lunes, 30 de julio de 2007

De Ramses a Cleopatra

Cuando allá por el mes de diciembre del pasado año decidí embarcarme en esta aventura de contar las cosas que han pasado o están pasando en nuestro pueblo, por un tiempo dude en si debía ceñirme al ámbito de Villalba o ampliarlo hasta llegar a cubrir un espectro más amplio. El caso es que por un momento estas “Crónicas Villalbinas” estuvieron a punto de ser “Crónicas Serranas”. Finalmente desistí, ya que me parecía bastante difícil el llegar a enterarme de cuanto pasa en mi pueblo como para querer meter la nariz más allá de sus pequeñas fronteras.

Sin embargo en este post voy a hacer la excepción, ya que el tema a tratar aunque localizado en Alpedrete se da en casi todos los pueblos. Además el punto concreto de donde hablo es un lugar casi más cercano a Villalba que al mismo Alpedrete y es una ruta de paso para muchos amantes del deporte al aire libre y la naturaleza.

Ya en otro post hice mención al lugar del que os voy a hablar. Se trata de parte de una vía pecuaria en la que parece que algunos piensan que todo el monte es orégano y que pueden disponer de ella a su libre albedrío saltándose todas las normas y leyes relativas a la protección de las cañadas y el medio ambiente.

Así pues, la zona de la que fuera macrodiscoteca “Cherry” presenta a día de hoy un aspecto deplorable y todo por unas autoridades que no velan por el cumplimiento de las leyes y a las que les importa bien poco el entorno paisajístico de sus pueblos, aunque luego quieran ponernos una venda en forma de parques urbanos. El caso es que cada vez existe más maquinaria en el lugar por el que discurre la citada cañada y ahora aparece incluso un vallado que hace casi imposible el paso en bici por el lugar. Es mas, es hasta sinuoso para el paso a pie, cuando allí existía un gran espacio libre como se puede observar en las fotos por si alguien no conoce el lugar.

El caso es que a las famosas escombreras de las obras de la A6, que parece que se perpetuaran de por vida en el lugar hasta el punto de que uno ya casi ni las presta atención porque lo considera una batalla perdida, se han unido ahora esas mastodónticas maquinas cuyo olor a petróleo y sus derivados impregnan todo el lugar.

Y para colmo de males, como basura llama a basura, el lugar se esta convirtiendo el vertedero ilegal de aquellos que hacen sus pequeñas reformas en casa o de algún servicio de contenedores que parece querer saltarse las normas. Si bien, no se por donde entraran ahora esos vehículos si el acceso mas común esta vallado y no se puede circular en vehículo por la zona. Interesante caso para que la policía se ponga a investigar.


El caso es que sin duda alguna las autoridades deberían ponerse manos a la obra y recuperar ese espacio, ya que a día de hoy es un autentico punto negro dejado de la mano de dios.


Maravillosas escombreras.











Amplitud de espacios en la cañada y otra montaña más.

2 comentarios:

ciudadan@s dijo...

Nuestras autoridades tienen otras prioridades. No hay más que recordar qué es lo primero que hicieron al empezar la legislatura. Eso mismo.

llama_82 dijo...

Ayer pase nuevamente por las inmediaciones de la antigua discoteca y la montonera no para de crecer.