar vasos de plástico, bolsas, botellas de cristal tan peligrosas en cuanto la temperatura comience a subir y el verde se seque y el efecto lupa de los rayos del sol puedan provocar conatos de incendios. Quiero suponer que el parque se limpia con la frecuencia necesaria y que esos restos eran principalmente del día de hoy, pero tal vez los caminos deberían tener más papeleras, de tal manera que se le ponga a la gente más fácil la recogida y que si alguien se encuentra un resto dejado por otro pueda depositarlo sin tener que cargar con él durante un buen rato.

Un fin de semana en el que he visto la belleza del paisaje de Collado Villalba y sus alrededores, pero también la fragilidad del mismo. Ojala podamos conservarlo al menos como esta ahora.

4 comentarios:

Manolo dijo...

LA PÉSIMA EDUCACIÓN DE UN ALCALDE PREPOTENTE EN SUS ÚLTIMAS HORAS DE SEGUIR HACIENDOSE EL CHULO.

Así responde a un vecino en Facebook.

José Pablo González Durán.

Señor quien seas: Claro que no tienes obligación de saberlo. Faltaria mas. Pero porque no piensas que quizá no sabes de lo que hablas en vez de pensar que es un error de los demás? Un poco de humildad siempre es bueno. Mejor preguntar antes de afirmar la existencia de errores.

Manolo dijo...

Y máxime cuando el error es efectivamente de la nueva web, que pone textualmente: "Tarifas válidas hasta el 31 de diciembre de 2010". Más claro que el agua.

Pero al dictador no le sale eso de reconocer errores propios.

Como dice él mismo: "Pero porque no piensas que quizá no sabes de lo que hablas en vez de pensar que es un error de los demás? Un poco de humildad siempre es bueno". Las faltas de ortografía son del texto original del licenciado.

llama_82 dijo...

Pues como has podido observar, la cosa no ha ido a mejor.

En fin... Con que facilidad se les olvida que estan en el cargo por votación popular y que nos tienen que representar a todos independientemente del color de nuestro voto y respetar un derecho constitucional como es el de la libertad de expresión.

Anónimo dijo...

Sobre el coto de las suertes ademas de la suciedad el problema es que los niñatos rompen las botellas en zonas donde estan los niños (como el miniparque)

Yo vivo en las suertes e iba a menudo con mis hijos al coto y al parque pero he tenido que dejar de hacerlo ante lo peligroso que se caigan y se claven los cristales.

Eso lo principal, lo secundario lo guarro que esta todo y te puedo confirmar que limpiar, se limpia poco. La misma porqueria lleva varios meses y porque algunos tiramos a una papelera (estas si las limpian) lo mas gordo y/o peligroso

Una pena que una zona tan grata se este echando a perder (justamente desde que quitaron los burros y las ovejas por presupuesto.

Ademas es facil, siempre son los mismos jovenes los que estan alli, con lo cual en un par de redadas podrian sacar dinero por las multas de llevar drogas encimas y que se dispersaran por un tiempo. Pero llamas a la GC y los municipales y ya te dicen que lo saben, que envian un coche, etc... Encima unos cuantos echan carreritas con sus coches hasta llegar a la piedra grande